Autor Tema: Sendero de la Cascada del Tobazo  (Leído 5733 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1807
Sendero de la Cascada del Tobazo
« en: 11 de Diciembre de 2013, 09:58:05 am »
La ruta parte de Villaescusa de Ebro, el último pueblo de Cantabria en el camino del río Ebro. Son apenas 3 kilómetros y medio y es muy sencilla de hacer, aparte de estar marcada con pintura, postes y estacas en amarillo y verde. Siguiéndola podremos ver las cascadas y la surgencia del Tobazo, así como las cuevas que hacían las veces de ermita.




Salimos del pueblo siguiendo las marcas del GR99, hasta que casi al final del pueblo hay un cartel que indica a la derecha, Cascada del Tobazo.



Se sube una pequeña cuesta.



Al acabar la cuesta damos un giro a la derecha para encontrar una estaca con colores verde y amarillo.


Seguimos adelante a la siguiente marca en un arbol.


La zona es de bosque muy limpio, con pequeñas zonas limpias de vegetación, por donde va discurriendo el sendero, a veces no muy claro, pero es que el sol de frente no ayuda.



Seguimos de estaca en estaca, de marca en marca, mientras el camino va ganando casi imperceptiblemente algo de altura.




Encontramos marcas en los árboles mientras seguimos subiendo poco a poco.


Finalmente salimos de esta zona de bosque limpio para pasar a una ladera de matorral bajo (brezo, escajo...) donde ya empezamos a ganar altura con más ritmo.



Aquí no pega el sol y todo está congelado.


Algo más adelante cruzamos una pequeña vaguada y al pasarla nos encontramos con un cartel que nos indica que si bajamos desde aquí llegamos al trazado del GR99.



Seguimos adelante y comenzamos a ver enfrente la cascada del Tobazo.




Encontramos otro poste indicador que nos indica que podemos ir a la derecha la surgencia, o a la izquierda a la cascada y la ermita.


Si optamos por la surgencia, surge un caminillo por el canchal que en unos metros nos lleva a la misma.




Desde aquí podemos dar la vuelta o directamente bajar por una especie de escalerillas a la zona de la ermita y la cascada.


La ermita no tiene mucho que ver aparte de unas simples cuevas con alguna tallada en la roca donde seguramente se alojarían los objetos religiosos.




La cascada no tira mucha agua, que llevamos una semana sin lluvia, pero aún así tiene su encanto, medio congelada.


Sin más, volvemos a la señal de GR99 Ebro y bajamos la pendiente entre los arbustos congelados.



Llegamos a una zona de bosque con nuevas marcas amarillas y verdes.


El camino parece llevar hacia una finca con murete en el bosque, pero no. Hay que girar a la derecha y buscar las nuevas marcas.





Si las vamos siguiendo bien, nos llevan de nuevo al cauce que venía de la cascada, encontrando un nuevo y espectacular salto de agua.


Desde aquí bajamos por varios prados, siempre por el borde que da a la cuenca que viene de la cascada.



Al poco llegamos adonde acaba la pista que viene de Villaescusa de Ebro (y empieza el sendero ribereño del GR hacia Orbaneja).



Ahora sólo nos queda volver a Villaescusa por la pista y cerrar el circuito.




El sendero es muy fácil y para todos los públicos. Se hace en una hora u hora y media con varias paradas, y resulta perfecto para estirar un poco las piernas o hacer hambre si se va a comer en la zona.

Adjunto el track grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!