Autor Tema: GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte  (Leído 3715 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
El GR-73 o Calzada de los Blendios era el último de los senderos GR de Cantabria que me quedaba por recorrer, así que tras conseguir el librito de la Editorial Estvdio, comienzo a planificar cómo hacerlo del tirón. La idea es coger el tren de Santander hasta Herrera, en plan bucólico-pastoril, y salir desde el jueves por la mañana, para terminar el domingo por la mediodía en Suances, celebrando la marcha con una buena comida.








Tras estudiar los posibles finales de etapa y comenzar a buscar alojamientos, se me une el habitual compañero de GRs y una novedad: su perro. La cosa se complica porque no es tan sencillo encontrar alojamientos que te permitan llevar a la mascota, especialmente en zonas urbanas como por las que transita el GR-73. En otros casos los pueblos por los que pasamos no tienen opción ninguna de alojamiento o tienen casas rurales que sólo se alquilan por semanas o fines de semana y a casa completa. Total, la habitual búsqueda de un alojamiento simple a precio razonable en los finales de ruta, complicada con lo de que te dejen meter al perro. Finalmente, y tras muchas vueltas, las noches se pasan en:
-Herrera de Pisuerga, Pension La Piedad, 35 euros la habitación con dos camas, sin problema del perro. Está en la gasolinera de la salida sur del pueblo. Tiene bar y restaurante independientes entre sí en el mismo edificio. El bar abre al amanecer y parece ser la única opción de desayuno temprano.
-Olea, Apartamentos Casa Miguel, 36 euros, apartamento para nosotros y el perro sin problemas. Tiene cerca el famoso restaurante de la Cuchara del Camesa, aunque para cenar hay que avisarles con tiempo. Para comer abren a la una, pero desde las 10 abren el bar de la panadería de camino al Alto del Bardal.
-Barcena de Pie de Concha, Casa Ferrero, 40 euros, habitación con 2 camas y nos dejan meter al perro "si es pequeño" (es un snauzer gigante pero la señora de la pensión tiene una hija con uno igual y hace la vista gorda). Tienen bar que abre temprano y restaurante (y tenemos un bar enfrente y un asador al otro lado).
-Puente San Miguel, Hostería Casa Calvo, 40 euros más iva, es decir 44, y se comprometen a buscar un sitio para el perro en el garage, que al final es un local que tienen abandonado enfrente donde habilitan unos tablones y unas toallas para que el perro se quede más a gusto. Ni tan mal, y no da más de sí la oferta para mascotas por la zona. Enfrente hay una pizzería decente (A Tope) y un bar de sandwiches y desayunos (Loal) muy recomendable, que abre pronto.

Los alojamientos están definidos, el problema es que ello obliga a que el primer día se hagan 50 kilometros a Olea (que en realidad serán 58), lo que supone una auténtica salvajada y que acabará condicionando mucho la ruta, el segundo día unos 31km hasta Pie de Concha (que resultarían haber sido unos 37 reales), el tercero unos 37km hasta Puente San Miguel para que el último día recorramos unos sencillos 13km (que acaban siendo más de 16 reales) hasta Suances. El problema es sencillo: sobrevivir al primer día.

Finalmente el miercoles nos llevan en coche a Herrera de Pisuerga y el jueves por la mañana salimos de la pensión y tenemos que recorrer todo el pueblo para salir posteriormente del mismo a la derecha, hacia la estación de tren y la entrada al Canal de Castilla. Se podría haber intentado dormir en el pueblo y ahorrarse el kilómetro pero también es verdad que lo único que se veía abierto era la cafetería de la gasolinera, así que el desayuno compensa la distancia añadida. Son las 7:30 de la mañana y el día va desperezándose en los campos de Palencia.


Pasamos la estación de tren y enlazamos a la izquierda con el canal, entre la 4ª y 5ª esclusa. De momento, ni una sola marca del GR, cosa que continuará casi hasta la frontera con Cantabria.


De todas maneras nos toca ahora un tramo sencillo de seguir ya que sólo tenemos que remontar el canal, por cualquiera de las dos riberas, siguiendo los antiguos caminos de sirga.


A lo largo del recorrido hasta Alar del Rey nos encontraremos con 4 esclusas muy similares, que alegrarán un poco la monotonía del canal.


Finalmente llegamos a Alar y torcemos a la derecha para remontar el Pisuerga, pasar por la Fuente de la Gallina y llegar a Nogales de Pisuerga.


En este pueblo vemos que el sendero (teórico, ya que no hay indicación alguna) nos llevaría a cruzar la autovía y subir una loma para bajar luego a Becerril del Carpio. En vez de eso, giramos a la derecha de la fábrica de harinas para salir del pueblo por las mieses hasta el puente que cruza a Villela, que no cogemos. Seguimos por la carretera hacia Puebla de San Vicente, y en cuanto nos es posible nos salimos a la derecha por una pista de servicio de la autopista, a la que iremos parejos siguiendo después los caminos entre las mieses.


Sin mayor dificultad llegamos a la salida de la autopista de Mave, y giramos a la derecha para entrar por la carretera hasta Santa Maria de Mave. Cruzamos las vías del tren y pensamos en tomar algo, pero las hospedería nos echa para atrás y el bar del pueblo está cerrado, así que seguimos por carretera hasta el propio Mave donde descansamos un poco los pies, que van sufriendo con el calor y el terreno (vamos ya unos 23km, sin desnivel, pero que van haciendo mella), y tomamos algo.


Hacemos la siguiente etapa, que nos lleva menos de 2 horas en salvar la distancia entre Mave y Aguilar de Campoo, tomando hacia Olleros de Pisuerga y antes de entrar en el pueblo tomamos la pista que nos sube hacia el Monte Cildá y su castro, al que no llegamos, ya que seguimos adelante para acercarnos a Aguilar.


ya en las afueras de la misma torcemos algo a la izquierda para entrar en la Isla de La Cascajera y finalizar en el centro de la ciudad esta segunda etapa. Acumulamos ya 33km desde Herrera y que hemos salvado en unas 7 horas, con una corta parada en Mave.


Comemos algo y refrescamos los pies, preparados para enfrentarnos a la tarde hasta llegar a Olea. Salimos por la carretera direccion a la autopista y en cuanto vemos una pista de tierra a mano izquierda la usamos para dirigirnos hacia Grijera, atravesando prados y mieses palentinas. Llegamos a Grijera y salimos por la carreteruca a la derecha.


Al cabo de un kilometro y medio encontramos la primera indicación clara del GR: un poste que nos señala a Nestar, así que abandonamos la carretera por una cambera entre prados que nos saca a una pistilla que nos deja en Puente Perdiz.


Ahora seguimos adelante por una pista para acabar dando con una bifurcación, sin marcar, donde acabamos saltando al prado y siguiendo el borde del bosque lo mejor que podemos hasta dar con las vías del tren y de nuevo la señalización (tanto de GR como PR).


Un poco más adelante enlazamos con la carretera que nos lleva a Olea y entramos en Cantabria, donde hasta los parches de la carretera son mejores.


Tras abandonar la carretera y entrar en Quintana por una cambera muy embarrada donde hay que andar muy al loro con no meter el pie hasta el calcetín, llegamos a Quintana y encontramos el primer trozo de calzada romana, que impresiona y anima a continuar, a pesar del cansancio, los kilómetros y las horas. A los pocos metros el ánimo vuelve a bajar ya que todo el camino hasta las Quintanillas es una lucha constante contra el barro y la mala señalización.


Al llegar a las Quintanillas nos rodean unos 4 o 5 perros con ganas de decirle al nuestro que está muy lejos de su barrio y libramos por los pelos. Salimos de la carretera para seguir de frente hacia el cementerio, al que no llegamos ya que cogemos una pista lateral que acaba en un sendero cercado que se difumina bastante, aunque con algo de orientación acabamos en el barrio de La Cuadra, desde donde seguimos una pista embarrada que pronto se complica. Encontramos a un paisano bien majo que nos explica que aparte del cerrado, y de que han puesto varias señales en árboles verdes que crecen y acaban "escupiéndolas", ha pasado hace poco una máquina cortando árboles y le han dado igual las señales. Cambiamos de rumbo para dirigirnos a la carretera general de Olea saliendo del bosque.


Un poco más adelante, nuevos problemas, la señalización nos hace girar, perdiendo terreno hacia Barriopalacios. Nos damos cuenta y saltamos un cercado hacia el río Camesa, recuperando la señalización, y encontrando un tosco puente con mal acceso por los vardales, que nos permite cruzar al otro lado. Recuperamos algo de altura y retomamos la direccion a Casasola rastreando la señalización.


En Casasola el camino no tiene pérdida y nos lleva a un corto tramo de calzada y un puente romano, mientras nos lleva en dirección al Alto del Bardal, entre Olea y San Martin de Hoyos. Los problemas de señalización, barro, vueltas algo estúpidas de camino y los más de 50km empiezan a pasar mucha factura. La tarde cae y se acerca la noche. La estampa es preciosa pero hay que seguir adelante antes de que nos pille la oscuridad.


Más adelante cruzamos el Puente de Argañal, que un poco más adelante tiene señalización con el típico cartelón de madera, y seguimos la pista para pasar otro cartelón e ignorarlo, abandonando el trazado del GR por el momento, para entrar en Olea por la Iglesia de San Miguel y dirigirnos a los Apartamento Casa Miguel a hacer noche. Miguel nos recibe y alucina con la locura de caminata que hemos hecho a pata (el recuerda haberla hecho en tractor hace años y ya se cansa de pensarlo). Hemos llegado pasadas las 9, tras casi 14 horas de caminata, y el pueblo no parecía muy animado, así que para evitar subir a La Cuchara a cenar y encontrárlo cerrado, se le da un toque por teléfono y confirma que no está abierto. Al preguntarle si hay alguna opción más en el pueblo (el bar de la panadería, iba a cerrar al pasarlo), nos dice que en coche podemos ir a algun lado, y al comentarle que andamos sin coche y venimos de Herrera a pie, le cambia la voz y comenta que nos acerquemos que nos prepara algo. Tras la fundida que nos hemos metido, un chusco de pan con mortadela sería aceptable, así que la sopa del día en un termo, un poco de pan, jamón y queso refrescado con una botella de tinto, sabe a auténtica gloria. Tras darle un millón de gracias al dueño (y 25 más que razonables euros), que además de amable, comenta cosas sobre los tramos del día siguiente, nos vamos a cenar a casa y caemos muertos. El día ha sido largo y agotador, y los pequeños problemas han hecho mella en los pies, se notan ya sobrecargas en las piernas, y el humor sigue siendo bueno pero nos hemos fundido un poco. Toca dormir y recuperar.


Por la mañana nos levantamos con idea de marchar a las 10, ya que estimamos unos 35 o 40 km hasta Bárcena de Pie de Concha, algo mucho más razonable que el día anterior, y el bar de la panadería abre a esa hora. Al ir a arreglar cuentas con Miguel (36 euros por un apartamento de 2 plantas con 1 habitación con cama de matrimonio, otra con 2 camas y una tercera con altillo y camita, 2 baños y comedor con cocina y chimenea encendida a nuestra llegada, porque "después de lo que habíamos andado nos merecíamos descansar y estar a gusto"), nos comenta que ya que fuimos con él a ver su bodega ayer, hoy es obligada la visita. Como si fuéramos de casa, Miguel nos da "de almorzar", para que empecemos con fuerza el día: cortezas, almendras, pan, queso de sus cabras, chorizo de sus cerdos y vino dulce que prepara. Al final acabamos saliendo a las once y cuarto, con el estómago y el ánimo a tope, casi con ganas de quedarnos el resto del puente en Olea de lo bien que se está y lo amable que es la gente...pero el camino llama y volvemos al punto donde lo dejamos el día anterior.


Desde aquí no hay mucha duda con la señalización y llegamos sin problemas aunque mojados, a San Martin de Hoyos, desde donde ganamos el Alto del Bardal y comenzamos a bajar, atajando por lo que parece una cambera.


Tras cruzar de nuevo la carretera y continuar la bajada, nos metemos en un tramo de hayedo, quizás algo confuso.


Desde aquí salimos a una pista de tierra por la que nos hacemos a la derecha (evitando zonas encharcadísimas atajando por los prados) para pasar por encima de la autopista y llegar a Cervatos.


Una vez pasado Cervatos y su erótica colegiata, comenzamos a acercarnos de nuevo a la autopista para no cruzarla sino que circulamos entre los prados, calándonos los pies...


Cruzamos un diminuto puente, pasamos la general y atravesamos el Puente del Arquillo para entrar en Matamorosa.


Y ya sólo nos queda atravesar Matamorosa y cruzar el puente que nos deja entrar en Reinosa para finalizar la etapa Aguilar-Reinosa y cerrar la mañana con 15km. Buscamos algun sitio que tenga terraza tapada para comer algo con el perro y nos indican, detrás de la plaza del Ayuntamiento, Los Arcos, que tiene una miniterraza y buenos bocatas.


Son ya las tres y media de la tarde y va a haber que apretar hasta Barcena de Pie de concha, vista la media que estamos haciendo y cómo molestan las ampollas de los pies y las sobrecargas en tobillos y rodillas. Cruzamos la rotonda al lado del hospital y salimos de frente subiendo por los prados y alguna pistilla.


Sin mayor problema llegamos al nacimiento del río Besaya.


Desde aquí seguimos hasta una cuenca donde el camino gana en pendiente para internarse por un estrecho callejo, bastante lleno de maleza y ortigas, para llegar a Morancas. Aquí, a pesar de que lo lógico parece tomar por la pista que surge, pero tendremos que subir por la vaguada hasta que veamos de nuevo otro sendero por la peña a mano derecha.


Una vez ganado el sendero lo seguimos sin mayor problema hasta que vemos un collado abajo a la derecha.


Desde aquí al collado hay una línea de marcadores de conducción de Enagas, así que aunque el cambio de dirección no aparece señalizado, sabemos por donde bajar. Una vez en el collado, pasamos una portilla señalizada, y nos vamos haciendo a la izquierda para localizar una pistilla embarrada que nos lleva en descenso por el bosque hasta una zona de claros, donde tendremos que buscar a la izquierda para meternos en el bosque e ir bajando más o menos cómodamente por él.


En cierto momento llegamos a cruzar un arroyo, que con los bastones y un poco de maña, se cruza sin mojarse apenas.


Un poco más adelante comienza una zona preciosa de grandes rocas cubiertas por musgo, donde hay que andarse muy al loro porque resbalan muchísimo y se puede uno dar un golpe tremendo.


De cualquier manera, se supera el tramo con cuidado para un poco más adelante encontrarnos con otro obstáculo más, insalvable en este caso. Hay que cruzar el arroyo y no hay manera de ir de roca en roca, ya que directamente no las hay. Se mira tanto arriba como abajo y tampoco se ve paso alguno con seguridad. Así que a joderse y a vadearlo. Uno de nosotros prueba descalzo, y el otro con el segundo par de botas por evitar reventar la ampollada...y más o menos se cruza sin problemas. Secamos los pies, cargamos y a seguir camino...para encontrarnos a los 10 minutos con idéntico problema. Los juramentos se oyen por el barranco. Repetimos operación, perdiendo entre ambos vadeos un tiempo que luego resultará precioso.


Y sin más imprevistos carreteamos hacia Rioseco...


...y finalmente Pesquera, donde acaban de abrir un restaurante con buena pinta, muy amables y e interesados por nosotros y el perro. Aquí, tras unos simples 30 kilómetros, el cansancio y las sobrecargas del día anterior hacen mucho daño, y siendo las ocho y cuarto contamos con una hora y media escasa de luz para subir un poco y bajar a Somaconcha, Mediaconcha y Pie de Concha para llegar a dormir a Bárcena. En condiciones normales llegaríamos dando botes pero los vadeos nos han bajado el ánimo y el cuerpo no da para mucho más. Jugamos el comodín del público sin suerte, y recurrimos al de la llamada para encontrar transporte a Bárcena (podíamos haber usado el tren de las ocho y media, pero lo descubriremos al día siguiente). Jode el no terminar como se debe, pero cuando no se puede, no se puede. Llegamos a Casa Ferrero, ya conocida de las GR-71 y 74, donde quitamos el mal sabor de boca con una buena cena, y a dormir. Los imprevistos de vadeo, y lo tarde que empezamos tras echar el rato en Olea con Miguel (cosa que se volvería a hacer) dan como consecuencia que con las paradas, se han recorrido 30 km en 9 horas, con una media en marcha de casi 4km por hora, de manera penosa y muchos dolores en pies, tobillos y piernas. Toca aprender de los errores, y no volver a salir tan tarde, ni a apretar tantísimo el primer día.


Tercer día de ruta. Nos levantamos y desayunamos mientras el pueblo se va animando, ya que hay feria de ganado. Salimos dirección Pie de Concha a las ocho y media, y giramos en el cruce a Cobejo, separándonos del GR-71 para seguir el GR-73 a la derecha.


No vemos tramos de calzada romana, pero los muros de las tapias tienen una pinta muy sospechosa de haber sido "reciclados". Continuamos siguiendo el trazado, bastante bien indicado por pistillas y carreterucas.


Cruzaremos unas cuantas veces por debajo de las vías del tren, que nos pasa por encima en una de las ocasiones, y seguiremos entre fincas y prados de la zona, cruzándonos con multitud de paisanos que llevan el ganado a la feria.


Llegamos de esta manera a Molledo, cruzando la general para volver a pasar por el trazado del ferrocarril, en dirección a Arenas de Iguña y de nuevo a la carretera general, tras cruzar algún callejo algo cerrado.


Desde Arenas iremos totalmente parejos a las vías del tren hasta que lleguemos a Las Fraguas, donde el bar de la estación está cerrado, y la ilusión de tomar algo fresco debe reducirse al trago en la fuente y una barrita energética.


Nos ponemos en marcha hacia Cieza, siguiendo las marcas que desaparecen en los callejos cerradísimos, con lo que tenemos que buscarnos la vida por los prados, y finalmente damos con un sendero de bajada hacia Pedredo, donde enganchamos cerca del cementerio una pista que sube y se convierte en carreteruca. La subida de Las Fraguas y posterior bajada a Pedredo resulta un trazado algo estúpido, que no aporta mucho al camino pero nos ha hecho perder tiempo y ánimo.


Seguimos entonces hacia Piedrahita, por cuyo collado pasaremos a Villayuso de Cieza. La subida seguimos haciéndola por la carreteruca, ya que aunque tenemos tramos de callejos en paralelo, andan tan cerrados que no merecen la pena. Acabamos llegando a Piedrahita, encontrándonos encima del tunel de la autopista. Miramos atrás para decir adiós al Valle de Iguña...


Toca ahora bajar, hasta que las marcas del GR nos indican que abandonemos la carreteruca por la izquierda, para tomar una cambera que al momento se pone de agua y barro hasta las orejas y obliga a buscar paso alternativo de mala manera. Un poco más adelante había otro enlace desde la carretera, lo que hacía el tramo innecesario. Seguimos descendiendo haciéndonos a la izquierda, para bajar cerca de una casa hasta un sendero que nos deja en las pistas de las afueras de Villayuso.


Hemos recorrido 15 kilómetros que parecen muchos más, con un sol que jode y con las sobrecargas y ampollas de dos días, que hacen aún más penoso el avance. Hacemos un alto en el bar de Los Arcos, donde de nuevo nos vuelven a tratar como si fuéramos de casa. Le dan comida al perro, nos preguntan por la ruta, nos sacan algo de picar y nos ponemos al día sobre la gente de nuestra villa marinera, que Cantabria es un pañuelo.


Tras refrescar un poco, dan las dos y media de la tarde y nos dirigimos a Los Corrales. Aconsejados por la gente del pueblo, dejamos el trazado oficial del GR73 y la subida a Collado, para coger la carretera que sale de Cieza y enlazar con una carreteruca que sube a las casas de Los Tojos y de ahí sube por el monte Gedo hasta casi Collado, desde donde enganchamos de nuevo el GR.



Toca ahora un descenso por el bosque, a ratos por cambera amplia, a veces por sendero rocoso y encharcado, que se soluciona bastante bien.


En mitad del camino a Corrales, encontramos ya indicaciones y carteles acerca de la Calzada Romana, de la que quedan un par de trozos bastante llamativos...e incluso aparece un cruce lleno de pintorescas tallas de madera.


Continuamos el descenso para salir a una carretera que nos deja en la entrada de Corrales, donde finalizamos etapa con algo de comer en el mítico Kronen. Hemos salido con tiempo pero son casi las 5 cuando acabamos de reponer fuerzas. El objetivo del día era llegar a dormir a Puente San Miguel, pero los pies están de pena, los tobillos y rodillas no han tenido tiempo de recuperar y la marcha es un continuo sufrimiento. Nos quedarían 15 kilómetros a Puente San Miguel, pero decidimos que lo mejor hacer toda la llaneada por la vera del Besaya hasta Riocorvo, y abandonar allí el GR para llegar a Cartes, donde descansaremos y usaremos el comodín de la llamada para desplazarnos a Puente.


Nos ponemos entonces en marcha, sin una sola marca del GR a la vista, para callejear hacia el ayuntamiento y pasar de largo las vías del tren. Desde aquí seguiremos saliéndonos del centro, siguiendo unas huellas amarillas pintadas en el asfalto, única referencia visible. De esta manera llegamos cerca de un parque con bolera, y al lado de una ermituca encontramos un poste indicador del GR hacia Las Caldas.


En este punto abandonamos el poco agradecido paseo urbano para empezar un circuito de vegas y mieses, algo menos aburrido, que nos deja cerca de las vías del tren, que cruzaremos para un tramo que nos acercará al Besaya por mitad del Polígono Industrial de Barros.


Al final de éste, comienza un carril bici y peaton que va avanzando entre el río y la carretera general.


Sin mayor inconveniente que lo poco divertido del trazado de esta etapa, llegamos al balneario y Santuario de Nuestra Señora de Las Caldas, que pasamos de largo para seguir hacia Riocorvo.


Llegamos a Riocorvo, hacemos una paradita para descansar, que vamos muy al límite, y continuamos por el trazado de la vía verde, para entrar a las siete y media, despues de 11 horas (unas 8 largas de marcha real) que nos han servido para salvar unos 35 kilómetros hasta que decidimos finalizar el día en Cartes. Otro día en el que hemos tenido que abandonar el objetivo fijado, pero el camino desde Corrales no nos ha parecido tan bonito como para que no abracemos la parada en Cartes con alegría, y con la idea de salvar fuerzas para el día siguiente y finalizar con cierto honor en Suances.


Hacemos noche en la Hostería Casa Calvo, que aparte de la ventaja de estar en el trazado del GR, nos permite dejar al perro en un local que tiene con unas tablas y unas toallas para que esté más cómodo. Resulta el alojamiento más caro de la ruta (44 euros con iva) aunque es normal al estar en ciudad, y son bastante majos. Cenamos unas pizzas a 10 metros, en el A Tope, que aparte de estar cerca están bien buenas, y por la mañana desayunamos a un metro del A Tope, en el Bar Loal (nos aconsejaron ir a este, a la vez que desaconsejaron muy mucho el entrar siquiera al que estaba a la misma mano que la hostería), un sitio de los de toda la vida donde nos metemos un café con cruasán a la plancha de llorar de rico. Descansados y con el estómago lleno, salimos de Puente San Miguel para cruzar el río Saja y girar a la derecha por el ayuntamiento de Reocín y el parquecillo de al lado.
 estarcruce saja puente


El GR vuelve a cruzar por la calle central para salirse por los barrios de San Martín y acercarnos a Santillana por detrás del Zoo. Finalmente, cuando estamos a punto de llegar, las marcas nos hacen dar un poco comprensible rodeo por el barrio de Herran, hasta dejarnos finalmente entrar en el pueblo y su zona empedrada, finalizando la etapa que dejamos colgada en Cartes.


Enfilamos la ultima etapa hacia Suances saliendo a la derecha desde la Colegiata de Santa Juliana, encontrándonos con muchos caminantes de Santiago. Salimos a una carretera nueva y con carril bici-peatón, que seguimos en ausencia de señalización.


Al cabo de un rato de comer asfalto y no encontrar ninguna señal, queda claro que estamos en camino equivocado, y nos estamos tirando más a Viveda que a Suances. No hemos pasado el pueblo de Yuso sino que hemos perdido altura, y el camino, así que intentamos rectificar en cuanto podemos.


En cuanto vemos un desvío de carretera a Puente Avíos, lo tomamos, pasando por la Mies de Puente, hasta que enlazamos con otra carretera donde parece morir el carril peatón que abandonamos antes. Aquí tomamos a la izquierda para subir por una especie de calzadilla hasta la carretera de Yuso a Suances, donde recuperamos marcas.


Una vez en la carretera apenas pasamos unos metros antes de abandonarla para ganar costa por la izquierda. Por esta pista de tierra bajamos en direccion a Tagle, sin llegar al pueblo, sino que mantenemos la distancia para seguir direccion a Suances.


Cruzamos una carretera y seguimos las marcas por las pistas entre prados.


Al llegar a una casa con muro de cemento estamos a punto de seguir la pista y confundir la direccion ya que no hay marca. Tenemos que bordearla por la izquierda, al salir a la carretera girar a la derecha y nos plantamos al lado de una casa con perros y ocas, pero sin marca, que provoca de nuevo confusión. El camino toma por detrás de ella y se convierte en camberilla apenas distinguible en el prado, hasta enlazar con la carretera de las urbanizaciones cercanas al centro.


Desde aquí llegamos a una plaza de Suances donde las marcas mueren sin pena ni gloria que indique el final del camino, recorriendo un total de 15 kilómetros (5 hasta Santillana y 10 más de la última etapa) en unas 4 horas largas, que sientan como si hubieran sido el doble. Arrastramos los pies para finalizar la ruta y comer un menú en la playa.


Quizás ha sido el GR que menos me ha gustado de todos los cántabros. El 74 sigue pareciendome el más bonito, el más montañoso y mejor marcado,...el 71 es más pistero y por tanto mejor para hacer con bici, sin perder la montaña....el 75 acabó siendo infernal por lo mal marcado pero aún así tenía su encanto...y el 99 está marcado casi al milímetro y tiene tramos de ribera y los cañones del Ebro que son para quitar el hipo. En cambio en esta Calzada de los Blendios, lo primero ves poca calzada, apenas 4 o 5 tramos que sean realmente bonitos, y te queda la impresión de que el camino te va dando vueltas a lo bobo para ver un puentecillo (o vete tú a saber qué, cerca de Santillana), cansando de más y sumando kilómetros no contemplados. En los pocos tramos de montaña, hay zonas que dan lugar a confusión, zonas donde puedes embarrarte hasta la rodilla, sitios donde equivocarte de camino y acabar en un barranco, o cruces de ríos que complican muchísimo el avance. Luego tiene mucho recorrido en zona de prados por pista y carretera, que no es que sea lo más bonito de Cantabria, y zonas directamente urbanas o poligoneras que no tienen gracia ninguna. Y en cuanto al tramo por Palencia, el marcado es casi nulo y el paisaje algo cansino, muy castellano, plano y naranja. Vamos, se nota que no encabeza mi lista de preferencias, y así como el 74 y el 71 me llaman a volver a recorrerlos, este no creo que lo repita, aunque me guardo alguna buena imagen en la cabeza, momentos muy buenos con la gente en el camino, y mucho sufrimiento del que aprender para la próxima vez.

En cuanto a conclusiones a sacar:
-Meterse casi 60km en un día es perjudicial para la salud. Así como en otros GR más montunos sufren más las rodillas, aquí ha sido el infierno del ardor o directamente ampollada en los pies, y la kilometrada y las horas provocaron sobrecargas desde el dedo gordo del pie hasta el muslo, que no fueron a mejor en días siguientes, sino que los comprometieron mucho.
-Como siempre: compeed bendito tesoro.
-Llevar un perro complica enormemente la búsqueda de alojamiento, y al pasar por tanto núcleo urbano hay que atarlo e ir al loro de él, cosa que se complica si vas cansado del camino. Encima, en los muchos barrios y pueblos hay que estar con cuidado de que no se enzarze en peleas con los locales...
-Me sacan del verde cántabro al naranja castellano y ando mejor pero disfruto la mitad. En las siguientes salidas prefiero sufrir desniveles que quitan el aire entre cabañas, que andar kilómetros de meseta.

Como consejos, sólo uno: equilibrar la ruta. Resultaría menos salvaje el llegar a Herrera con tiempo y comenzar a ultima hora por el canal hasta Alar, para quitar esos brutales 10 últimos kilómetros. O todavía mejor, llegar a Mave o alrededores, para quitar 20km y así equilibrar los siguientes 3 días hacia los 30 km. Y el último finalizar con tiempo en Suances.

Claro que al final hay que disponer de casi 5 días. Si se prescinde de comer en Suances, y acabamos al final del cuarto día, lo más equilibrado podría ser:
-1er dia: de Herrera a Aguilar de Campoo, unos 32km salvables en 7 horas. Se puede comer algo en Mave y como se anda bien y ligero, sin agobios al final del día, podemos evitar el dormir en Herrera para apretar ese día.
-2º día: de Aguilar de Campoo a Santiurde de Reinosa, unos 40km salvables en unas 10 horas. La opción de dormir sería el Albergue La Torre (nada de perros) y comer sin prisas por Reinosa.
-3er día: de Santiurde a Barcena de Pie de Concha y de ahí a Corrales de Buelna, unos 34km salvables en unas 8 horas. Se puede comer por el Valle de Iguña (en Arenas, por ejemplo) y hacer una parada a gusto en Cieza.
-4º día: Corrales de Buelna a Santillana del Mar y de ahí a Suances, unos 30 kilometros salvables en unas 8 horas. Puente San Miguel sería una opción buena de comida-almuerzo, evitando clavadas en Santillana.

Adjunto los tracks grabados con un Garmin Oregon 550, así como un archivo kmz para Google Earth, con el GR-73 completo, incluídos los desvíos tomados o las pérdidas de rumbo. Un saludo!

Desconectado angel.grnd

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1077
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #1 en: 06 de Mayo de 2014, 18:41:29 pm »
Pues vaya pateada que te has metido, en lo que a mí respecta has pisado mucha carretera, vamos que a mí en esa no me pillan...odio la carretera...en cuanto a lo del perro claro que es un incordio, sobretodo a la hora de dormir, yo creo que no compensa, yo lo tengo y lo suelo llevar conmigo y disfruto viéndole correr pero en plan de quedarse en algún lado es otra historia..de todas formas enhorabuena por el camino...te sigo tus aventuras

Saludos

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #2 en: 06 de Mayo de 2014, 22:06:08 pm »
Lo de la carretera...amén a lo que dices. Demasiada carretera, demasiada pista y mieses...y cuando ha habido más bosque, muchas trampas. Pero vamos, de todo se aprende, y esta no se repetirá, ni se volverá a meter tanta caña que luego se comprometen mucho los demás días.

A ver si curo los pies y sigo con "las aventuras", que tengo 15 o 20 sitios colgados y ahora que viene buen tiempo y se va la nieve definitivamente, es el momento bueno. Que no acabo de volver de una cuando ya estoy pensando en hacer algo de 3 o 4 días por Picos sencillito, ... o la del año que viene de Soba a Polaciones por las divisorias con "la meseta". En fin...qué pena de que toque la primitiva y no tener que esperar a cada fin de semana o cada puente...

Un saludo!

Desconectado budiel

  • Usuario Senior
  • ****
  • Mensajes: 738
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #3 en: 07 de Mayo de 2014, 08:57:24 am »
Buenas, eso que has hecho no es una ruta, es una penitencia  :)). Recuerdo un tramo que hice con webmaster, de Reinosa a los Corrales, se supone que tiene los tramos más bonitos, pero acabé hasta los mismísimos de tanta pista y carretera. Parece ser que el camino lo marcaron hace más de 10 años y no ha tenido mucho mantenimiento, lo que inicialmente eran pistas ahora son carreteras, y algunas camberas están casi perdidas; en fin, una experiencia más.

Por curiosidad, ¿qué andas maquinando por Picos? ¿tal vez el anillo?

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #4 en: 07 de Mayo de 2014, 09:25:40 am »
No, Budiel, algo más sencillo y "mainstream". No subo a Picos (pereza de kilometrada) desde que era un crío, con mis padres, y tengo buenos recuerdos del Cares y Los Lagos, y tenía ganas de visitar a un colega que trabaja en Sajambre...

La idea es coger el autobus un día por la tarde y parar en Urdon para subir a dormir a Tresviso. De ahí el primer día pasar a Sotres y a Bulnes para hacer el Cares y dormir en Cain. Al día siguiente pasar a Valdeón y de ahí a Sajambre para enlazar el Arcediano y dormir en Amieva. Y el último día bajar a la Hoya San Vicente y subir hasta Los Lagos. Aunque creo que acortaré a dormir en Sajambre y finalizar para comer en la Hoya, que me parece mucha tela.

Y para el año que viene la idea es hacer Soba-La Sia-Ocijo-Vega de Pas, Vega-Matanela-Corconte, Corconte-Santiurde, y Santiurde-Palombera-Polaciones. Una especie de bordeo de meseta.

Desconectado budiel

  • Usuario Senior
  • ****
  • Mensajes: 738
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #5 en: 07 de Mayo de 2014, 09:56:28 am »
OK, entonces más que ir por Picos vas a rodear Picos. Suena duro...

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #6 en: 07 de Mayo de 2014, 10:18:05 am »
Sí, va a ser algo "mainstream", más algo emotivo por recordar sitios donde anduve de chico que otra cosa. Además ya te digo que me echan siempre para atrás la kilometrada hasta allí y acabo en Ason, Miera y Pas, que no acabas una ruta cuando te surge otra, algún cabañal que visitar, alguna cambera que no conoces...y queria hacer algo en la zona de Picos pero sencillo, que no controlo nada la zona.

De dureza, calculo que acortando sin subir a Los Lagos, quede la cosa más que razonable. Subir a dormir a Tresviso es un paseo, Tresviso-Sotres-Bulnes-Cares me parece que no tiene que tener problema, de Cain a Valdeon y Sajambre es algo más corto, y subir a Amieva y bajar a la Hoya, lo mismo. El problema vendría de meter tiza el segundo día hasta Amieva...y subir el tercero a cañón desde La Hoya a Los Lagos, que he visto algo en internet pero no sé que tal subida será.

En fin, ya os iré contando. Un saludo!

Desconectado budiel

  • Usuario Senior
  • ****
  • Mensajes: 738
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #7 en: 07 de Mayo de 2014, 11:46:10 am »
Bueno, a mí lo que me resultaría duro sería pasar entre todas esas cumbres y no "mojar", esta semana santa estuve con la novia haciendo la ruta del Cares y, aparte de para ella, sólo tenía ojos para las canales, como dicen por ahí, cada cual tiene su pedrada  ;).

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #8 en: 07 de Mayo de 2014, 11:55:22 am »
A mí me pasa lo mismo por Asón, Miera y Pas...el virus de Picos todavía no lo he cogido. Todo será pillarlo con esa ruta...

Desconectado budiel

  • Usuario Senior
  • ****
  • Mensajes: 738
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #9 en: 07 de Mayo de 2014, 12:12:21 pm »
Entonces te recomiendo que no vayas, no vaya a ser que te enganche y acabes tronao como alguno que yo me sé  :-\.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #10 en: 07 de Mayo de 2014, 12:15:13 pm »
Más tronao de lo que ando con los callejos y las cabañas, que es ver un sendero, divisar un cabañal desde alguna cresta, o que me comente algún paisano sobre un camino que no me suene...y ya me están diciendo los pies que cuando subimos.

Desconectado budiel

  • Usuario Senior
  • ****
  • Mensajes: 738
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #11 en: 07 de Mayo de 2014, 13:24:52 pm »
Pues de eso en Picos tienes tela, tengo un colega que es experto en encontrar las majadas más perdidas, los sedos más inverosímiles y las armaduras más precarias que te puedas imaginar, un auténtico Indiana Jones pastoril. Como muestra un botón (mira, ahí tienes otra forma de llegar a Tresviso, te aseguro que por ahí no te van a sobrar tantas horas  :))).

http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=4247.msg10189#msg10189

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1672
Re:GR-73, CALZADA DE LOS BLENDIOS (más o menos): Cantabria de Sur a Norte
« Respuesta #12 en: 29 de Enero de 2019, 12:31:38 pm »
La FCDME ha hecho pública una deshomologación de senderos PR, SL y GR, entre los que se incluye éste, debido a faltas de mantenimiento que han ocasionado graves deficiencias en la señalización del sendero.

Puede encontrarse información sobre los senderos homologados de Cantabria en https://www.fcdme.es/senderos y en http://misendafedme.es/buscador-de-senderos-homologados

El documento de deshomologación puede consultarse en https://www.fcdme.es/noticia/fcdme-informa-vocalia-senderos

La FCDME agradece a los senderistas la notificación de deficiencias en los senderos homologados. Toda información, es una valiosa ayuda en la planificación de la seguridad en nuestras montañas. Se puede remitir a senderos@fcdme.es

Un saludo!