Autor Tema: Soba-Vega de Pas-Corconte-Reinosa: tres días a caballo de Burgos y Cantabria  (Leído 1847 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1638
Llega la primavera y apetece salir varios días a andar. Habiendo agotado ya los GRs cántabros y tras tocar alguno burgalés, la idea es patear recorriendo senderos conocidos durante 3 o 4 días. En un principio la idea es hacer Soba-vega de Pas-Corconte-Santiurde de Reinosa-Polaciones, que tras darle unas vueltas se deja con final en Alto Campoo por la mayor comodidad a la hora de que nos recojan. Así, la idea inicial es:
-1er día: salir de Soba, subiendo por el PRS-20 hasta la zona de Rulao, y pasar a Lunada para llegar al Portillo de Ocejo y de allí bajar a Vega de Pas, bien por Hormías, bien por Heyuelo.
-2º día: desde Vega de Pas, subir hasta Estacas de Trueba por callejos y senderos, para luego llegar a La Marruya y hacer cima en el Cotero La Brena, desde donde andaríamos con una pata en Burgos y otra en Cantabria para llegar hasta Corconte.
-3er día: desde Corconte, usar el PRS-78 para ir recorriendo el norte del Embalse y abandonarlo antes del fin para bajar a hacer noche a Santiurde de Reinosa.
-4º día: ganar la divisoria del Saja y crestear hasta Palombera para luego coger Sierra del Cordel y acabar en el Mirador del Chivo.

Se me une el habitual compañero de rutas y su perro, lo que obliga a reajustar un poco, ya que el albergue de Santiurde no acepta perros ni tienen sitio donde guardarlo, lo que olbigaría a dejarlo fuera y soportar serenatas nocturnas. Ya he comentado otras veces que Vega de Pas no tiene una gran variedad en el espectro mochilero, y que casi la única opción se reduce a la Casa de Don Guzmán, que por otra parte tiene buen precio, dan desayuno y toda la familia es bien maja. Pero no creo que nos dejen meter al perro...aunque para mi sorpresa me dicen que sin problema. En Corconte hay albergue pero sólo trabajan con grupos, así que me derivan al Restaurante Conchita, que funciona también de hostal. Tienen habitaciones, baratas además, y nos dejan meter al perro (aunque al llegar se prefirió coger un bungalow por la cosa de estar más cómodo y que habían pintado las habitaciones y el perro generaba intranquilidad por ambas partes). Ya sólo queda Reinosa, que se soluciona fácilmente ya que el Hotel Vejo, previa petición y sin dejarlo solo en la habitación, admite mascota. Así que los alojamientos, y su presupuesto para dos personas fueron:
-Vega de Pas: alojamiento con desayuno en la Casa de Don Guzman, 50 euros. Cena en la Posada de Ojebar, 20 euros.
-Corconte: Restaurante Conchita, cañas al llegar, menú de cena, bungalow (2 habitaciones, 3 camas total) y desayunos, 78 euros.
-Reinosa: alojamiento en el Vejo, 50 euros...que acabamos ahorrando, ya que la ruta se cortó en Reinosa.

Así que la primera jornada se presenta durita, saliendo de Soba para pasar a Lunada y cruzando el Portillo de Ocejo para bajar a Vega de Pas.


La segunda también se va a hacer larga, ya que tendremos que subir a las Estacas de Trueba y ganar el Cotero La Brena para luego andar toda la divisoria provincial hasta Corconte.


La tercera jornada va a ser un "descanso". Menos kilómetros, mucho menos desnivel, y por sendero PR (marcado y sin trampas, a priori...).


El último día será para echar el resto, si es posible, ya que subir de Reinosa al Collado de Fontecha, crestear a Palombera y de allí ganar la Sierra del Cordel hasta la Fuente del Chivo, incluyendo bajar a Brañavieja a que nos recojan, salen unos 42km y un desnivel bonito. Y contando con que no encontremos neveros (en los últimos paseos por la zona había poco pero era bien duro). Si nos quedamos a medias, hay que dar la vuelta, o no nos dan los pies para más, aprovecharemos para dar buena cuenta de un cocido y todos contentos.

Comenzamos pues el primer día, que acaba resultando en unos 34 kilómetros, con 1760 metros de desnivel acumulado, que se resuelven en algo más de 10 horas.


Salimos desde la plaza del ayuntamiento de Veguilla de Soba, para andar unos metros de carretera...


...y después dejarla para tomar por la pista que nos lleva a cruzar el Rulavara y seguir el caótico PRS-20


Dejando atrás los núcleos de Soba, subimos por el cabañal de Busquemao...


...hasta salir al "chalet de los vascos", cruzando la carretera general para acceder al cabañal de Los Yagos.


Toca ahora ir buscando los hitos del camino que nos subirá por una de las empinadas canales que llevan a la zona de la Tramasquera...


...siendo la elegida la que nos saca a la Fuente de la Pila.


Una vez en la divisoria, nos hacemos a la derecha en dirección al macizo de La Lusa, el que vamos bordeando por la izquierda, desde la zona de la Calleja de las Matanzas, ignorando el descenso al Hoyo los Lagos.


Finalmente salimos debajo de Peña Becerril, enlazando la pistilla que nos dejará en la carretera del Portillo de Lunada. Vamos a entrar en junio, y esta misma semana ha caído una pequeña nevada sobre la EVA12.


Como no hay ganas de pisar asfalto, de momento, bordeamos el cabañal de Las Bernías por la izquierda, y nos buscamos la vida para enlazar con una antigua calzadilla que nos va a llevar hasta el puerto.


Con un frío espantoso, sin sentir las manos, comenzamos a bajar por el sendero que sigue el trazado del Resbaladero de Lunada.


Ateridos todavía, y con los pies bien calados desde hace horas, para bajar por la desierta carretera hasta enganchar la pista que sube al cabañal de Bautijo y muere en el de Astrgos, desde donde quedan unos metros de subida hasta el Portillo de Ocejo...


...donde se nos abre un espectacular conjunto de cabañales.


Tras los problemas habituales con los cierres del cabañal de El Haya, donde encima hay unos mastines demasiado "cariñosos" y persistentes, cogemos el senderuco que nos lleva a ganar la Len Hermosa y bordeamos por la izquierda el Cotero Entrambasllanas, para ganar el cabañal de Hormías.


Desde aquí ya sólo nos queda el bajar toda la crestería, de cabañal en cabañal (La Cotera, El Sillar, La Candenosa, La Briñia y Los Perales), hasta que cruzamos el arroyo Rucabao por el precioso puente en la zona de El Pontón...


...y avanzamos por la carreteruca de Portilla y luego por la de Rucabao hasta hacer fin de jornada en Vega de Pas.


El segundo día acaba resultando en casi 37 kilómetros, con 1500 metros de desnivel acumulado, que se resuelven en algo menos de 10 horas.


Comenzamos el día remontando toda la cuenca del Yera siguiendo el PR-S75, que abandonamos en Campizo, y sin tomar a la estación abandonada...


...seguimos de frente por un callejo y posterior cambera entre Viguía y Landaruz, hasta enganchar la carretera a Estacas de Trueba.


Desde aquí enganchamos el camino antiguo al puerto, mientras el día empeora y empeora...


...y entre la niebla visitamos los cabañales de La Gandaría y El Picón.


La idea era subir por La Azuela al Puerto de Estacas (y luego las Motas del Pardo y el Cotero Los Lobos) pero seguimos un rato por la carretera...


...y cogemos la nueva pista que lleva al cabañal de La Hormaza y Lo Verde (ramal derecho que no cogemos).


Una vez en el núcleo de La Hormaza, hacemos una pequeña parada que nos deja congelados, y pillamos el sendero que nos lleva...


...a la Colladía de la Hormaza, que alcanzamos sin visibilidad.


Siguiendo el estacado llegamos al cabañal de La Marruya sin mucho problema y seguimos a la Colladía de Ullao, evitando meter los pies en las turberas...


...para luego, calados y frustrados por no tener vista alguna en semejante sitio, subir por la cuesta al Coteru La Brena.


Hacemos cima algo fundidos, congelados por el viento y la niebla, y sin recompensa alguna salvo un trago de agua que se paga quedando congelados mientras quitamos la mochila. El poder echarse un rato en la hierba, echar un cigarro mientras se recuerdan subidas y bajadas de los cabañales más abajo...es algo que no va a pasar hoy.


Toca ponerse en marcha y pillar la pistuca a Peñas Ojastras y luego las pistas de servicio de los molinos del Parque Eólico de La Peñuca...


...hasta su reloj de sol, para bajar a Los Tabernales y ganar la carretera del Puerto de La Matanela, a la altura del mismo.


Toca un rato de pisar asfalto, hasta salir a la desviación de Resconorio...


...donde circulamos en paralelo a la carretera hasta la Venta de la Matanela, donde volvemos a coger la carretera hacia la Magdalena.


Al cabo de un rato se abre una embarrada pista a mano izquierda, por la que subiremos...


...con el premio de encontrar un precioso humilladero antes de salir al Parque Eólico de la Magdalena.


Es momento de perder la altura ganada y recuperar la carretera a la altura de Puerto Seguro.


Ahora no la abandonaremos hasta pasar el Puerto de la Magdalena (donde enlazamos las marcas del GR-1), y llegar al cartelón de Burgos, donde tomamos de frente, superando un cierre (donde desaparecen las marcas, algunas borradas con pintura blanca)...


...para salir a una crestería bien franca, donde vamos siguiendo los trazados de las trincheras de la guerra civil en dirección al surrealista monumento a los italianos muertos del Puerto del Escudo.


Salir a la carretera no es muy sencillo ya que la zona de La Venta está llena de zarzas y cierres, pero se accede a la carretera general, que se rebasa, y pasando un cierre a la derecha del parking del monumento, comienza una cambera de bajada que lleva años sin limpiarse y ha sido colonizada totalmente por los escajos, pero manteniendo la dirección y siguiendo los postes de la electricidad, acabamos bajando a Corconte rápidamente y cerrando el día.


Y el tercer día no llega a los 33 kilómetros, con sólo 800 metros de desnivel acumulado, que se resuelven en 8 horas y cuarto.


Comenzamos en Corconte, para comenzar a ganar altura y buscarnos la vida ante la falta de señalización entre la zona del bosque de Corconte y la cuenca del Río La Población.


Recuperamos la señalización y bajamos a dicha cuenca...


...para luego dedicarnos a bordear el ramal del embalse que lame Lanchares.


Desde el pueblo tendremos que tomar altura...


...que perderemos bajando a Servillas y pasando a Servillejas.


Una última subida nos deja en la divisoria con Aguayo...


...para perder altura hasta Quintana y salir finalmente a Orzales.


Desde Orzales toca comerse 5 kilómetros de carretera...


...y hacer fin de día llegando a Reinosa.


Al acabar la etapa, echamos un ojo a la previsión del tiempo y queda claro que al día siguiente vuelve mal tiempo, y que la cresteada hacia Alto Campoo va a ser otra borrachera de niebla y calarnos completamente, así que decidimos dejar "a prao" la última jornada. En el Vejo nos anulan la reserva sin ningún problema, y damos por terminada la ruta, decisión que se revela muy acertada cuando por la noche aparecen fiebres, dolor de cabeza y una escurribanda que dos días después me permite volver a ponerme el bikini de hace un par de temporadas.

Una vez acabada la ruta, queda una sensación algo agridulce, y no solo por la diarrea. Como siempre, es un placer salir durante varios días a andar, solo pensar en camino y ver hasta dónde llegas, pero gran parte de la gracia de la ruta era el tener buenas vistas, divisar la gran mayoría de cabañales visitados en zona pasiega, y el segundo día las vistas han sido casi nulas, salvo un poco de Vegalocorrales o de Resconorio. El tiempo no ha acompañado, y entre la lluvia y el viento, ha habido ratos de pasarlas bastante putas, no sentir las manos, y quedarse con toda la sudada congelada en cuanto parabas un momento a dar un trago de agua. Calarse en zona pasiega sin ver nada durante horas, hace que se eche de menos un poco de castilla naranja, y que se recuerde el GR-1006 con más cariño (calculo que el 85 acabará cayendo el año que viene). Otra cosa que se echa de menos en estas salidas, es el paso a mitad de jornada por algún pueblo, y si tiene tasca mejor. El poder parar, tomarse algo tranquilo, charlar un poco con el paisanaje, hace que se encare el resto del camino mucho mejor. En cuanto al cuerpo, se ha aguantado bastante bien la dureza y los kilómetros, y para la cantidad de horas que los pies han ido completamente mojados (igual entre el agua y el frío han ido medio anestesiados), no ha habido daños que lamentar...aunque sí botas que tirar: el primer día en Vega acabó un par en la basura, y al fin de la ruta otro tuvo igual suerte. Eran pares viejos, remendados y pegados por enésima vez, y que con no desguazarse en ruta han tenido un fin bien digno.


De todas maneras, ahí quedan ciertas imágenes, y es otra experiencia a las espaldas, otra aventurilla que recordar. Ahora a preparar la próxima.

Adjunto los archivos gpx grabados con un Garmin Oregon 550 en los respectivos días. Un saludo!

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1638
Re:Soba-Vega de Pas-Corconte-Reinosa: tres días a caballo de Burgos y Cantabria
« Respuesta #1 en: 10 de Diciembre de 2015, 16:26:13 pm »
Por si alguno toma nota de los establecimientos a la hora de planificar estancias o comidas, comentar que Susana se ha movido de Vega de Pas, reabriendo la Posada de Ojebar en dicho barrio de Rasines, y quedando el negocio en Vega de Pas como bar, sin servicio de comidas.

Un saludo!