Autor Tema: GR 11 - Etapa 15 Balneario de Panticosa - San Nicolás de Bujaruelo  (Leído 1694 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 2201
GR 11 - Etapa 15 Balneario de Panticosa - San Nicolás de Bujaruelo
« en: 05 de Octubre de 2021, 18:24:21 pm »
La ruta parte de Baños de Panticosa, para remontar la ladera bajo el Sarrato, enlazando la tubería, y luego subiendo por encima del Ibón Bajo del Brazato a la majada homónima, al borde del Embalse del Brazato. De aquí paamos a los ibones altos del Brazato, y ganamos el techo de la jornada, el Puerto Viejo del Brazato. Comenzamos lo que será un largo pero agradecido descenso, pasando por los Ibones de los Batanes, y descendiendo el barranco homónimo hasta encontrar la cuenca del río Ara, adonde baja el camino a Francia por el Puerto de Arratile, a los pies del imponente macizo de Viñamala. Desde aquí hasta el final de etapa, seguiremos el curso del río, pasando por majadas, y dejando a los lados atrayentes barrancos. Así bajamos hasta la majada (y refugio) de Cerbillonar, dejando a la derecha el barranco de Espelunz, adonde nos daría acceso el Puente de la Montaña Bergua. Seguimos bajando dejando a la izquierda los barrancos de Labaza y Abé, y a la izquierda el de Vila, adonde podríamos acceder por el Puente Abé. Tras dejar a la izquierda el barranco Cardal, dejamos a la derecha el Valle de Ordiso, adonde nos daría acceso el puente homónimo, y llegamos al Refugio de los Pastores del Vado, de donde en adelante ya nos lleva una cómoda pista por un hayedo, que abandonaremos antes del Puente de Oncins, para atravesar las bonitas praderías de Laña Larga, cruzando la pasarela que nos deja pasar el curso de agua que baja desde el Puerto de Lapazosa (que cruza a Francia) por el Barranco Sandaruelo, quedando ya sólo un pequeño paseo para hacer fin en el puente románico que da acceso al refugio de montaña de San Nicolás de Bujaruelo.


De esta manera se recorren 21'24 kilómetros, con 984 metros de desnivel acumulados positivos y 1291 negativos, que se salvan en 7 horas a ritmo fuerte (número en dirección a Bujaruelo).


Comenzamos a andar en el refugio Casa de Piedra, dejando a nuestras espaldas el Barranco del Río Caldarés, y tomando al frente para cruzar el parking hasta ver un puente a mano izquierda, que cruzamos, siguiendo por una zona rodeada de jardines donde seguimos al frente dejando los edificios del balneario a la izquierda, y llegando a unas escaleras, que subimos, hasta un edificio en ruinas, donde giramos a la izquierda, siguiendo una clara pista que zigzaguea por entre un tramo de pinos, hasta una bifurcación donde tomamos al frente, superando un estrecho rocoso, y ganando altura, ignorando al poco un sendero que se junta por la izquierda. Llegaremos a una estructura de protección para casos de aludes, y comenzamos a subir en zigzaguero, ignorando al poco un ramal a la izquierda que sube hacia la Cascada del Pino. En la siguiente curva ignoramos un ramal secundario a la derecha, y seguimos ganando altura y dando curvas, hasta salir del bosque a una zona de grandes rocas donde giramos a la derecha, ignorando el tímido ramal al frente que sube a las ruinas de servicio del Sarrato. Al rato salimos a una panda herbosa por donde subimos de frente para otro tramo de curvas y más curvas (en las primeras ignoramos un ramal secundario a la derecha que va hacia una caseta), hasta enlazar la tubería del Sarrato, que cogemos a la derecha, siguiéndola apenas unos metros, ya que al momento, en vez de seguirla hacia la zona del Ibón Bajo del Brazato, seguimos un sendero que sube a mano izquierda. Tras otro tramo de zigzagueo, ganamos altura en la ladera hasta que empezamos a flanquear hacia la derecha, hasta dar vista al Embalse del Brazato, a la altura de un murete, por cuya izquierda vamos para girar y ver un claro sendero que bordea el embalse por esa mano. Antes de llegar al cauce que desagüa los ibones altos de Brazato, remontamos la pedregosa ladera a su izquierda, dejando a la derecha el agujero de la canalización de desagüe, y siguiendo la ya herbosa ladera al frente y un poco a la derecha, saliendo a un colladete desde el que se ven los dos ibones. Es momento de evitar un sendero que se hace a la derecha, para seguir al frente por otro que flanquea la pedregosa ladera hacia el evidente collado que tenemos al frente, el Puerto Viejo del Brazato. En la canchalada, habrá tramos evidentes, y puntos donde tendremos que estar atentos a la señalización, perdiendo un poco de altura para evitar una arista rocosa antes de llegar al puerto. Una vez allí, no hay duda, hay que seguir el camino en descenso que baja hacia los Ibones de Los Batanes, claro y sin duda.


Pasaremos al lado del primero, y luego nos alejaremos un poco por la izquierda del segundo, negociando con tramos claros de sendero, y luego roquedal donde no lo es tanto, y y hay que estar atentos a las rocas, que algunas se mueven y no es momento de estropear un tobillo. Acabamos pasando a un tercero, llegando al mismo borde, y acompañamos unos metros al arroyo de desagüe, para tomar a la derecha, cruzarlo, y seguir la clara huella de sendero que se hace por esa mano, dejando que el arroyo caiga rápidamente, y nosotros de manera más lenta, saliendo a una preciosa vega llena de menadros y ramales, tanto del arroyo acompañado, como de otro que se junta en la vega por la derecha. La señalización nos pedirá cruzar varios de los cauces, al frente, y luego hacernos a la derecha, cruzando otros, para buscar un sendero de salida, ya dejando que toda el agua baje a nuestra izquierda. En el momento que bajamos a un rellano herboso, es momento de dejar la ribera en la que estamos, para cruzar a la izquierda, siguiendo un sendero que acompaña al arroyo hasta una cascada, y luego nos alejamos un poco para ir al frente, para irnos a buscar el cauce que baja de la imponente mole del Viñamala, y procedemos a cruzarlo, salvando otra menor, inmediatamente anterior. Ignoramos el sendero que sube a la izquierda hacia los Puertos de Arratille y el de Los Mulos, y comenzamos a bajar, por lo que será un largo y precioso valle, el del Río Ara. Mientras lo hacemos, pasaremos algún punto donde vierten sus aguas barranquillos laterales por la izquierda, que salvamos sin mayor historia, hasta salir a una pradería más llana, donde a la derecha se abre el enorme Barranco de Espelunz, y nosotros seguimos bajando por la izquierda, rebasando una manga de ganado, e ignorando el Puente de la Montaña Bergua, que queda a la derecha, sobre el río.


Si seguimos flanqueando por ese lado, cruzaremos los rocosos cauces que bajan del barranco Cerbillonar, y salimos al refugio homónimo, del que seguimos al frente, para tras un par de curvillas, comenzar de nuevo a perder altura. Mientras lo hacemos, nos cruza por la izquierda el Barranco Labaza, y a la derecha al otro lado del río el de Vila. De nuevo por la izquierda nos cruza el Barranco de Abé, y abajo nos queda el puente homónimo, que da acceso a Vila. El sendero


Tras un tramo de sendero entre pinos, rebasando una fuente poco surtida, el camino atraviesa Picamartiello, un tramo tallado en la misma ladera de roca, a cuya derecha vemos una pasarela metálica que da acceso a la ladera del Solano, y seguimos adelante pasando otro barranco que nos cruza de la izquierda, el de Cardal.


Ahora vamos a ganar un poco de altiura de camino a un colladete, que rebasado, deja una ruina de cabaña a la izquierda, mientras vemos a la derecha abajo el Puente de Ordiso, que da acceso al barranco homónimo. Mientras vamos perdiendo altura, ignoramos un ramal que baja al puente a la derecha, y seguimos hasta que aparece el Refugio de los Pastores del Vado, dejando a la derecha el acceso principal al puente y tomamos al frente ya que desde aquí parte una pista por la que bajamos. La seguiremos fielmente, rebasando una cancela, y pasando un arroyo que atraviesa el vial, hasta que al salir del bosque la vista deja boquiabiertos, viendo ya las praderías de Laña Larga abajo, y el Barranco de otal a la derecha.


Atravesamos una media galería excavada en la roca, y rebasamos otra cancela, hasta una bifurcación donde abandonamos la pista principal, por otra a mano izquierda, que nos lleva a atravesar una preciosa zona de praderías donde seguimos la huella de camino hasta una pasarela metálica que libra las aguas que bajan del Barranco de Sandaruelo (acceso a los puertos de Lapazosa, y de Bujaruelo o Gavarnie a Francia), tras lo cual buscamos a la izquierda del sendero que continúa por entre la zona de bosque bajo, atravesando otra pradera y pasando al lado de un bunker, hasta llegar a una bifurcación donde a la derecha ya tenemos el inmediato puente románico (a la izquierda subimos hacia el Barranco Sandaruelo y Francia), que ignorando la siguiente etapa que sigue la ribera del río a la izquierda, nos da acceso al fin de etapa, en el refugio de San Nicolás de Bujaruelo.


Ahí van unas fotos de la jornada:






































































Adjunto un archivo kmz, editado a partir del gpx original, grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!