Autor Tema: Equipación  (Leído 4205 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Valnera

  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 252
Equipación
« en: 30 de Septiembre de 2012, 00:57:45 am »
No podemos pensar en un montañer@ realizando una excursión o una ascensión con alpargatas y una bata de andar por casa ¿verdad?, este es un ejemplo exagerado pero no voy desencaminado al pronunciarme de esta manera ya que a veces se ven verdaderas barbaridades como llevar un equipo poco adecuado o realizar un mal uso de él.
Es muy importante reconocer que el deporte del montañismo (excepto en excursiones muy cortas o fáciles) exige un mínimo equipo para afrontar las duras e imprevisibles condiciones que impone la montaña...y no solo ya por comodidad sino por nuestra seguridad y las de nuestr@s compañer@s.
 

Equipo imprescindible

Este es el equipo que yo juzgo que siempre debemos llevar. Tengo que reconocer que al principio de mi andadura en mis primeras salidas no llevaba completo este equipo, pero el paso del tiempo me enseñó cuan necesarias pueden llegar a ser algunas y como nos pueden sacar de verdaderas penurias. Es de gran ayuda y si lo escogemos bien ¡no llega a pesar mas de 1 kg!.
 

Lo dicho..¡en mi caso ni siquiera llega a 800 gr!
¡Que signifícan 800 gr frente a nuestra seguridad!

-Gafas de sol; su principal función es salvaguardar nuestros ojos de la radiación solar y ultravioleta, que además en la montaña por su altitud es mayor...pero además nos protege de la intensa radiación reflejada por la nieve igual de peligrosa. También nos protege del viento y de que se nos introduzcan elementos extraños en los ojos, y cuando el viento es frío impide que nos lloren los ojos, y con lluvia nos mejora la visibilidad.
-Gorra; u otro elemento que nos proteja la cabeza del sol.
-Cordones de repuesto; su peso es inapreciable y nos sacarán del apuro de tener que inventar e improvisar si se nos rompen los que llevamos.
-Linterna pequeña o frontal; debe tratarse de una linterna pequeña que no pese demasiado, y que ilumine lo suficiente para guiarnos de noche. Recordad que es un elemento más de seguridad que llevaremos siempre, no se trata de una linterna para pernoctar o hacer una acampada que son más grandes. Es recomendable llevar su bombilla de repuesto.
Recomiendo el frontal de luz por dejar las manos libres, el de leds además de gran autonomía.
-Navaja; una navaja segura de acero inoxidable y templado, no de esas baratas. Mejor si es multiusos porque llevaremos más de una herramienta.
-Mapa; siempre llevar un mapa de la zona a escala 1:10.000, 1:25.000 o 1:50.000. A ser posible llevar otro que abarque los alrededores si el que llevamos no lo hace, por si acaso.
-Brújula; una brújula fiable, tampoco de esas baratas suspendidas en agua. En caso de niebla o pérdida nos podrá orientar con la ayuda del mapa.
-Chubasquero o impermeable ligero; de esos que plegados no ocupan nada, para el caso de lluvia o tormenta inesperada y aunque no transpire nos puede ayudar como ropa de abrigo adicional en caso de emergencia.
-Pequeño botiquín que al menos debe incluir; unas vendas, esparadrapo, tiritas para rozaduras, manta térmica de supervivencia, algunos medicamentos (analgésicos, antidiarréicos, pastillas potabilizadoras).
 

Botiquín

En mi caso esto es lo que llevo en mi botiquín, y como habéis comprobado no pesa nada.
1. Aquí como queda todo más o menos ordenado...
2. Apósitos para heridas y rozaduras.
3. Vendas y gasas esterilizadas.
4. Manta de supervivencia, para que veáis que es cierto lo que digo...¡la mía ya la tuve que estrenar!
5. Par de guantes estirilizados y tijeras.
6. pequeño bote hermético con las medicinas más utilizadas.
7. Barra de cacao para evitar que se resequen y agrieten los labios.
8. Un poco de esparadrapo médico.
9. Tiritas de todos los tamaños.
10.El botiquín vacío.


Transporte y vestimenta
 

Mochila:

No hay una regla general de la mochila adecuada, debemos escoger la que mejor se adapte a nuestro cuerpo y nuestras metas.
-Tiene que ser lo más cómoda posible. El almohadillado de las correas, espalda (y cintura en las más grandes) debe ser de calidad. Algunos modelos tienen un diseño que permiten una gran ventilación para la espalda y la regulación de su altura, esto último es muy confortable. Debe incorporar correas de carga para el pecho y la cintura.
-Resistente al desgaste y a la abrasión.
-Ligera. Algunas llevan armazón, no son muy aptas para excursiones de un día por que incrementan el peso 1 o 2 kg, en cambio el armazón es ideal para estabilizar la carga e incluso es recomendable para salidas de más de un día y cuando llevamos ya un considerable peso porque descarga parte en la cadera aligerando los hombros.
-La capacidad dependerá del uso y de los días de marcha. Normalmente la capacidad de las mochilas viene denominada en litros, siendo las de 30 litros o menos recomendables para la ciudad y excursiones de un día. Las de 30 a 55 litros son las mas extendidas, son las utilizadas para salidas de varios días. Finalmente las de 60 litros o más se usan para viajes, expediciones y salidas de varios días.
-Si es impermeable mejor que mejor.-Cuantas menos cosas llevemos colgando de la mochila menos nos molestarán en la marcha.
-No está de más una cremallera en la parte inferior para poder acceder más rapido a los objetos del fondo.

A la hora de comprarla habrá que probarla y comprobar todos sus elementos...enganchar y desenganchar los ajustes y sujeciones, la resistencia de las correas, cremalleras, etc...
 

Una mochila con sus principales partes

Ropa:
Generalmente vestimentas ligeras y aislantes para afrontar condiciones extremas de temperatura. En determinados casos y dependiendo de la ruta será necesario también que sean bastante resistentes al desgaste y la abrasión.
En condiciones invernales por supuesto la adecuada para ello y en este caso no esta de más que corten el viento, sean transpirables e impermeables.
 

Calzado:
Elemento muy importante en toda salida es el acomodo de nuestros pies.
Siempre será calzado tipo botas, adecuándose al terreno a transitar, de peso ligero para menor cansancio, impermeables y consistentes para el hielo y la nieve.
Generalmente con una suela fuerte, con buen dibujo y buen agarre.
Los calcetines, de lana suave (es recomendable un par de repuesto).
En condiciones de frío, lluvia o nieve abundantes el gore-tex en los calcetines o en las botas nos impermeabilizaran los pies.
Evitar uno de los errores más comunes; el estrenar el calzado en una excursión. Esto puede provocar gran sufrimiento e incomodidad a nuestros pies provocando rozaduras y heridas. Lo mejor es "domarlas" unos cuantos días antes con paseos o salidas cada vez mas largas.



Equipamiento recomendable
 
A continuación explicaré brevemente el equipo necesario para las salidas a realizar según su duración o dureza.

Equipo básico:
Para trayectos cortos, ya que normalmente el objetivo de la ruta no se encuentra a mas de una hora de camino.
Basta con llevar un calzado cómodo y una mochila pequeña con algo de comida por si acaso.

Media montaña:
Jornadas de un día o menos, por montaña inferior a 3.000 metros y en condiciones no invernales. Buenas botas de trekking, ropa adecuada al clima y al terreno, comida y agua para la jornada o jornadas de excursión.

Alta montaña:
Buenas botas de trekking y si vamos a encontrar nieve o hielo calzado adecuado para este terreno. Ropa de abrigo, imprescindible un pasamontañas, guantes, funda de vivac y linterna frontal potente. En caso de abundante nieve o hielo y pasos comprometidos, crampones y piolet. Tampoco esta de más alguna cuerda para asegurar en glaciares y pasos complicados.
 

Equipo técnico
 

Este es el equipo que se usa en condiciones especiales de visibilidad, clima o terreno. Describiré algunos de los más usados o conocidos.
 
Bastón de trekking:
Desde hace algún tiempo se ha generalizado el uso de este objeto que más que seguridad lo que aporta es comodidad. Su precursor es el palo puro y duro de toda la vida, ese palo que recogíamos o fabricábamos nosotros mismos, unos se rompían otros aguantaban más...
Pero ahora esta herramienta que ha acompañado al hombre desde tiempos ancestrales se ha visto mejorada gracias a la aportación de material más ligero y resistente, mejor ergonomía, agarre y comodidad por su capacidad de adaptarse a la talla de cada cual.

Elección:
Podemos encontrar muchas variedades en el mercado, algunos incluso con amortiguación algo que me parece encarecedor e innecesario. A la hora de comprarlo debemos fijarnos que este bien fabricado, con un mango cómodo que incorpore una cinta para la muñeca, que venga incorporado con su roseta para la nieve y que al desplegarlo al apoyarnos sobre el se mantenga estable en todas sus secciones.

Uso:
Principalmente para laderas y ascensos pronunciados donde debemos llevar el bastón más corto. En los descensos nos ahorrará mucha carga de peso a la larga, aquí en cambio habrá que alargar bastante el bastón.

Recomendaciones:
Esta herramienta es de gran ayuda para ahorrarnos peso y aportarnos equilibrio, más yo por ejemplo trato solo de usarlo solo cuando me beneficia enormemente y en alguna zona complicada para así seguir manteniendo un desarrollo y equilibrio natural de mi cuerpo. E aquí sus ventajas e inconvenientes...

Ventajas:
Cuando se usan de manera adecuada descargan peso sobre todo en los descensos aliviando la columna y las articulaciones del aparato locomotor.
Además es de gran ayuda en laderas de nieve, para apartar vegetación y maleza, paso de ríos, cuando se transporta carga pesada o durante varios días, tránsito con poca visibilidad (niebla, noche) e incluso como instrumento disuasorio para perros agresivos o animales peligrosos que nos amenacen claramente (cosa poco frecuente). Muy recomendado para personas con problemas de espalda, artritis o cualquier otro problema en las articulaciones.

Desventajas:
No son recomendados para niños y los más jóvenes que impide el correcto desarrollo motriz y equilibrio natural.
Cuando se transita por terreno escabroso, trepada o escalada.
En ningún caso puede sustituir al piolet como elemento de seguridad en pendientes de hielo.
 

Bastón de trekking o senderismo telescópico

Polainas:
Se tratan de un tipo de vestimenta técnica. Cuando se transita por la nieve no basta con un par de buenas botas impermeables, ya que la nieve suele colarse dentro de la bota mojando los pies. Las polainas impiden esto cubriendo la parte superior de la bota y la caña baja del pantalón o la pierna. Es recomendable que sean transpirables ya que impiden algo la ventilación. Las podemos encontrar largas como la de la fotos de abajo o un poco más cortas.
 

Aquí tenemos una típica polaina alta


Raquetas de nieve:
Tiempo atrás quedó cuando el andar por la nieve era una incomodidad y había que improvisar raquetas con madera y cuero. Los diseños de ahora son ligeros y muy resistentes permitiendo en algunos casos incluso el divertido deslizamiento por las laderas.
Aparte de los raquetas alargadas y puntiagudas que permiten el deslizamiento controlado por laderas no muy pronunciadas encontramos también las clásicas de siempre redondeadas y con la menor superficie posible, algunas con clavos en la parte inferior para mayor agarre en nieve dura.
La sujeción puede ser una simple elástica tira de caucho o una fijación automática de esquí.
Es recomendable que el calzado posea caña alta además de ser impermeable y aislante.
 

Raqueta moderna para andar sobre la nieve con sujeción automática

Crampones:
La invención de los crampones viene ya de principios de siglo cuando los pioneros alpinistas improvisaban en su calzado alguna suerte de sujeción o simplemente clavaban estratégicamente clavos en sus suelas para agarrar mejor sobre el hielo, solo que había algunos inconvenientes...este sistema era fijo y en zonas mixtas y roca no agarraba igual.
Por suerte con el paso del tiempo esta herramienta se perfeccionó hasta llegar a la variedad y sofisticación actuales.
La función de los crampones es el mejor agarre y seguridad en suelo resbaladizo o inestable como la nieve y el hielo, se pueden colocar cuando se quieran y encontramos gran cantidad de modelos y tipos según la talla y el uso que se va a hacer de ellos.

Clasificación:
Se pueden clasificar según su rigidez en:
-Articulados; que se adaptan perfectamente a casi cualquier bota flexible, recomendables para el excursionismo.
-Semirrígidos; se adaptan mejor a las botas de alpinismo.
-Rígidos; mucho más técnicos, especiales para escalada en hielo.

Por su sujeción encontramos crampones con:
-Sistema de correas; apto para todo tipo de calzado de montaña y excursión.
-Sistema semiautomático; para botas de alta montaña con suela rígida y reborde en la parte trasera. Combina rapidez de colocación en la parte trasera y seguridad con correa en la parte delantera.
-Sistema automático; únicamente para botas de alta montaña con suelas rígidas y rebordes o hendiduras en los dos extremos.

Luego según el número u orientación de las puntas encontramos crampones de 8 o 10 puntas ideales para excursionismo, que pesan poco y se recurre a ellos para pasar por neveros, glaciares no muy empinados y laderas de nieve dura no muy pronunciados. Los de doce puntas (más extendidos) son los más comunes para alpinismo y llevan las dos puntas delanteras según los modelos más o menos horizontales para que se claven mejor en nieve dura y hielo, hay alguno que tienen cuatro puntas horizontales especiales para alpinismo glaciar. Por último encontramos los más técnicos para cascadas de hielo con dos puntas o una totalmente horizontales.

Elección:
Así teniendo en cuenta todos estos tipos debemos escoger el más adecuado para la actividad a realizar, el calzado y nuestra talla. Es importante a la hora de adquirirlos probarlos con el calzado que vamos a utilizar.

Colocación:
Cuando no viene indicado, habrá que dejar el cierre hacia la parte exterior del pie. Los crampones deben quedar bien ajustados incluso antes de sujetarlos con la correa.

Mantenimiento:
Después de su uso se deben lavar y secar, es recomendable no guardarlos encerrados en una bolsa de plástico porque pueden aparecer puntos de óxido por la humedad.

Antizuecos:
A veces el estado de la nieve hace que ésta se quede adherida y pegada bajo los crampones formando una especie de zueco y recubriendo por completo las puntas, esto entraña el riesgo de resbalón y caída. Para estos casos existe otro elemento más de seguridad llamados "antizuecos", se tratan de unas láminas de látex deformables que se colocan recubriendo el espacio entre las puntas impidiendo que la nieve se quede adherida.

Recomendaciones:
Ante todo es mucho más importante saber usarlos, no debemos aventurarnos con ellos si no sabemos utilizarlos, las puntas son peligrosas para nosotros y las personas que nos rodean y su uso inadecuado puede provocarnos una caída o accidente de fatales consecuencias. Así debemos participar en algún curso de iniciación al alpinismo o al montañismo o probarlos poco a poco en una zona que no nos entrañe riesgo a nosotros ni a los demás como una ladera de nieve dura poco empinada que no acabe en un cortado o precipicio, y sin elementos con los que podamos impactar si resbalamos o volteamos como rocas, árboles, etc.

Más adelante incluiré algunos métodos de avance con ellos como mera aportación, pero de ningún modo sustituirá el aprendizaje con la práctica.
 

Crampón de 12 puntas semirrígido, con sujeción por correas


Crampón de 12 puntas semirrígido, con sujeción semiautomática


Antizuecos de látex

 
 
Piolet:
Herramienta clásica del alpinismo, al principio llamado "alpenstock" era más como un largo bastón de hierro alargado que servía para agarrarse mejor y equilibrarse en terrenos escarpados e irregulares, pero rápidamente se sustituyó por otra herramienta con forma de pequeñas hachas denominadas "pioletta" que permitían tallar escalones en la endurecida nieve o hielo.

Las partes diferenciadas del piolet son:
-Cruz; parte donde se encuentran la hachuela, la pica y el mango.
-Dragonera; cinta fijada al mango en la que se introduce la mano y la muñeca para evitar soltar o perder el piolet.
-Mango; parte mas larga del piolet que suele estar recubierta en parte o completamente por caucho o goma.
-Pala u hojuela; parte trasera de la cabeza del piolet, usada para tallar escalones o cavar en la nieve o hielo duros.
-Ojo u ojillo; orificio en la parte central de la cruz del piolet. Algunos piolets no lo tienen.
-Pica; parte anterior de la cabeza del piolet, más o menos curvada y dotada de un número determinado de dientes. Es usada para detenerse en una caída o para progresar en la nieve o hielo muy duros.
-Punta o regatón; Parte más baja del piolet y en la que se apoya cuando se utiliza como bastón. Suele tener un orificio para permitir el paso de una cuerda o cordino.

En la actualidad como ha ocurrido con otros instrumentos han ganado ligereza, resistencia y ergonomía gracias al desarrollo de nuevos materiales.
Podemos encontrar dos tipos; los de travesía y los técnicos o de tracción.

Clases:
Piolet de travesía; son más largos que los de tracción, con una curvatura de la hoja no muy acusada. Constan de una pala más o menos ancha según el modelo para tallar escalones o excavar en la nieve o el hielo. La hoja varía en curvatura, número y forma de dientes según el modelo. La punta de la hoja nos permite asegurarnos o golpear la nieve dura/hielo.
El mango está hecho de acero o aleación de aluminio, con determinada longitud y algunos vienen recubiertos en parte o enteros por goma o caucho.
La punta o regatón termina en punta para penetrar fácilmente en la superficie helada, muchas veces viene perforado para permitir el paso de un cordino o un mosquetón.

Piolet técnico o de tracción; son mas cortos, con hojas curvadas e inclinadas y dientes agresivos, algunas hojas en vez de incorporar pala llevan una pequeña maza para introducir anclajes. Los mangos son curvos y más ergonómicos para ejercer una mayor presión con menor esfuerzo en paredes muy inclinadas o verticales.
Estos piolets son específicos para escalada en hielo.

Elección;
Un piolet de travesía ante todo tiene que ser ligero y largo, podemos encontrar en venta incluso piolets aligerados o ligeros que solo llegan a pesar ¡350 gr!. Se escoge sujetándolo de pie por la cabeza debiendo llegar la punta a la altura del tobillo.
Los piolets técnicos o de tracción deben ser más cortos, de todos modos se suelen fabricar en una sola talla única, aprox. 50 cm.
Es recomendable que lleve una "dragonera", se trata de una cinta por la que pasa la muñeca y que en caso de caída o resbalón permite no perder el piolet y tener contacto con el. Otro factor a favor es que tenga perforaciones en la hoja, el mango y el regatón, para más adelante y con más experiencia poder usar el piolet en acciones más técnicas pasando por los agujeros cordinos o mosquetones.
Si el modelo esta forjado y templado pesará más pero a cambio será más seguro, resistente y permitirá golpear con mayor fuerza.

Uso y recomendaciones;
Como en el caso de los crampones nos encontramos con otra herramienta de seguridad que puede sernos más perjudicial que de ayuda en caso de no saber usarla correctamente, por lo que hago la misma recomendación; realizar algún curso de iniciación al alpinismo o al montañismo o probarlo poco a poco en una zona que no nos entrañe riesgo a nosotros ni a los demás como una ladera de nieve dura poco empinada que no acabe en un cortado o precipicio, y sin elementos con los que podamos impactar si resbalamos o volteamos como rocas, árboles, etc. Sobre todo la maniobra conocida como "autodetención".
Cuidado también al usarlo con temperaturas muy bajas o bajo cero (que va a ser la mayoría de las veces) ya que la piel puede quedar pegada al frío metal, es recomendable en estas condiciones usar el piolet con guantes de alpinismo, no valen unos finos guantes de lana.

Más adelante incluiré algunos métodos de avance con el piolet y la maniobra de autodetención con algunas fotos como mera aportación, pero de ningún modo sustituirá el aprendizaje con la práctica.
 

Partes de un piolet de travesía y al lado, piolet aligerado

Frontal:
Al principio usado por los espeleólogos se trata de un sistema de iluminación bastante cómodo que se lleva sujeto a la cabeza. De este modo permite tener libres las dos manos para transitar por la niebla, con poca visibilidad o de noche, pudiendo así llevar un piolet, un bastón telescópico o realizar trepadas o escalada. También nos permite hacer otras tareas más comunes de manera rápida y eficiente como preparar la cena, buscar objetos en la mochila, etc...
En el mercado encontramos modelos que varían en calidad y precio según el tipo de iluminación (tipo de bombilla, leds...), alcance y potencia, autonomía, impermeabilidad, además de otras propiedades como el diseño la ergonomía. Pero a la hora de escogerlo lo que mas prima sin duda es la autonomía, el peso y el volumen.
 

Frontal LED Alta Potencia