Autor Tema: PR-AS.27 Ruta del Desfiladero de Bustelín  (Leído 1618 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Adri

  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 105
PR-AS.27 Ruta del Desfiladero de Bustelín
« en: 19 de Septiembre de 2013, 21:05:44 pm »


Distancia: 17 Km
Desnivel: 535 m
Duración: 6h

Partiendo de San Antolín por la carretera a Fonsagrada encontraremos a 9 km el puente del Boadil donde se toma la desviación a la izquierda. Durante 2 km se continúa hasta encontrar, también a la izquierda, una pista sin asfaltar que va paralela al embalse de Salime. La pista transitable por turismos, se desemboca tras menos de 500 m, a la entrada de Riodeporcos que solo es accesible a través de un puente colgante peatonal.

La ruta comienza en Riodeporcos pequeño núcleo del norte del concejo de Ibias donde aún se conservan pérgolas que sujetan las vides que cubren la mayor parte le las calles del pueblo. Su camino de losas conduce a la parte alta donde los alcornoque (sufreiras) sobreviven al amparo de la intensa  sequedad estival de la zona y cuyo tronco es aprovechado para la fabricación de colmenas (trobos). La ruta se interna por un profundo desfiladero que conduce a pueblos como Bustelín, ya deshabitado y su río. Aprovechando una antigua pista romana utilizada para la extracción del oro de la zona comunicamos Penedela y Peneda.

Desde aquí, se sigue por la pista que va al Chao da Arqueira. El camino asciende a través de los cortados de la Regueira da Gamalleira y Valdefresno. Son inmejorables las vistas desde el Teso da Cuba sobre las minas de oro romanas y los grandes cortinos que son el mejor reflejo de sus antiguos pobladores. Dice la leyenda que los tres meandros del río que se observan desde este punto, son los tres curiotos de las antiguas minas romanas y que en el cerro cercano, El Castelo, existía un poblado encargado de la defensa de las explotaciones. En este tramo también se encuentra la Cueva da Osa.

Gira luego a la derecha para descender al deshabitado Penedela. Desde aquí se puede ver en la parte baja la aldea de Castaosa, y la capilla consagrada a San Antonio. La ruta continúa atravesando el pueblo de Busto, pequeño núcleo tan apartado como atractivo. Desde este punto el regreso se realiza entre abundante brezo y montes de madroño con un rápido y pronunciado descenso por la regueira das Valías a Bustelín y Riodeporcos.