Autor Tema: Garabandal-Canal Vega-Sierra Peña Sagra-Canal Carro-Cdo.Abellan-Ary.Vendul  (Leído 1738 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1718
La ruta surge como una combinación de la ruta de las Altas Crestas de Peña Sagra (Garabandal-Polaciones), con las pistas del R.IV.2 del Collado Abellán a San Sebastián de Garabandal. De esa manera salimos de Garabandal para subir por la pista que nos acerca a los Invernales de Sebrando hasta llegar a los de Tánago, momento en el que abandonamos la pista y nos dedicamos a subir las sucias y encharcadas laderas del Barranco Manguerra, hasta llegar a la Canal de La Vega. Una vez alcanzado el Pozón, avanzamos por la cuenca hasta salir a la crestería de Peña Sagra, y a partir de ese momento avanzamos por el lado purriego, cresteando un poco, pero flanqueando mucho evitando la incómoda sierra, hasta la Mesa Las Lámparas, desde donde nos dejamos caer por la Canal del Carro. Igual que en la canal de subida, la parte alta es cómoda y bonita, pero la vuelta a la pista tiene tramos de escobas incómodas, o de lenguas herbosas muy encharcadas. Ganada la pista abandonada en los invernales, la tomamos de camino al Collado de Abellán, y sólo nos queda el volver por el aburrido ramal que baja hacia Garabandal cruzando el Arroyo Vendul.


De esta manera recorremos 27'71 kilómetros, con 1723 metros de desnivel acumulado, que pueden superarse a buen ritmo y sin paradas en 8 horas y media.


La ruta tiene dos partes muy diferenciadas. Por una parte un circuito pistero, algo aburrido pero ciclable, incluso realizable en coche (azul en la imagen), que sube desde Garabandal hacia los Invernales de Tánago y de allí hasta el Collado Abellán, y que luego baja hacia Garabandal cruzando el Arroyo Vendul, recorriendo 19'28 kilómetros con 666 metros de desnivel acumulado, salvables a buen ritmo en 5 horas. Por otra parte tenemos un ascenso a la Sierra de Peña Sagra por la Canal de La Vega y luego un descenso por la del Carro (en rojo en la imagen), que puede dar lugar a un circuito de 12'42 kilómetros, con 1077 metros de desnivel acumulado, realizable a buen ritmo en 4 horas.


Partimos desde San Sebastián de Garabandal, tomando por la calle a la derecha de la cabina de teléfonos. Depende del día, es posible que tengamos que dejar el coche en el parking un poco más abajo del pueblo, y entonces lo que podemos es descender un poco por la carretera hasta enganchar en una curva la carreteruca hacia los Invernales de Sebrando, pero hoy no es necesario.


Por esa calle llegamos a la altura de la iglesia, y nos hacemos a la izquierda, por una calle en ascenso que nos lleva a rebasar el lavadero...


...y enganchar una pista que rebasa un bebedero y deja a la izquierda una estructura de la captación de aguas.


Así salimos del pueblo por la pista, ignorando cualquier ramal secundario a izquierda o derecha...


...hasta rebasar un paso canadiense y enganchar la carreteruca a los Invernales de Sebrando, hacia donde tomamos en ascenso a la izquierda.


Toca ahora ir ganando altura, mientras dejamos un bebedero a mano izquierda y rebasamos otro paso canadiense, e ignorando un par de pistillas secundarias por la izquierda...


...hasta cruzar el Arroyo Sebrando, y a los pocos metros ignoramos un ramal de pista a mano derecha.


Tras ignorar una pistilla a mano derecha, toca cruzar el Arroyo Aliseo, tras el cual la pista se bifurca y tomamos a la izquierda en ascenso...


...e ignorando un ramal que se nos junta por la izquierda, rebasamos una manga de ganado que tiene un pequeño refugio.


Este refugio no tiene puerta, y cuenta con dos estancias separadas...


...que no es que de como para pasar la noche, pero es buen lugar donde asar unos chorizos.


Continuamos el ascenso, dejando un ramal a mano derecha y dando una curva donde dejamos una buena fuente y bebedero, hasta que llegamos a los Invernales de Tánago (con el Collado Abellán al fondo), adonde no bajamos...


...y es el momento de abandonar la pista por la ladera a su derecha, justo antes de un pequeño regato antes de la enorme morrena de la foto. Si la pasamos y vemos un ramal de pista que desciende a la izquierda, es que nos hemos pasado.


Una vez en la ladera cruzamos el regato y pasamos por encima del canal (cubierto) de Saltos del Nansa, para encontrar la primera de las marcas que nos guiarán en la subida. La de la imagen es amarilla, pero encontraremos dianas rojas y blancas, dianas rojas y amarillas, manchones verdes, y demás.


Este tramo de subida es bastante sencillo, las marcas se ven entre una y la siguiente (si hay niebla la cosa cambiaría muchísimo)...


...hasta que llegamos a una zona algo encharcada (si ha llovido o hay deshielo estaría muy encharcada, como para perder una bota), previa a una mata de escobas.


La zona la superamos un poco como podemos, no muy cómodamente...


...hasta que salimos a una crestería sobre la derecha del Barranco Manguerra, con la vista clara de la Canal de la Vega.


Continuamos por la ahora cómoda y bien marcada guinea...


...hasta que vemos un sedo entre la ladera a mano izquierda, donde una última marca nos pide hacernos a esa mano.


A partir de aquí nos queda un rato bastante incómodo por el escobal, siguiendo alguno de los muchos sedos no marcados y sucios...


...hasta que conseguimos salir a mano izquierda al rellano donde el regato se precipita al barranco.


Ahora tenemos que ponernos a ganar altura, evitando los muchos cursos de agua que alimentan el regato...


...hasta que salimos a un impresionante rellano donde nos encontramos El Pozón.


Desde aquí el ascenso es claro, y pindio, tomando de frente evitando la ladera rocosa a mano derecha...


...hasta que salimos por encima de la misma, y tomando a esa mano (derecha) continuamos ganando altura más relajados por la bonita y amplia canal.


Al llegar a la zona alta, donde encontramos un manchurrón de pintura aislado, es el momento de hacerse por la ladera a mano izquierda, que atacamos siguiendo un senderillo, algo incómodo por la mucha piedrilla suelta...


...y salimos a la propia cresta de la Sierra de Peña Sagra, donde disfrutamos de unas vistas impresionantes de Liébana, Picos de Europa, Montaña Palentina y Polaciones. Estamos encima de la Ermita de Nuestra Señora de la Luz, y toca hacerse a la izquierda flanqueando la ladera siguiendo alguno de los múltiples sedos.


En nuestro camino por la ladera, vemos debajo nuestro un rellano donde pasta el ganado, y un poco más allá la Braña del Tejo y el Collado de Las Invernaíllas, mientras al fondo nos saluda la Sierra de Peña Labra, y nosotros intentamos flanquear la ladera y ganar un poco de la altura perdida haciéndolo.


Seguimos nuestro flanqueo por debajo del Cornón...


...hasta salir a una braña entre éste y el siguiente pico rocoso, por cuyo lado derecho seguimos avanzando.


Así salimos a una zona de crestería herbosa y cómoda, con el pico de Mesa Bexejo delante...


...y en el que no hacemos cima (aunque o costaría mucho moverse entre los bloques de piedra) sino que continuamos para bajar hacia la Mesa Las Lámparas, con el Cueto Cucón al frente.


Ignorando un ramal de pista a mano derecha que tira hacia Las Invernaíllas, bajamos hasta el colladete donde hay un cartel explicativo...


...y decimos adiós al territorio purriego para hacernos a la izquierda y encarar la Canal del Carro, por la que vamos a bajar siguiendo un claro senderillo.


Una vez bajado el primer tramo, estaremos en un rellano herboso con una gran cantidad de grandes rocas a mano derecha...


...donde aprovechando la mayor de ellas hay un pequeño chozo...


...con apenas espacio para sentarse un poco y echar un trago (que a la vista de las botellas han sido muchos).


Toca ahora seguir descendiendo por una lengua herbosa hasta el siguiente rellano...


...y haciéndonos a la derecha continuar aprovechando las zonas sin vegetación para perder altura.


Al final lo cómodo se acaba y nos encontramos en una zona algo encharcada y donde las escobas empiezan a impedir el avance, así que tendremos que ir haciéndonos a la izquierda para cruzar pequeños cursos de agua...


...y seguir luego bajando por donde mejor nos parezca, intentando no hundir mucho el pie por entre los junquillos.


Seguimos algunos hitos y en cuanto nos es posible, nos seguimos haciendo a la izquierda para cruzar más regatillos...


..y ya acceder a una ladera donde pasta el ganado y por la que bajamos para enlazar con la pista abandonada en los Invernales de Tánago.


El acceso a la pista no tiene mayor problema, y lo hacemos justo al lado de una manga de ganado, tomando a la derecha, hacia el Collado Abellán...


...y al poco un puente nos deja cruzar sobre las aguas recién unidas de la Canal del Carro y la del Hoyo, dejando a mano derecha una indicación del "camino" a la Canal del Carro.


Ahora tenemos que ganar altura hacia el Collado Abellán...


...antes de llegar al cual rebasamos otra canal, la de Bocarones, a cuya derecha hay una rica y fresca fuente.


Sin más historia llegamos al Collado Abellán, y tras disfrutar de la vista hacia Tudanca, tomamos por el ramal de pista a la izquierda que nos llevará de nuevo a Garabandal...


...mientras perdemos altura lentamente, dejando a mano izquierda un bebedero y viendo al fondo una estabulación.


Seguimos por la pista, dejando un par de huellas de camino a mano derecha, antes y en la propia curva de la imagen, donde también encontramos un bebedero a su izquierda...


...y llegamos a la estabulación, que tiene una manga de ganado a su lado, y a su derecha un bien surtido bebedero con caño. Este tipo de estabulaciones con parte baja para ganado y el altillo como refugio podemos encontrarlos por la zona de Liébana, aunque este se encuentra en un estado intermedio entre el destrozado de Campomayor en Áliva, y el "lujoso" del Collado Taruey...


...ya que la estructura está en buen estado, pero su interior no está amueblado en absoluto.


Continuamos nuestro aburrido avance por la pista, dejando un bebedero a mano derecha, y encontrando las estacas señalizadoras del sendero del Camino de Castilla, que nos abandonan por un prado a la derecha...


...antes de llegar a las primeras cabañas de Empresuras.


La pista zigzaguea, embocándonos al principio de nuevo hacia Peña Sagra, y dejándonos un buen panorama de las fincas y cabañas de Avellaneda y Hoyo Prado, rebasando otro bebedero más...


...y luego gira viendo ya las fincas de Las Lindes a mano izquierda, y San Sebastián al fondo.


La bajada sigue, monótona y áspera, y sólo tendremos que ignorar un ramal a mano derecha en la bajada...


...hasta que cruzamos el Arroyo Vendul.


Toca ahora recuperar la altura perdida en el arroyo, llegando a un cruce donde tomamos a la derecha...


...que al momento se bifurca y tomamos por la derecha en descenso...


...para a los pocos metros volver a juntarse y cruzar un paso canadiense tras el cual la pista se hormigona y tomamos por la derecha hacia el pueblo.


Por la pista rebasamos unos bancos, una virgen y una marquesina como de autobús, hasta llegar a un cruce donde en vez de tirar a Los Pinos a la izquierda, seguimos de frente hacia el pueblo...


...al que llegamos en unos minutos, y donde cerramos el circuito.


Adjunto un archivo gpx, grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!