Autor Tema: Guía de caminos y sendas del Monte Buciero 2/3  (Leído 1194 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1120
Guía de caminos y sendas del Monte Buciero 2/3
« en: 21 de Enero de 2016, 14:57:55 pm »
Esta es la primera parte de la descripción de rutas de la Guía de caminos y sendas del Monte Buciero.


Este camino corresponde al ya explicado SL-S1 Ecosistemas del bosque ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=2265.0 )



Este camino corresponde al ya explicado SL-S2 Camino del Salticón ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=3262.0 )



Este camino corresponde al ya explicado PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=1975.0 )



Este camino corresponde al ya explicado PR-S.50 Culminaciones del Buciero ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=1974.0 )



Igualmente este camino corresponde al ya explicado PR-S.50 Culminaciones del Buciero ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=1974.0 )



Igualmente este camino corresponde a la versión dura del ya explicado PR-S.50 Culminaciones del Buciero ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=1974.0 )



Igualmente este camino corresponde a la versión suave del ya explicado PR-S.50 Culminaciones del Buciero ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=1974.0 )



Este camino corresponde al ya explicado PR-S.218 Senda de Ascensión a Montehano ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=976.0 )



Comenzamos a andar subiendo por una pista cementada que bordea el cementerio de Argoños, que en unos metros se bifurca, y tomamos a la derecha...


...por un ramal cementado que sube por encima de la iglesia.


La pista gana altura de manera fuerte, y la seguimos, evitando cualquier pistilla forestal lateral...


...y terminamos la subida llegando a los depósitos de agua de Argoños, que bordeamos por la derecha.


A  esa mano encontraremos una pistilla a mano derecha (otra baja al lado de la arqueta de agua de la derecha) que cogemos...


...para rebasar un cutre cobertizo a los pocos metros.


Poco después llegamos a la entrada de una finca con cabaña, desde la que ya vemos la cima de Cueto Cabrero...


...y cruzamos el prado con cuidado para dirigirnos a la izquierda de la cabaña, donde unos solitarios eucaliptos indican la entrada al bosque.


A partir de aquí y hasta la cima, seguiremos las marcas amarillas que nos guían en la subida. Antes había unas negras que era fácil perder, ya que hay multitud de senderillos y sedos laterales en los que acabar enzarzado.


Así que comenzamos a ganar altura por entre los árboles...


...hasta que el terreno se va volviendo más rocoso e indica que llegamos a nuestro objetivo.


En el tramo final de subida vemos ya el farallón rocoso de la cima...


...y buscamos la herida en el mismo que nos deja avanzar.


Así llegamos al Reducto de Cueto Cabrero, construcción cuyos muros han llegado en muy buen estado a nuestros días...


...y desde la que podemos obtener una buena vista del monte de Argoños y Noja...


...así como del Buciero, las marismas y la desembocadura del Asón.


Si avanzamos por la corta planta del fortín, y nos hacemos a la derecha casi al final del mismo...


...podemos bajar entre las encinas cómodamente ya que el suelo está limpio entre ellas...


...y pronto encontramos unas marcas blancas que nos indicarán el camino de bajada hacia La Florista.


Tras avanzar un poco, llegamos cerca de una mole caliza, y aunque el camino invita a ir a la izquierda, la marca blanca nos pide girar a la derecha...


...por donde un claro y empinado sendero pierde altura por la ladera.


Así llegamos a una zona de claro inclinado, con abundantes matas de avellano y algún que otro bañadero, donde tomamos a la izquierda en descenso...


...para reencontrar las marcas blancas y seguir perdiendo altura.


Tras arrimarnos a una pared rocoso...


...el camino gira a la derecha para perder altura, con una fuerte pendiente.


La pendiente aumenta y el suelo empeora, volviéndose una auténtica pista de patinaje si ha llovido...


...hasta dejarnos en otra zona de claro en medio del bosque. Aquí tenemos varias opciones, 3 concretamente: tirar hacia el Collado de la Oración y llegar a Peña Lanza (la cima del Brusco), bajar hacia el lateral oeste de la playa de Berria, o bajar a la curva de La Florista.


Si queremos ir hacia el collado, tenemos que hacernos a la izquierda y volveremos a ver pintadas blancas que nos embocan a lo que parece una cambera...


...que deviene en unos metros en sucio sendero, y nos saca a un clarete en el collado.


Si seguimos adelante salimos a la despejada crestería, con una buena vista de Helgueras a nuestra izquierda, y con Peña Lanza frente a nosotros, alcanzable en unos minutos sin mucho problema (desde donde se enlaza el sendero de Berria a Helgueras).


Si queremos bajar a Berria directamente sin pasar por el collado, antes de volver a ver las pintadas blancas, a mano derecha vemos una marca y un discretillo sendero en bajada...


...que pronto se define más y se pone a perder altura.


A medida que bajamos, la huella del sendero se vuelve casi una trinchera o cauce...


...y pronto salimos al extremo oeste del arenal, donde bajamos a la izquierda para acceder al mismo, juntándonos con el sendero Berria-Helgueras. Desde aquí podemos ir a la curva de la Florista cómodamente girando a la derecha por un amplio y limpio tramo por la sombra de los eucaliptos.


Y la tercera opción, quizás la más limpia pero menos obvia en su inicio, es la de hacernos a la derecha nada más llegar al último claro en medio del bosque...


...enlazando una clara y amplia cambera.


Esta pronto gira a la izquierda, para ir volviéndose sendero y zigzaguear mientras pierde altura...


...y cuando su piso se vuelve más y más arenoso, nos indica la cercanía a su final.


Salimos así al sendero por los eucaliptos que viene de Berria, y si nos giramos a la derecha...


...veremos a escasos metros la curva de la Florista, en la carretera de Berria hacia Argoños.




Este camino ya está explicado dentro de la etapa 2B Santoña-la Venera del GRL ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=5016.0 )



Este camino comienza de manera discreta en el colladete conocido popularmente como las trincheras, viniendo por el SL-S1 (Ecosistemas del bosque) desde la zona del Helechal hacia el centro del bosque. Nada más llegar a las trincheras debemos buscar un senderillo entre la vegetación a nuestra derecha...


...por el que nos metemos, para tras unos escasos metros entre los arbustos...


...acceder a un clarísimo sendero, con firme bien marcado, y unas tenues pintadas blancas en los árboles, donde ignoraremos cualquier amago de desvío.


Al poco de avanzar por el sendero, encontraremos una clara bifurcación en forma de sendero en fuerte pendiente a la derecha (que sube a La Torca), que ignoraremos...


...y continuamos disfrutando del bonito sendero, donde al rato se aclara un poco la vegetación por la izquierda, dejándonos intuir la peña de La Rabona, lo que nos indica que vamos acercándonos al cruce.


Seguimos avanzando, ganando altura de manera muy sutil, y dejando alguna pequeña hoyuca donde veremos claros bañaderos de jabalíes...


...y poco después llegamos al Cruce de 5 Picos, donde a la izquierda se junta nuestro camino (blanco) con el rojo o de Las Cuestas.


No nos juntamos a esa mano, sino que nos hacemos a la derecha para continuar por un tramo de señalización roja y blanca...


...que poco después nos deja en la bucólica Poza del Agracio.


Siguiendo adelante, rebasamos el resto de otra antigua poza, ahora cegada y medio comida por la vegetación...


...y seguimos nuestro camino, rebasando una pequeña hoya que queda a mano derecha y que nos indica que el camino toca a su fin.


Ahora perderemos un poco de altura...


...y terminamos el sendero, enlazando con el camino principal del monte, poco antes de la llegada a Cuatro Caminos.




Este camino comienza, al igual que el anterior, de manera discreta, en el colladete de las trincheras, pero a la mano contraria, y nada más comenzar a perder altura por el camino rojo o de Las Cuestas, donde veremos un poste señalizador, donde tiraremos a la izquierda...


...para comenzar a andar un algo irregular pero claro sendero entre los árboles.


No abandonaremos el sendero principal, que básicamente mantiene la altura, por ningún senderillo lateral (que se han abierto varios para conectar con el de Monmejano y con el rojo)...


...y pronto salimos un tramo despejado, viendo frente a nosotros la peña de La Rabona.


Tras volver a meternos en un tramo de bosque, ignorando senderos laterales como hemos dicho...


...rebasamos los restos de unos muretes...


...y aparecemos en el prado de Los Gandules, donde lo rápido sería tomar a la derecha para entrar en su centro, pero éste se encuentra totalmente ocupado por un enorme zarzal.


Así que giramos a la izquierda para ganar unos metros de altura...


...encontrando un estrecho paso por la vegetación.


Unos metros después veremos ya un paso libre al extremo del prado, donde detrás del árbol que vemos a la derecha...


...encontramos la continuación del sendero que nos saque de Los Gandules.


El camino mantiene la dirección y gana poca altura durante unos metros...


...pero pronto gira a la izquierda para ganar altura rápidamente y de manera clara entre el arbolado...


...y tras unos metros finales donde parece haber senderillos laterales que ignoramos, enlazar con la variante suave de acceso a La Atalaya (PR-S.50 Culminaciones del Buciero).




Esta pistilla que acaba degenerando en callejo en la zona de Yusa, comienza en la pista cementada que une el Helechal y el Fuerte del Mazo con el barrio del Dueso. Una vez rebasada la entrada al centro del bosque (SL-S1), en mitad del descenso al Dueso, veremos la citada pistilla entre muros de fincas...


...por la que comenzamos a ganar altura, ignorando los senderos laterales de/y entradas a fincas.


Tras una curva a la izquierda...


...comenzamos a ganar altura bordeando las fincas que rodean a la elevación de El Peñal.


Finalmente llegaremos al punto más alto del camino, cerca de las fincas de Las Callejas...


...para tras unos metros de relativo llano, salir a ver tanto la playa de Berria a la izquierda como el Alto del Águila al fondo, momento en el que el camino se vuelve un simple y estrecho callejo...


...que nos deja frente a la estabulación de "el repatriado", en la pista cementada que sube de El Dueso a Yusa, a escasos metros de la "rotonda" de esta última.




El camino parte de la "rotonda" de Yusa, donde está la entrada a la estabulación de "el repatriado", y frente a nosotros vemos la pistilla que lleva a la cabaña de "los pasiegos", por donde tomamos...


...pero antes de la entrada a sus fincas, cogemos un angosto callejo a mano izquierda.


Tras un acceso a la finca del "repatriado", el camino se vuelve una amplia y limpia cambera...


...que nos deja en una portilla hecha con un somier, que da acceso a la finca de la Corona de Yusa, adonde entramos.


Una vez en el prado, seguimos de frente, en dirección al mar, para ver una huella en el cercano bosque...


...que resulta ser otra amplia cambera por la que perdemos altura en mitad del bosque.


Tras un rato perdiendo altura, con algún tramo de medio llano, llegamos a un par de fuertes curvas...


...tras las que salimos al final de la carretera del Dueso al Faro del Pescador (que podemos ver a la derecha) a la cual bajamos por una suerte de escalones en el afloramiento rocoso de la ladera.




Si empezamos en la zona de la Batería del Águila, justo en el acceso a la batería desde la Carretera Dueso-Pescador, veremos a la otra mano un senderillo que tiene un manchurrón azul de pintura...


...y que si subimos por él, en pocos metros nos mete en un claro sendero que cruza el bosque de dicha ladera.


El camino es una cambera de tamaño medio, que continúa sin dudas por la ladera...


...ganando o perdiendo pequeñas cotas de altura sin mayor problema.


Al rato, saldremos a una zona más despejada que ha sufrido los estragos de la fiebre pirómana de diciembre del 2015...


...y comenzamos a seguir los muros de las fincas de Cerro Cagigas (los Pradones del Dueso), mientras tenemos una vista fugaz del Fuerte del Mazo.


Cuando nos aparece también una finca por el lado derecho del camino, debemos ignorar un sendero en ascenso a la izquierda (que muere en un cobertizo), para seguir de frente...


...y poco después, tras pasar una cutre indicación (que dice "Faro"), el sendero se estrecha y cierra de vegetación, pero sólo durante un par de metros. De cualquier manera puede ser interesante el evitar este tramo por el prado de la izquierda.


Sin ya más problema salimos al borde de la finca de una vivienda...


...y ya desde aquí hay una clara pista que nos baja al barrio del Dueso.


Ignorando la entrada a otra vivienda y a alguna huerta...


...llegamos a lo que se conoce como la "rotonda" del Dueso, donde el camino es ya asfaltado, y podemos decidir entre subir por la izquierda el atajo del Dueso a Yusa, o entrar en el barrio a la derecha.




Justo a la llegada del camino de vuelta al monte (PR-S.49) al Faro del Pescador, veremos a mano izquierda un sendero donde destaca una pintada azul y una marca de desvío erróneo del PR. Este es el punto donde comienza la subida a la Roca del Agua.


El sendero es poco más que una empinada trocha entre el denso bosque...


...por donde vamos ascendiendo sin mucha duda, y siempre siguiendo las marcas de pintura azules.


En cierto momento de la subida el terreno cambia, pasando a ser más pedregoso, y el sendero comienza a zigzaguear para ganar altura.


Continuamos ganando altura, ignorando tres tenues pero prometedores desvíos a mano derecha...


...y tras el tercero (del que hablaremos después) tendremos que rebasar unos metros rocosos.


Tras otro poco de subida, nos daremos contra un murallón rocoso...


...que bordearemos a la derecha para encontrar unos abrigos con la pintada de "la gruta del agua". Aquí la toponimia es muy acuática: gruta del agua, roca del agua, cueva del agua. A lo que es en sí el macizo rocoso podemos llamarlo la Roca del Agua, la gruta es la de la imagen, y debajo de donde estamos hay una cuevilla. Las vistas de la costa son espectaculares, pero desgraciadamente el camino termina aquí, sin continuidad, ni más marcado.


La única solución es volver atrás hasta los metros rocosos y el tercer tenue desvío, y pillarlo, ahora que bajamos, hacia la izquierda...


...de manera que nos reencontramos con el macizo calizo unos metros más abajo de la gruta, y seguimos su borde.


Tras pasar una pequeña cueva, seguimos adelante, a la izquierda y en subida...


...encontrando una ladera pindia pero limpia que bordea la Roca del agua...


...y que nos deja al final de la cambera de Los Portalones. Si tomamos a la derecha la cambera se define y acaba dejándonos en la Corona de Yusa (y si tenemos ganas de aventura, por la izquierda podemos intentar llegar a los citados Portalones).




En la carretera del Dueso hacia Berria, justo antes de acercarnos al muro del centro penitenciario, veremos a la derecha la calle de la imagen, y si la tomamos...


...vamos avanzando por entre las fincas del barrio, con curiosos detalles y buenas vistas a la derecha: un puente de mando de un barco pesquero, el Polvorín del Dueso, y el Fuerte del Mazo.


El tramo asfaltado finaliza en lo que se conoce como "rotonda del Dueso", donde a la izquierda sigue en modo pista y luego como cambera el camino del Dueso al Águila, y nuestro atajo toma por la derecha...


...en modo de empinado pero claro sendero.


Tras dejar un callejo cerrado (y con perro) a mano derecha, salimos a una zona más despejada...


...tras las que volvemos a estar cubiertos de vegetación, y damos dos curvas mientras ganamos altura, ignorando en la segunda (la de la imagen) un senderillo a mano izquierda, que lleva a las fincas de El Calvario.


A partir de aquí el sendero se vuelve pista, con trazas de asfalto y hormigón, por la que rebasamos una pequeña casa...


...y unos metros más adelante enlazamos con la pista cementada que sube del Dueso a Yusa, a la altura de una casa quemada, con las fincas de Peña El Agua a mano derecha.




El camino es una alternativa al del Salticón y a la pista de bajada al Dueso, ya que con él conseguiremos tomar por la mitad de ambos y ganar rápidamente la cantera del Sorbal, y el cruce homónimo, para dirigirnos a Berria. Partimos del final del camino empedrado de acceso al Fuerte del Mazo o Napoleón (agujero de dinero público y cerrado al mismo), y continuamos por el lateral del aparcamiento de bicicletas que ciega el antiguo foso defensivo...


...para bordear el muro del fuerte, dejando su punta más al norte y haciéndonos unos metros a la derecha...


...acabamos en un pequeño peñón rocoso desde el que divisamos cómodamente El Dueso, Berria y el monte de Argoños.


Si nos dejamos caer por la izquierda del mismo, encontraremos un claro sendero que circula perdiendo poca altura...


..hasta que nos deja en una fuerte y resbaladiza cuesta, encontrando por todo el descenso manchurrones de pintura amarilla muy deteriorados.


Tras la cuesta, salimos hacia la izquierda a una zona más despejada...


...para salir encima de la Cantera del Sorbal, donde giramos a la derecha para coger la pista que nos bajará por su borde. No hay que bajar muy deprisa o nos pasaremos un detalle interesante, ya que debajo del grupo de árboles de la imagen tenemos la entrada a la Cueva del Merino.


Tras bajar unos metros, debemos mirar atrás, como en la imagen...


...y encontraremos la doble entrada de cueva.


A partir de aquí la pista pierde altura de manera fuerte, rápida y con abundantes curvas, pero en la primera, pocos metros más abajo de la cueva, podemos seguir de frente...


...para seguir unos metros de senderillo...


...que nos dejan en el lugar conocido como "El Merendero", con buenas vistas en el pasado, y que ahora ya no las tiene.


Acabadas las curiosidades, seguimos perdiendo altura por la pista...


...que acaba muriendo contra el cruce del Sorbal, en la confluencia de la carretera vieja desde Santoña, la carretera de acceso al Dueso, y la de Berria, en la esquina del centro penitenciario.




Comenzamos encima del Fuerte de San Martín, donde si continuamos unos metros más arriba por la carretera que sube al Fuerte del Mazo, encontramos a mano derecha unas escaleras que nos llevan a atravesar el pasadizo recuperado por debajo de la carretera...


...que enlazamos justo a la altura de la Batería Alta de San Martín. Podemos continuar en ascenso por la carretera, o subir por una cambera que hay al otro lado de la batería.


Haciendo esto último, la cambera se bifurca, a la derecha a unas huertas, y si seguimos por la izquierda, en ascenso...


...llegaremos a la ubicación de El Calero, que podemos apreciar por su base (izquierda) o por la salida de la chimenea (derecha).


La parte de la base fue limpiada hace tiempo pero poco a poco la vegetación se va haciendo con el lugar...


...y en la salida de la chimenea se colocó una rejilla que se va degradando rápidamente.


Volviendo a la carretera y continuando en ascenso, en menos de un minuto llegaremos a la altura de una casa pintada de color salmón, a cuya derecha veremos un sendero en ascenso que cogemos...


...llegando a las casas conocidas como "de las pasiegas".


El camino continúa en ascenso, viendo el Buciero a la izquierda y la Berana a la derecha, como un amplio callejo...


...que al meterse en el cercano bosquecillo se convierte en sendero por el que se avanza sin duda.


Pronto llegaremos a La Casona, que rebasaremos...


...y continuamos por el callejo, que avanza entre las fincas hasta que muere en la ladera.


Es el momento de hacerse por la derecha, y fijarse en el senderillo cuya huella asciende dejando la finca para subir hacia la izquierda...


...y que recientemente ha sido pintarrajeado con spray rojo brillante.


Un poco más arriba saldremos a un pequeño pradete, habitualmente hollado por los jabalíes...


...y tras unos metros salimos al borde del prado conocido como Las Carboneras, al que no bajamos, sino que nos hacemos a la izquierda, para bordearlo por esa mano.


Así llegaremos al extremo del prado por el bosque, donde continuamos viendo manchas de spray rojo y el sendero continúa claramente...


...y pronto gira a mano izquierda para ganar altura de manera más fuerte, por un claro trazado en el bosque.


El sendero continúa con una huella clara, hasta llegar a su punto más alto (mientras el acceso a la cima de la Berana pase seguramente desapercibido unos metros antes a la derecha)...


...y la pendiente se estabiliza, dejando una pequeña hoya a mano izquierda, y luego otra menos pronunciada a mano derecha, que vemos en la imagen. De aquí en adelante tendremos varias opciones, ya que está el camino inicialmente marcado (y apenas usado) y dos variantes usadas y limpias que nos llevan al cruce hacia Las Cazuelas, o a la zona del Castañal.


En caso de querer investigar el sendero original, basta con hacernos a la derecha a la hoya, donde podremos ver una tira roja, y salimos en esa dirección de la hoya...


...para pasar a la siguiente, más profunda, por unas rocas que usamos como escalones, con cuidado.


Al entrar en la hoya nos hacemos a la izquierda, buscando la salida entre la vegetación...


...y pronto enlazamos el camino a Las Cazuelas, donde se encuentra una X roja. En la imagen, el camino desde la hoya viene por la derecha, ya que está tomada desde el camino a las Cazuelas, que viene desde detrás, y sigue de frente a la izquierda.


De cualquier forma esta variante, aparte de estar marcada o de las hoyas, es más incómoda y no se usa, por lo que al llegar al punto más alto, como dijimos, dejamos una hoya a mano izquierda, ignoramos la comentada variante, y cuando dejamos detrás la hoya, si estamos atentos, veremos de frente el camino directo al Castañal, o a la derecha a Las Cazuelas, por donde tomamos...


...rebasando la marca en X que comentamos hace un momento, y girando a la izquierda para seguir ganando otro poco de altura.


El camino comienza a perder altura poco después...


...y llegamos a un sutil cruce de caminos en un punto más rocoso. A la derecha están Las Cazuelas, de frente seguimos para enganchar la zona de las Minas por su mitad, y a la izquierda veremos claramente la hoya del Castañal.


Haciéndonos a la derecha llegamos a la bonita pero poco trotada hoya de Las Cazuelas, donde nos hacemos a la derecha...


...remontando primero una ladera algo embarrada y posteriormente una pindia subida rocosa.


Ésta nos deja en el lateral de un macizo calizo, donde giramos a la izquierda...


...para buscar el acceso a la cima...


...que resulta un bonito punto desde donde veremos el camino principal del monte (abajo a la izquierda en la imagen), La Berana, la desembocadura del Asón, y a espaldas de la imagen tanto el Valle de Los Avellanos y las Minas, como la cumbre del Buciero y el Ganzo.


Si volvemos al cruce y tomamos a la derecha (de frente según veníamos de Las Pasiegas), el sendero continúa, algo más sucio, y nos deja en una zona algo confusa, donde si nos hacemos a la derecha...


...salimos a la hoya del Castañal, donde encontraremos unos bañaderos muy usados por los jabalíes.


Si nos hacemos a la derecha, y vamos atentos a la huella en el suelo, el sendero continúa, llegando a un rellano algo más despejado, donde veremos una nueva marca de spray, y el camino gira a la derecha...


...y luego vuelve a la izquierda para ir perdiendo altura...


...y acabando en una amplísima hoya donde si estamos atentos veremos varias catas de la actividad minera.


Si continuamos adelante y a la izquierda, saldremos al camino de la Casa de la Leña al Valle de los Avellanos (PR-S.50), justo a la altura de una cata en el suelo, de la que sale un árbol.


Es momento de volver al Valle de Los Avellanos, donde abandonamos el trazado del PR para hacernos de frente y a la izquierda mientras subimos la ladera...


...y salir a la Poza del Castañal, que en tiempos pasados tenía agua durante todo el año (y hace unos años el árbol caído se erguía en mitad de la misma).


Unos metros después estamos en la hoya del Castañal, de la que hemos hablado, y si tomamos de frente por la ladera, llegaremos al cruce en el que estuvimos hace un momento. Pero es momento de ver la última variante del camino que no tomamos antes, y que haremos ahora de vuelta. Estando en mitad de la hoya giramos a la derecha...


...y encontraremos un claro sendero que avanza por entre el bosque, y que además en su camino tienen los árboles marcados o arañados.


Por él, sin variar la dirección, llegaremos al punto donde estuvimos antes, viniendo por el frente de la imagen de Las Pasiegas, y tiramos a la izquierda de la imagen hacia Las Cazuelas.




Este camino se quedó a medio recuperar y anda en proceso de cierre, pero puede andarse, si se tiene ganas, y no nos molestan mucho las zarzas. Partimos desde la zona del Portillo. Cuando venimos de la zona de las trincheras, antes de llegar a la Casa de Lipe, veremos un callejo a mano derecha, obstaculizado por una especie de cerramiento de obra, que superamos sin mucho problema...


...accediendo al bonito callejo rodeado de árboles.


A medida que bajamos los muros del callejo están más deteriorados y con basura...


...hasta que acabamos en una zona donde se dejó de limpiar, y la maleza obstaculiza el paso.


Es el momento de flanquear el callejo por la ladera izquierda...


...hasta que salimos a las inmediaciones de una finca con cabaña, donde el avance se hace más incómodo por las zarzas, y por algún alambre de espino.


Una vez llegado a la altura de la cabaña, el terreno se abre y continuamos por un claro sendero, dejando unas ruinas a mano derecha...


...y el sendero continúa...


...hasta llegar a un cierre que tendremos que superar saltando con la ayuda del arbolillo, al que podemos izarnos para superar la alambrada.


Tras otro corto tramo de sendero...


...enlazamos con el atajo de Yusa, en su tramo inicial de amplia camberilla, cerca de la pista cementada del Helechal al Dueso.




Para enganchar este camino, si comenzamos a andar desde el cruce de 5 picos hacia La Atalaya (la versión "suave" del PR-S.50), en cuanto el camino marcado gira a la izquierda, el camino de la Rabona continúa de frente, e incluso resulta más obvio que el PR....


...aunque estará claro que estamos en el de la Rabona porque el camino comienza a ganar altura, y nos movemos por un estrecho túnel entre la vegetación.


El sendero gira a la derecha y equilibra la pendiente...


...para recuperar la dirección y seguir ganando altura.


A los pocos metros la pendiente da un respiro, y encontramos parte del marcado original con cuerditas...


...y tras ganar unos metros de altura llegamos a la parte más alta del camino, momento en el que gira a mano derecha y parece que la zona es algo más caótica.


No hay más que seguir la huella clara en el suelo, mientras se intuye una hoya a mano izquierda (parte del sector minero de la zona, que comunica con la zona de 5 picos) y varias heridas en la vegetación a mano derecha, que ignoraremos (forman parte de varios intentos de comunicación con la subida fuerte del PR-S.50).


Ahora ya avanzamos de manera cómoda, manteniendo altura y dirección...


...y tras pasar una enorme roca caliza, ignoramos un claro ramal a mano derecha (que se ensucia al poco, y forma parte de la caótica red de sedos hacia la subida fuerte).


Sólo nos queda continuar avanzando por el camino principal, y tras ignorar un claro ramal en descenso a mano izquierda (que comunica con la parte suave del  PR-S.50)...


...enlazamos ya con el trazado principal del PR, la subida a La Atalaya desde Yusa, antes de comenzar los zigzagueos del ascenso final.


En esta imagen podemos ver el camino desde el PR, y observar el claro acceso desde el mismo, fácilmente identificable por la marca de desvío erróneo del PR.


Espero que esta recopilación de caminos sirva para animar a conocer esta joya que es el Buciero. Si hay alguna información incorrecta o incompleta, por favor hacédmelo saber para corregirlo. Y si queréis compartir algún camino, topónimo o cualquier detalle relacionado con el monte, adelante, que lo que no se cuenta, se pierde. Un saludo!
« Última modificación: 21 de Enero de 2016, 15:00:02 pm por farodelcaballo »