Autor Tema: PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero  (Leído 3479 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Webmaster

  • Administrador
  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 3806
  • Sexo: Masculino
PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« en: 19 de Noviembre de 2011, 16:47:51 pm »

"Sendero deshomologado por la FCDME"


Distancia: 11.18 Km
Desnivel máximo: 242 m
Ascenso acumulado: 660 m
Descenso acumulado: 660 m
Duración: 3h
Fecha track: 24-5-2006
« Última modificación: 30 de Enero de 2019, 13:42:41 pm por Webmaster »

Desconectado Webmaster

  • Administrador
  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 3806
  • Sexo: Masculino
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #1 en: 28 de Agosto de 2012, 13:59:16 pm »


Esta senda circular, con una extensión aproximada de 12 km. incluyendo el descenso al Faro del Caballo, destaca en el plano ambiental por discurrir en gran parte por uno de los encinares basales de mayor interés de conservación del Cantábrico, formando parte del Anexo I de la Directiva "Hábitats".

 Desde el punto de vista paisajístico, cuenta con unos impresionantes acantilados que albergan fauna y flora característica de este ecosistema, y, entre sus valores patrimoniales, son reseñables dos faros decimonónicos, fiel reflejo de la tradición marinera, además de los fuertes y baterías que constituyen otros de los hitos del camino. 

La senda comienza al final del paseo marítimo, junto al Fuerte de San Martín, el cual fue edificado sobre un antiguo castillo de tiempos de Felipe II, constituyendo el último vestigio del sistema Carnot. Desde el castillo, unas escaleras ascienden a una carretera bidireccional. Se toma el ramal de la derecha, y, un poco más adelante, se gira a la izquierda. De esta manera, podemos observar junto a la carretera las Baterías Alta y Baja de Galbanes. Pronto, tras pasar varias canteras semiabandonadas, el asfalto deja paso a una pista pedregosa que gana nivel rápidamente sobre los acantilados. A un kilómetro del punto de partida, se divisa el Fuerte de San Carlos. Siguiendo la ascensión, el camino nos lleva hasta una baranda de madera y, justo de frente, se muestra imponente la Peña del Fraile, en cuyo escarpado perfil se adivinan varias cavidades con restos prehistóricos. Cuenta la leyenda que una salva al unísono de todas las baterías y fuertes del monte hizo que se desprendiera la cabeza del "fraile". Más adelante, nos topamos con la Casa de la Leña, y apenas unos metros después, con una boca de vegetación que se adentra en el bosque, en dirección a la antigua mina, que pasaremos de largo. Siguiendo el camino principal, se atraviesa una zona de farallones rocosos y grandes cortados en la roca, hasta llegar a una encrucijada.

En este punto, se gira a la derecha para visitar el Faro del Caballo y la Batería de San Felipe, cuyo acceso requiere un segundo requiebro a la derecha. Desde la Batería se obtiene una fabulosa vista del acantilado, y, a su pie, del Faro del Caballo, de acceso accidentado y costoso, que supone un vertiginoso descenso de casi 700 escalones, 800 si se desciende hasta el mar. Este Faro, puesto en funcionamiento en 1863, se encuentra en la actualidad abandonado. Una vez ascendida la escalinata, y de vuelta a la encrucijada, se tuerce a la derecha para no perder así el camino principal. Durante los dos kilómetros siguientes, se disfruta de un bello bosque de encinas, madroños y laureles, estas dos últimas especies particularmente profusas en esta parte de la senda a favor de unas mejores condiciones ambientales.

En el siguiente cruce debe tomarse el ascendente de la izquierda, y, más adelante, debe obviarse el camino que sigue de frente, y bajar en cambio por el de la derecha, que da paso a una pequeña zona de curvas de fuerte pendiente, por lo que el senderista debe ser aquí especialmente cuidadoso. Un poco más adelante, el camino se ensancha discurriendo ahora entre laureles y madroños, recuperando el carácter rectilíneo, para llegar hasta el Faro del Pescador. Este faro entró en funcionamiento en el año 1864, empleando una lámpara de aceite de oliva; hubo de ser reconstruido y moder­nizado tras sufrir graves daños causados por un ciclón en 1915.

Desde aquí se seguirá la carretera que nace en el camino, para enseguida divisar la playa de Berria y el Penal del Dueso, antiguo Fuerte Imperial de tiempos napoleónicos. También se encuentra en las cercanías la Batería del Águila (tomando en el entorno de la Punta del Águila un pequeño sendero a la derecha de la carretera). Se conservan todavía dos plataformas para artillería y dos estancias para alojamiento y almacén de municiones. Alcanzado el contorno del Penal del Dueso, un desvío permite visitar la napoleónica Batería de La Cueva, situada sobre el arenal de Berria. De vuelta al camino principal se bordea el penal por su flanco izquierdo, llegando al Barrio del Dueso, y después, a su parte alta, dejando en el camino el antiguo Polvorín del Dueso y cogiendo un camino de asfalto a la derecha de éste.

Se alcanza así el Fuerte del Mazo y el Polvorín del Helechal, y se continúa por la carretera rodeada de encinas y disfrutando de excelentes vistas panorámicas de Santoña y sus marismas en puntos como el Mirador de Casablanca.

Tras recorrer casi 2 kilómetros desde el Fuerte del Mazo, se alcanza la antigua Batería Alta de San Martín y, apenas unos metros más abajo, el Fuerte de San Martín, donde finaliza la vuelta circular al monte, y con ello la senda comentada.

Desconectado mariscal

  • Novato II
  • *
  • Mensajes: 24
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #2 en: 09 de Mayo de 2014, 14:46:07 pm »
Hemos realizado esta ruta el 04-05-2014. Familia con 2 menores de 8 y 6 años. Gran interés medioambiental, cultural y paisajístico.
En torno al km. 4 en sentido este-oeste, poco antes de llegar al Faro del Pescador, la parte complicada que se describe en el post inicial ciertamente lo es, porque aunque tiene instaladas algunas estacas encordadas a modo de barandilla, algunas han perdido el sustento y el sendero mismo ha perdido estabilidad, seguramente por las inclemencias del invierno. Es un tramo en zig-zag de fuerte pendiente y es fácil resbalar. Como lo que se ve mirando hacia abajo entre el bosque de encinas es el mar, a los más sensibles puede darles algo de vértigo. Pero con cuidado y sin prisas se supera y las sucesivas vistas hacia Laredo, Oriñón, Berria, Trengandín y Noja, y las Marismas de Santoña compensan los apuros.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1717
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #3 en: 10 de Mayo de 2014, 10:42:24 am »
Muy buenas Mariscal.

Yo la suelo hacer a menudo (a veces con niñas de 4 y 9 años), y quizás asuste más esa zona con zigzag en pendiente, que realmente el peligro que tiene. Como dices algunas de las cuerdas y postes ya no están en buen estado pero aun si ha llovido, no hay más que agarrarse a las abundantes encinas y ver la manera de no resbalar.

Eso si, el acceso a las escaleras del Faro del Caballo está cerrado hasta nuevo aviso. El puente de mayo ha habido un desprendimiento (creo que una señora resultó herida) y la Policia Local ha clausurado las escaleras, hasta que se evalue el riesgo y se retiren las piedras. Para más información se recomienda consultar la página de la Oficina de Turismo.

Espero que se pongan con el tema (que para monte y patrimonio andan un poco lentos) e informen de ello (que tardaron bastante en informar sobre el cierre).

Un saludo!

Desconectado mariscal

  • Novato II
  • *
  • Mensajes: 24
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #4 en: 20 de Mayo de 2014, 15:11:36 pm »
Gracias por la info farodelcaballo.
De hecho, en el denominado (si no me equivoco) cruce de Cuatro Caminos, falta la señal indicadora del descenso al Faro; es posible que la hayan retirado por lo que comentas. Si hubiera estado, al menos nos hubiéramos podido asomar hasta la costa. Dudo que nos hubiéramos animado a bajar incluso estando abierto el camino...

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1717
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #5 en: 20 de Mayo de 2014, 15:31:46 pm »
Buenas de nuevo Mariscal.

La señal de descenso al faro, como algunas otras, han sido pintarrajeadas, tronzadas y retiradas. Muchas veces se supone que quien se acerca al monte es "bueno", y no es así. Hay mucho visitante y muchos vecinos que suben a tirar basura, a joder la señalización o a bajar al faro a pintarrajearlo o llenarlo literalmente de mierda, botellas, bragas, cebo, anzuelos, botellas, latas... Una pena.

De momento seguimos con el acceso cortado. Al llegar a 4 caminos tenemos la opción de tomar hacia el acantilado, y al llegar a las escaleras girar a la derecha para en menos de un minuto alcanzar los restos de la Batería de San Felipe. Desde aquí tenemos una vista espectacular de la costa y de la bajada al faro.

Un saludo!

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1717
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #6 en: 10 de Diciembre de 2015, 14:34:58 pm »
La ruta, quizás la más popular del pueblo, y conocida comúnmente como La Vuelta Al Monte, consiste en un circuito que recorre el contorno del Monte Buciero, comenzando en el Fuerte de San Martín para ganar altura hacia la Casa de La Leña, donde se pueden apreciar los acantilados de la Peña del Fraile, para después llegar el cruce de 4 caminos, desde donde podremos descender las escaleras que bajan al Faro del Caballo (o apreciarlas desde la Batería de San Felipe), para después continuar la vuelta hasta el Faro del Pescador, adonde llega una carretera cortada al tráfico, que nos enlaza con el Barrio del Dueso. Desde éste, y rebasando el Polvorín del Dueso, subimos una pista hormigonada hacia el Fuerte del Mazo, adonde nos llegamos, y tras rebasar el Polvorín del Helechal, cogemos la carretera que baja del monte hasta el Fuerte de San Martín, pasando al lado de la Batería Alta de San Martín, y disfrutando de unas vistas privilegiadas de la desembocadura del Asón y de gran parte de la Montaña Oriental de Cantabria.


En total, se recorren 10'61 kilómetros, con unos 550 metros de desnivel acumulado, que se superan en unas 4 horas, con paradas.



Partimos desde la entrada al Fuerte de San Martín, para subir la cuesta que sube al monte...


...donde a escasos metros la carretera se bifurca, y tomamos de frente, hacia el Fuerte de San Carlos.


Ignorando una pista de cemento que sube a mano izquierda, rebasaremos una zona de aparcamiento, y de nuevo la carretera se bifurca. A mano derecha llegaríamos al Fuerte de San Carlos, pero nuestro camino va por la izquierda, en ascenso.


En la subida, rebasamos unas piedras que cortan el acceso de vehículos, y la carretera termina, al lado de la cantera de Murcia, y el camino continúa en modo pista rocosa...


...que es una antigua calzada militar, y al poco rebasamos las ruinas de un antiguo puesto de guardia, posteriormente usado de vivienda.


Un poco más arriba encontramos una oquedad en la roca, conocido como el Culo de Santa Marta o tía Marta, por donde se nos une un senderillo por la izquierda...


...y tras rebasar una estabulación, ya oculta entre la vegetación, llegamos a una curva, la primera en sombra, encima de la Cueva del Perro.


En cuanto salimos de la sombra, veremos una camberuca a mano derecha, que ignoramos, y que nos dejaría en la malograda Batería del Peón. Enfrente de nosotros, en lo alto, se ve el Pico de las Cazuelas.


Continuamos ganando altura, rebasando un murallón conocido como Piedra Lisa...


...y al rato de ganar altura, llegaremos a una curva, impresionante cortado sobre el acantilado, que nos deja frente a la Peña del Fraile (es aconsejable no fiarse de las barandillas de madera).


Continuamos camino para rebasar la Casa de la Leña, antiguo cuerpo de guardia y posterior vivienda...


...y escasos metros más adelante nos encontramos con una bifurcación, que por la izquierda lleva a las antiguas minas y al Valle de Los Avellanos, pero nosotros continuamos de frente.


Compartimos desde aquí el camino con el PR-S50 (Culminaciones del Buciero), con lo que las señales de PR van no sólo acompañadas del círculo azul del PR-S49, sino también del círculo verde del PR-S50.


Tras un tramo de subida, llegamos a la curvona conocida como el Sangradero...


...y llegamos al punto más alto, desde donde comenzamos a perder altura tras un punto a ras de acantilado.


En la bajada, de nuevo protegidos por la tupida vegetación, dejaremos un claro sendero a mano izquierda (a la derecha hay otro menos claro que ignoraremos igualmente), que lleva al Cruce de 5 Picos por la Poza El Agracio...


...y un poco más abajo ignoramos otro amago de sendero a la izquierda, para seguir por el camino principal...


...donde veremos la Piluca del Agua, una roca donde se acumula la lluvia, y que está señalizada con las ya conocidas marcas.


El camino se abre, y llegamos al cruce de 4 caminos, donde la señalización, bastante maltrecha, resiste. El PR continúa de frente, pero antes podemos hacernos a la derecha, para echarle un ojo al Faro del Caballo.


Para ello perdemos un poco de altura...


...y llegamos al inicio de sus casi 800 escalones en descenso. A la izquierda comienzan los mismo, pero caso de no querer bajar y subir, podemos hacernos a la derecha.


Por esta mano, en menos de un minuto nos encontraremos con la antigua batería de San Felipe, cuyos cañones descansan en el fondo marino a los pies del acantilado, y cuyo cuerpo de guardia es apenas una ruina, pero que cuenta con unas preciosas vistas de la costa cántabra ya cercana a Vizcaya...


...además de que podremos observar el faro y sus impresionantes escaleras.


Si al final nos decidimos a bajar hacia el faro, nos espera una vertiginosa bajada, donde podemos observar perfectamente, gracias a las limpiezas realizadas por particulares y presos del programa Nacar, todos los escalones y tajeas...


...que van salvando la brutal bajada por el acantilado.


Finalmente el camino se separa de la pared caliza para dirigirse hacia el saliente sobre el que se ubica el faro, sin ser conscientes de que pasamos por encima de un túnel natural y de que debajo de nuestros pies está el mar...


...y llegamos al Faro del Caballo, lugar que la respiración, a pesar de la demolición del edificio que era vivienda del farero, a pesar de que arrancaran la puerta en el 2011 y la lanzaran al mar, o a pesar de que pintamonas locales se dedicaran a graffitear el exterior. Tras las citadas actuaciones de particulares y presos del Nacar, el entorno ahora aparece cuidado, con papeleras, estructuras de escaleras y lavadero recuperadas...


...y un acceso a las plataformas para acceso al mar mucho más cuidada. En verano, el chapuzón es el imprescindible premio al descenso (ojo si hay marea baja porque puede ser difícil volver a subir desde el agua).


Acabada la visita al faro, nos queda pagar por la misma, y volver a subir las escaleras, con todos sus escalones, que quedarán grabados en nuestra memoria.


Resuelto el ascenso, volvemos al cruce de 4 caminos, y tomamos a la derecha, para seguir por el trazado del PR...


...comenzando a perder altura lentamente, e ignorando el muy sutil sendero que lleva a La Mula y El Arco, por el antiguo (y bastante expuesto) sendero entre faros.


Mientras la pendiente de descenso aumenta, ignoramos una cambera a mano izquierda, algo oculta por los árboles caídos (que lleva a una antigua carbonera)...


...llegando al punto del descenso en el que nos despedimos del PR-S50, que sube por un empinado sendero a la izquierda hacia La Atalaya.


Seguimos adelante y pronto nuestro camino termina en la manera que lo hemos seguido, ya que la cambera termina al lado de un poste indicador (pintarrajeado por los mismos pintamonas, igual que otras fortificaciones y carteles), y lo que sigue es un rocoso sendero por la ladera, en la que ganamos altura, con la ayuda de postecillos y cuerda que protegen de un eventual resbalón.


Finalizado el corto ascenso, perdemos parte de la altura por otro sendero con cuerdas, más terroso que el anterior, que zigzaguea hasta equilibrar altura...


...y seguimos avanzando, ignorando un empinado sendero a mano derecha, pintarrajeado de azul, que lleva a la Roca del Agua.


Unos metros más adelante aparecemos encima del Faro del Pescador...


...y enlazamos la carretera de acceso al mismo desde el barrio del Dueso, cerrada al tráfico de vehículos.


Toca ahora dirigirse al citado barrio, ganando altura, ignorando primero un sendero que se interna en el encinar por la izquierda, marcado de azul, y que lleva a Yusa...


...y la entrada a la finca del Torrero, a mano derecha.


Acabamos de ganar altura, no sin antes echar una vista atrás para despedirnos del faro, y comenzamos el descenso, viendo una amplia cambera a mano derecha que baja a la Batería del Águila, y un senderillo a la izquierda pintado nuevamente de azul, que lleva también al Dueso, e ignoramos ambos para continuar por la carretera...


...que pronto nos deja una bonita vista de la playa de Berria y los montes de Noja y Argoños, costa de Isla y demás.


Continuamos nuestro descenso, hasta que aparece a nuestra derecha el Penal del Dueso, y al fondo distinguimos los macizos de Mullir, San Vicente, Hornijo, Enguinzas...


...hasta llegar a un cruce donde seguimos de frente, hacia el Barrio del Dueso, ignorando la carretera que baja a la derecha hacia la zona del cementerio, pasando por la Batería de la Cueva.


Ganamos unos metros de altura y giramos a la derecha, para llegar a la zona de las pistas deportivas de las antiguas escuelas...


...y al pasarlas, giramos a la izquierda para tomar una pista hormigonada, que nos hace pasar al lado del Polvorín del Dueso, agujero de dinero público, que sigue cerrado para el idem. Compartiremos ahora, hasta volver al Fuerte de San Martín, trazado con el PR-S51 (Tradición Pesquera y Fuertes Napoleónicos).


La pista gana altura con una fuerte pendiente, e ignoramos un ramal a mano izquierda que sube a Yusa, para continuar ascendiendo, de nuevo en compañía del PR-S50...


...y un poco más arriba aparece a la derecha el Fuerte del Mazo (o de Napoleón), donde las dimensiones del agujero de dinero público tienen cotas obscenas, y donde igualmente no podremos entrar.


Continuamos adelante e ignoramos una pistilla que viene por la izquierda desde Yusa, sino que continuamos hacia la derecha, rebasando unos enormes eucaliptos...


...y poco después ignoramos un sendero que va a la izquierda hacia el centro del bosque (y por el que llegaríamos a 4 caminos), para seguir hacia la derecha, en ascenso.


Tras otro poco de ascenso, enlazamos el acceso al Fuerte del Mazo, donde un poste nos hace girar a la izquierda, pudiendo observar el impresionante Polvorín del Helechal, y el macizo del Buciero.


Mientras seguimos adelante, ignoramos el sendero que baja a mano derecha, conocido como El Salticón (que nos dejaría rápidamente en el Barrio La Alameda de Santoña)...


...y nos despedimos por última vez del PR-S50, que sube a la izquierda hacia el Buciero, y sólo os acompaña ya el trazado del PR-S51.


Sólo nos queda bajar por la carreterucha que nos devolverá a San Martín, rebasando un antiguo calero que hay entre la maleza a la izquierda frente a una entrada a finca...


...y pronto disfrutamos del descenso gracias a las vistas de la desembocadura del Asón, de los macizos tributarios al Asón y Miera, así como de la vista de Santoña.


En la bajada rebasamos la Casa Blanca, donde ahora la vista se amplia al Puntal y la playa de Laredo...


...y continuamos perdiendo altura, ignorando las entradas a casas y fincas, para llegar a otra fortificación a mano izquierda, la Batería Alta de San Martín, donde se hizo una reforma destrozo, dejando los interiores como si fueran un baño, casi tirando los sillares de los cañones, y como en los anteriores casos, dilapidando dinero público para acabar cerrado a cal y canto.


El camino continúa en descenso, ignorando una pista cementada a mano izquierda, aunque se puede atajar gracias a un espacio anteriormente cegado y ocupado por una huerta, que tiene un pasadizo por debajo de la carretera.


Bien por uno u otro lado, llegaremos de nuevo a bajar al Fuerte de San Martín, donde cerramos el circuito y damos por concluida la ruta.


Adjunto un archivo kmz, editado a partir del original, grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!
« Última modificación: 11 de Marzo de 2016, 12:20:35 pm por farodelcaballo »

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1717
Re:PR-S.49 Faros y Acantilados del Buciero
« Respuesta #7 en: 29 de Enero de 2019, 12:17:12 pm »
La FCDME ha hecho pública una deshomologación de senderos PR, SL y GR, entre los que se incluye éste, debido a faltas de mantenimiento que han ocasionado graves deficiencias en la señalización del sendero.

Puede encontrarse información sobre los senderos homologados de Cantabria en https://www.fcdme.es/senderos y en http://misendafedme.es/buscador-de-senderos-homologados

El documento de deshomologación puede consultarse en https://www.fcdme.es/noticia/fcdme-informa-vocalia-senderos

La FCDME agradece a los senderistas la notificación de deficiencias en los senderos homologados. Toda información, es una valiosa ayuda en la planificación de la seguridad en nuestras montañas. Se puede remitir a senderos@fcdme.es

Un saludo!