Autor Tema: Senda de la Laguna de las Lomas (Palencia)  (Leído 1129 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado alig

  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 153
Senda de la Laguna de las Lomas (Palencia)
« en: 30 de Septiembre de 2013, 10:11:55 am »
Tomamos la carretera L-210 en Velilla del Río Carrión hasta Cardaño de Arriba, desde donde iniciamos la excursión. El camino tiene su inicio junto a la iglesia del pueblo y asciende valle arriba por una zona de praderas hasta que cruzamos un puente que salva el arroyo de Las Lomas. La ascensión se hace un poco más pronunciada, dejando a la derecha el arroyo. Antes de llegar al alto de la Majada de las Vacas el camino se bifurca. Por la derecha el camino desciende hacia la cascada del Ves. Por la izquierda continuamos la ascensión hasta cruzar de nuevo el arroyo por un puente de nueva factura.

A partir de aquí el sendero asciende por la ladera hasta el alto de La Lomba. En este tramo hay que tener cuidado de no perder el sendero, que a veces desaparece entre los matorrales. Desde el alto ya podemos ver el circo glaciar en cuya base se asienta el pozo de Las Lomas, rodeado por las cumbres del Celestino (2.394) el Alto de Fuentes Carrionas (2.497), Las Agujas de Cardaño (2.386) y el Alto de Las Lomas (2.430). Las ruinas de un chozo nos sirven de referencia para retomar el sendero, que serpentea ladera arriba hasta el Lago. Distancia aproximada: 10 kilómetros (ida y vuelta). Duración: cuatro horas. Época: todo el año. En invierno y primavera temprana, la presencia de nieve exige una mayor preparación técnica.

Los valles de Cardaño, desde el Puente Agudín hasta el pozo de Las Lomas tienen como escolta las más altas cumbres de la Montaña Palentina. Además de las ya citadas, por aquí se encuentran entre otras, el Espiguete (2.450) en el inicio del valle, el Murcia (2.341), el Pico Cuartas (2.451), el Mojón de las Tres Provincias (2.497) Peña Prieta (2.536) y Hoya Continua.

Montañeros y senderistas disfrutan desde hace tiempo de los placeres que proporciona caminar por estas alturas y asomarse desde estas atalayas a la Meseta Castellana y a los valles cantábricos. Mucho tiempo atrás, ya recorrían estos parajes los pastores con sus rebaños trashumantes. Ahora que las ovejas merinas ya no pastan estos puertos, su lugar lo han ocupado las vacas procedentes de los cercanos valles de la Liébana, a cuyas gentes arriendan los pastos los lugareños.

De la antigua actividad pastoril, para algunos origen de estos pueblos, quedan algunos chozos derruidos y la sana costumbre de agasajar a los visitantes con la caldereta de carne de oveja. Los vecinos de Cardaño han reconstruido en las inmediaciones del pueblo un chozo de pastores que se puede visitar.