Autor Tema: La cabecera del Suscuaja  (Leído 1762 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Webmaster

  • Administrador
  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 3715
  • Sexo: Masculino
La cabecera del Suscuaja
« en: 19 de Noviembre de 2011, 10:54:05 am »
Distancia: 16.40 Km
Desnivel máximo: 675 m
Ascenso acumulado: 675 m
Descenso acumulado: 690 m
Duración: 3h45
Fecha track: 18-8-2007
Situación: Valles Pasiegos
Estado: Sin señalización a fecha 20-12-2010. Actualmente no aparece en el listado de senderos homologados por la FCDME.

Desconectado Webmaster

  • Administrador
  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 3715
  • Sexo: Masculino
Re:La cabecera del Suscuaja
« Respuesta #1 en: 28 de Agosto de 2012, 14:09:01 pm »


La divisoria constituye una atalaya sobre el valle del Pisueña al Norte de la Sierra del Caballar. Ofrece además la posibilidad de contemplar el interior de un hayedo cantábrico, en Esles, y la formación en cabecera de un torrente de montaña. Desde una perspectiva paisajística invita a comparar las cuencas del Miera y del Pisueña: dos ambientes con caracteres morfológicos diferentes, resultado principalmente de una base geológica distinta. El recorrido parte de la base del hayal de Esles en su extremo Norte.

Hasta aquí ascendemos desde el pueblo por la pista asfaltada que da servicio a las cabañas de la zona. Cruzaremos el bosque por una senda para ganado que toma rumbo Sureste y asciende rápidamente. El hayal está orientado al Oeste y se desarrolla en cotas inferiores a los quinientos metros. Esto le otorga rasgos distintos a los que podemos contemplar en otros hayedos de la comarca como Aloños o Rasillo. Se trata de un bosque no demasiado denso, donde la presencia del haya como única especie está claramente comprometida, especialmente por el roble, en las zonas de borde.

Pueden observarse también avellanos, acebos, alisos, muchos ejemplares de gran porte de espino albar e incluso algún tejo aislado en el interior. Esto se traduce en una mayor permeabilidad respecto a la luz y en consecuencia en un aumento de las especies arbustivas y herbáceas del sotobosque. Alcanzamos el borde superior del hayal y el camino describe una curva cambiando de rumbo hacia el Norte rodeando una cabaña.

A escasos metros encontramos un cruce de caminos, ambos rodean la cuenca del Suscuaja en dirección a la Tejera del Corra: tomaremos el de la derecha, que asciende hasta el cordal salvando un desnivel de trescientos metros. El de la izquierda, que discurre a media ladera, es m?s directo, pero menos accesible, porque el tramo próximo al río aparece frecuentemente encharcado, y la vegetación herbácea, muy alta, incomoda el paseo; el río aquí, forma una bonita cascada sobre el cierre de una antigua presa. Sobrepasada la Peña del Acebo, llegamos al Collado de Edillo, accedemos al cordal y nos dirigimos hacia el Norte aprovechando un cortafuegos que culmina en los 847 m. del Somo de Noja, límite administrativo entre los municipios de Santa María de Cayón, Liérganes y Miera.

La perspectiva hacia el Este nos permite contemplar el macizo de Las Enguinzas y los pozos de Noja, un conjunto de formas de relieve labradas sobre la roca caliza por la acción modeladora del agua. En el borde occidental del macizo aparece una gran dolina de trescientos metros de diámetro y una serie de pequeñas depresiones circulares encharcables que forman un conjunto de lagunas, algunas de las cuales han sido drenadas subterráneamente para aprovechamiento hidráulico.

Hacia el Sureste tenemos también una bonita perspectiva sobre las montañas del macizo del Alto Asón, entre Porracolina y Bustalveinte, y al fondo el macizo de Valnera, que destaca en el horizonte desde cualquier lugar de la comarca. Abandonamos en este punto el cortafuegos y descendemos hacia el Noroeste para retomar la senda original.

Nos dirigimos hacia el Pico Pindio, sobrepasando un grupo de cabañas en el extremo norte del poblamiento de tipo pasiego. Son cabañas de altura, algunas abandonadas ya, dedicadas a la estabulación del ganado en el periodo estival cuando se aprovechan los pastos de esta zona. Mantienen los caracteres arquitectónicos de la pasieguería, sólidas construcciones con tejados de pizarra, pocos vanos, escalera exterior de acceso al pajar, orientación al mediodía, y una distribución interna que refleja su uso mixto para satisfacer las funciones de vivienda, pajar y establo. Hemos rodeado ya la cabecera del Suscuaja, que nace de la unión de varios pequeños torrentes de gran pendiente y drena la reducida cuenca enmarcada entre el Pico Lindaro, el Somo de Noja, y el Pico Pindio.

La impermeabilidad del sustrato arcilloso, y las elevadas precipitaciones del conjunto, por encima de los 1500 mm anuales, favorecen el desarrollo de la cuenca. Continuamos descendiendo hacia el Oeste, disfrutando de la perspectiva sobre el valle de Cayón, el sector oriental de la Sierra del Caballar, y hacia el Norte, Penagos, con el arroyo de Benavieja y el pueblo de Llanos en primer plano y al fondo los tintes rojizos de las antiguas explotaciones mineras de Cab?rceno sobre la vertiente Sur de la Sierra de Cabarga. Al llegar a la Tejera del Corra, se atraviesa una portilla y el camino desciende ligeramente hacia el Norte. Es necesario seguirlo para rodear una parcela de eucaliptos.

Entramos ya en un ambiente con otras características. Se trata de una zona de pastizales donde las explotaciones ganaderas aparecen con un concepto m?s moderno y plenamente integradas en las redes mercantiles y de comunicación al margen de las características tradicionales del caso anterior.

El descenso hacia Lloreda supone desde aquí unos veinte minutos por una pista asfaltada entre pastizales y rodales de roble que marcan los linderos entre las fincas. Aquí concluye el itinerario, podemos regresar a Esles por una pista que recorre la mies entre ambos pueblos o por la carretera comarcal que asciende desde Santa María de Cayón.

 

NOTA: Sendero sin señalización.

Desconectado Montacedo

  • Novato II
  • *
  • Mensajes: 29
Re:La cabecera del Suscuaja
« Respuesta #2 en: 01 de Agosto de 2013, 13:42:10 pm »
He hecho esta ruta el 29 de Julio de 2013 en el sentido contrario a las agujas del reloj partiendo desde Esles. No hay ninguna señalización pero con GPS no hay problema y el camino es ancho y limpio. Es ciertamente muy bonita pero es preciso seleccionar días claros. Las vistas hacia la costa también son muy interesantes.

 Al final, en el camino de "la mies" que se cita (el que aparece dibujado en vuestra imagen)  tiene un tramo de unos 50 metros en los que la pista desaparece justo antes de cruzar el río. HAy que recorrer un tramo de unos 100 metros por un prado junto a una casa cruzando una valla (no sé si hay derecho de paso). Alternativamente habría otra pista que desciende de modo más directo a Esles desde la zona de los eucaliptos.

Un saludo.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1095
PR-S 58 La cabecera del Rio Suscuaja
« Respuesta #3 en: 10 de Octubre de 2017, 16:54:13 pm »
La ruta parte desde Esles para cruzar el cauce del Suscuaja y casi llegar a Lloreda, para comenzar una subida al Collado Tejera de Corra, de donde se pilla la pista que nos sube a Rascanio, y se sigue la divisoria con Los Llanos y luego con Rubalcaba, llegamos a la zona de la Cantera de Atuja, de donde pillamos un camino, siguiendo también el trazado del PR-S 25 ( https://goo.gl/z3wbFo ), hasta antes del Collado de Edillo, donde le decimos adiós para ir a enganchar la pista que baja del Pico Lindaro a encontrar la carreterucha del Alto de la Estranguada, y antes de llegar a la misma, nos adentramos en el Hayal de Esles, y cogemos la carreteruca de barrio que nos devuelve al pueblo, cerrando el circuito, que abunda algo de más en asfalto y cemento, pero que nos da unas grandes vistas de la Bahía de Santander, valles de Cayón y Carriedo, y sierras occidentales de Cantabria hasta Picos de Europa.


De esta manera se recorren 15'71 kilómetros, con 585 metros de desnivel acumulado, que se salvan en 3 horas y media a ritmo fuerte.


Comenzamos a andar en el centro de Esles, donde al lado del bar El Cruce, vemos dos calles a la izquierda de la señal a Llerana, tomando la que está más a la izquierda...


...que nos lleva hacia el Barrio Parayas y Solatorre, saliendo ya a zona de prados, donde tras ignorar un ramal a la derecha y seguir adelante, salimos a un cruce múltiple donde tomamos de frente a la derecha, siguiendo el asfaltillo.


Al poco ignoramos un ramal de tierra a la izquierda, e inmediatamente bajamos por un ramal de cemento a la izquierda...


...donde tras ignorar una entrada a finca, salimos a un inmediato cruce donde giramos a la izquierda.


Tras dejar una entrada a cabaña a mano derecha, el camino termina en el cauce del Suscuaja, que podemos vadear o usar un cercano puentecillo de cemento que ha conocido días mejores...


...y después remontamos el prado a su derecha siguiendo la huella de camino...


...y giramos a la izquierda para enganchar la carreterucha de acceso a la cabaña.


Ahora nos toca seguir de frente por la carreteruca, ignorando un ramal que se nos junta por la derecha...


...hasta un cruce desde donde ya vemos las primeras casas de Lloreda, y donde nos hacemos a la derecha.


Tras pasar de nuevo sobre el Suscuaja, la vía va ganando altura...


...y tras ignorar un ramal a mano derecha, seguimos de frente, dejando un par de cabañas a la izquierda...


...y llegando a una nueva bifurcación donde vemos un ramal de cemento a mano derecha, en ascenso, y por él tomamos.


Un poco después llegamos a una bifurcación donde tomamos a la derecha...


...y tras varios trozos de cemento, ignoramos el acceso a finca a la izquierda para seguir de frente.


Así cogemos un camino que al poco se bifurca, y seguimos de frente...


...de manera que vamos subiendo, tras ignorar un ramal que nos coge por la izquierda, hasta el Collado Tejera La Corra, donde volvemos a pisar asfalto a mano derecha.


A la altura de una cabaña abandonamos la vía, y cogemos por la pista en ascenso a la izquierda...


...y tras dejar una casa a la izquierda e ignorar un ramal forestal a la misma mano, llegamos a una clara bifurcación donde tomamos a la izquierda en ascenso.


En una curva del ascenso ignoramos un nuevo ramal forestal a la izquierda...


...y tras ignorar otro ramal a idéntica mano en el ascenso, salimos a terreno despejado donde encontramos una de las ruinas de Rascanio, y la pista gira a la derecha.


Tras rebasar un cierre, comenzamos a movernos por la divisoria, y la pista se bifurca (ambas se unen más adelante) y tomamos de frente...


...y llegamos a un cierre donde vemos al frente las cabañas de La Crespa y tomamos por la pista que vemos a la izquierda, superando un incómodo cierre.


La pista se bifurca y tomamos a la derecha en ascenso...


...y enlazamos la que sube de las cabañas de Lludios, y que es parte del trazado del PR-S 25, y tomamos por ella a la derecha.


Así subimos por encima de las cabañas de La Crespa, y la pista se bifurca antes de la Cantera de Atuja, y tomamos por la derecha...


...siguiendo una embarrada pistuca que mantiene la altura.


Antes de llegar al Collado de Edillo, nos despedimos del PR-S 25 y tomamos a la derecha...


...hasta que bajamos hasta enganchar la clara y buena pista que baja de la zona de Pico Lindaro.   


Por ella bajamos sin hacer caso de ningún ramal lateral que se nos junta por la derecha...


...y tras ignorar una pista que se nos junta por la derecha, llegamos casi a enlazar a la carreterucha que sube al Alto de La Estranguada, que no pisamos sino que tomamos por una pista a la derecha.


Ésta nos baja por el bonito aunque corto Hayal de Esles, y sin abandonarla por ningún sendero lateral...


...hasta coger una carreterucha que da servicio a una estabulación y que tomamos a la izquierda en descenso.


Ignorando un sendero a la derecha, seguimos por el asfaltillo hasta un cruce, donde tomamos a la derecha...


...y en una curva en bajada ignoramos dos ramales a la derecha.


Mientras bajamos vemos ya Esles un poco más abajo, y seguimos de frente ignorando un ramal a la derecha...


...para seguir bajando por la carreteruca ignorando ramales a la izquierda, tanto de cemento como de tierra recién hechos.


La carretera equilibra la pendiente, e ignoramos accesos a casas a izquierd y derecha


...entrando ya en el núcleo urbano, donde mantenemos la dirección de frente, rebasando una fuente.


De esa manera llegamos al lado de una ermita, por cuya derecha giramos, enganchando la carretera que cruza el pueblo...


...y girando a la derecha, llegamos en unos metros al cruce donde comenzamos a andar, cerrando así el circuito.


Adjunto un archivo kmz, editado a partir del gpx original grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!