Autor Tema: GRL Cantabria - Etapa 2A: Laredo-Santoña  (Leído 2384 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1750
GRL Cantabria - Etapa 2A: Laredo-Santoña
« en: 17 de Marzo de 2014, 15:04:45 pm »
Ya puse hace tiempo información del Gran Recorrido Litoral por la costa de Cantabria ( http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=4742.msg11245#msg11245 ). Tocaba empezar a recorrerla. Así que lo hacemos por las zonas más fáciles, y seguramente más prescindibles: las bahías con servicio de barca. Tanto en la bahía de Santander como en la de Santoña, nos podemos evitar una vuelta grande y con pasos por zonas industriales, cerradas y/o peligrosas, con un agradable paseo en barco.

En el caso de este tramo, el comprendido entre el Puntal de Laredo y Santoña (tramo 2A), las bonitas vistas de la marisma justifican a duras penas el tener que buscarse la vida entre Treto y Cicero, con amplias posibilidades de liarse o meterse en terrenos privados, ni el inevitable autostop en la carretera de los puentes a Santoña (sin arcén y con mala visibilidad, andar esta carretera es un suicidio). Se puede recorrer tranquilamente el puntal y coger la popular "barca de Maurilio", o bien desde el puerto coger la otra barca, si es que llegamos muy tostados de la etapa previa del GRL. Se pueden consultar horarios y precios en http://www.excursionesmaritimas.com/

De cualquier manera, si es por hacerse, se hace, y ya puestos, desde el Puerto de Laredo de manera que queda una etapa de 21 kilometros sin apenas desnivel, de los cuales reales son 18 ya que cruzamos la carretera en coche, y que se pueden librar en menos de 4 horas. En rojo y amarillo estaría el trazado proyectado originalmente por el PESC, y en rosa el finalmente andado.


Durante el camino por la Playa de la Salvé, nos desviamos del trazado original ya que resulta más agradable (aunque cansa más) el ir por la orilla en vez de por el paseo y luego por la carretera.


Para cruzar desde el Puntal de Laredo hasta Colindres, el trazado original se mete mucho por zona urbana y todos los prados al lado del polígono, en vez de lo cual se puede subir perfectamente por toda la orilla de la playa del Regatón hasta enlazar con la senda costera que lleva hasta la zona deportiva y el puerto de Colindres.


Por último, desde la fábrica de la empresa Bosch no se pudo orillar todo lo que se quiso y hubo que cruzar por la pista del eucaliptal. Antes de llegar a Cicero, el trazado original cruzaba fincas privadas, o no daba opción entre prados cerrados.


En fin, problemas por todos los lados, que hacen pensar que este GRL va a ser muy divertido.

Comenzamos a andar al lado del puerto, desde el tunel que lleva al malogrado Puerto de la Soledad, para cruzar las pasarelas peatonales de madera hacia el comienzo del paseo de la playa.


Al inicio del paseo podemos acceder cómodamente a la playa, cosa que hacemos para recorrer el arenal por la orilla.


Desde este punto podemos ver el contorno del Faro del Caballo a lo lejos.


Al cabo de unos cientos de metros nos encontramos con un pequeño obstáculo en forma de riachuelo. Podemos bien descalzarnos y cruzarlo, ya que cubre muy poco, o remontarlo un poco hasta el paseo y así evitarlo.


Hay manera de cruzar al otro lado sin subirnos de nuevo al paseo, pasando por las rocas al lado del desague.


Seguimos avanzando por la orilla con unas buenas vistas del Buciero.


A medida que avanzamos, se van haciendo más notables los efectos en las dunas de los últimos temporales.


Finalmente llegamos al Puntal, donde más se ha cebado el mar con las dunas. Ante tan fatídica conjunción de los elementos (sin relación ninguna con la construcción del nuevo puerto), la gallarda alcaldía ha trabajado incansablemente y se ha construido un legalísimo muro de piedras que garantizará el derecho de todo laredano de bien a tomarse las rabas a la orilla del mar. Ironias y circos mediáticos aparte, da penita ver el puntal así...y ver cómo se piensa solucionar.


Seguimos por el borde de lo que queda de duna, con Santoña enfrente, mientras giramos la punta.


Enfrente quedan ahora el embarcadero del Club Nautico y Montehano se perfila claramente.


No podemos seguir adelante y tendremos que rodear el citado club, por lo que aprovechamos la pasarela de madera para llegar al parking del puntal.


Tomamos por la carretera y en cuanto acaben las instalaciones del club giramos a la derecha para tomar hasta la ribera.




En este punto podemos elegir entre ir recorriendo las dunas y posteriormente el bosque del Regaton, a través de los múltiples senderos y caminillos, o ir por la orilla.


Tras un rato por la duna, bajamos a la más trabajosa orilla, y seguimos camino con el Candiano enfrente.


Empezamos a caminar por el extremo del bosque del Regatón, mientras los barcos entran y salen del puerto de Colindres.


Seguimos andando cada vez con más dificultad debido a lo blando de la arena, ya que la playa va dando paso a la marisma.


Llegamos a una escollera a la que subimos en las inmediaciones de un camping, y continuamos por ella.




Cruzamos un puente sobre el arroyo del Regatón y seguimos adelante.


La zona tiene numerosas indicaciones SL y de senderos, y abundante cartelería, además de buenas vistas.


Comenzamos a cruzar una zona mixta de marismas y huertillas, por una pista de arena bastante buena.


En cierto momento se plantea la posibilidad de seguir por la pista hasta entrar al pueblo de Colindres, o tomar por el borde de un muro de contencion de una cubeta.


Tomamos por el algo cerrado muro.


Y finalmente llegamos al paseo de la marisma de Colindres.


Continuamos por el paseo, pasamos al lado de un colegio y zonas deportivas, y finalmente llegamos al puerto.






Atravesamos el puerto y ya tenemos enfrente la carretera general, a cuya vereda nos acercamos.


Cruzamos el viejo puente, llegamos a la rotonda de entrada de la fábrica de la empresa Bosch y entramos al complejo, por la orilla del Asón.






Hay un cartel que prohibe la entrada a personal autorizada salvo determinada normativa, que seguramente se refiera a servidumbre de paso. Por el camino se ve a gente pescando y hasta gente mayor paseando, y nadie se acerca a decir nada, por lo que no hay ningun problema.


Llegamos a la zona del edificio 112 y el embarcadero.


Seguimos adelante aprovechando un pisado senderillo entre la hierba que nos lleva hacia la verja.


Ya en la verja pasamos al otro lado, y aunque la intención es seguir la orilla, la vegetación es muy cerrada y hay que bordear la verja que hemos cruzado hasta encontrar una pistilla forestal que nos lleva entre el eucaliptal.




En varias ocasiones hay desvíos, más o menos llenos de maleza, juncos,... Evitamos todos ellos y seguimos la pista principal.






Finalmente enlazamos por la izquierda con una pista más abierta, al lado de las vías del tren.


La tomamos, pero no hacia las vías, sino a la derecha.


Enlazamos despues con una pista que ya está más cercana al borde de la marisma y que pronto se convierte en carreterucha.




Un poco más adelante nos encontramos un fabriquin, donde hay un cartel que prohibe coger marisco, y restos de otro poste. El trazado propuesto por el PESC sugiere tomar a la derecha e ir bordeando la marisma. El problema, aparte de poder meter el pie hasta la rodilla, es que acabamos bien en prados cercadis y privados, o en el terreno de una casa. Si alguien repite camino, es mejor no molestar a nadie y girar a la izquierda en este punto y buscar el siguiente desvío de carreteruca entre las casas a la derecha.


En la foto vemos el prado marismeño.


Y en esta la casa con terreno lindante a la marisma. Tanto el terreno como el vial de acceso son privados. El dueño, muy amablemente, comentó que igual hacía 30 años que no pasaba el camino por ahí, y era la primera vez que alguien cruzaba por allí. Asímismo le sorprendió bastante la ruta y su trazado. Lo dicho, mejor ir por la carretera y evitar molestar a nadie...


Un poco más adelante enlazamos con la carretera del barrio y tomamos a la derecha.


La carretera termina en el siguiente grupo de casas, y a la derecha existe una pasarela de madera para observación de aves.




Tras preguntar a varios vecinos, indican que podemos seguir adelante y seguir para enlazar una pista que nos devolverá a la zona de las vías del tren, y que mientras no vayamos con escopeta ni con bolsas para robar fruta, no tendremos problemas con nadie.


Cruzamos el prado y enlazamos una camberilla entre fincas.


Y enlazamos la pista de grija, que da una curva de 180º y nos lleva hacia el tren.






Llegamos a la zona de las vía y circulamos por la vereda de la carretera paralela.




Cruzamos las vías y llegamos a la carretera general, cerca del putiblub de Las Marismas.




En este punto la opcion más recomendable es ponernos en el arcén y hacer dedo para cruzar toda la peligrosa carretera de los puentes.


El primer tramo hasta el puente tiene buena visibilidad así que lo andamos (aunque repito que es una carretera muy peligrosa).


Cruzamos el puente, con cuidado ya que no tiene acceso directo y hay que tocar la carretera para pasar al mismo.


Al otro lado hay una amplia vereda, y podemos rodear el convento y llegar al parking entre el convento y la cantera, pero va cayendo la noche y mejor buscar vehículo ahora.


El siguiente punto donde parar con seguridad y continuar a pie es el observatorio de aves de La Arenilla, en la recta de entrada a Santoña, antes del ultimo puente.


Volvemos a andar en dirección al albergue.


Sobrepasamos el albergue y cruzamos el puente para entrar en Santoña. En teoría no se pesca a la mano derecha para dejar paso a peatones o ciclistas, pero de cualquier manera es peligroso, y si vamos a rebasar a alguien, hay que mirar bien a la carretera.


Llegamos a la rotonda de entrada al pueblo, y buscamos un pequeño acceso peatonal a la zona portuaria, en el muro.




Caminamos entre las lonjas y bordeamos el edificio principal para acceder a la zona del mirador, mientras cae la noche y vemos Montehano al frente.




Giramos a la derecha para caminar por la zona encima del parking, con las embarcaciones de recreo a mano derecha.




Bordeamos la plaza de toros y pasamos del largo del muelle de La Machina.


Y tras recorrer un trozo del Pasaje, llegamos al punto final que es el embarcadero de "Maurilio", adonde nos hubiera cruzado la barca.




Adjunto un archivo Kmz para Google Earth, editado respecto al gpx grabado con el GPS, para dejar un recorrido definitivo que evita los problemas en la zona de Cicero. Un saludo!

Desconectado Delaredolin

  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 254
  • Sexo: Masculino
Re:GRL Cantabria - Etapa 2A: Laredo-Santoña
« Respuesta #1 en: 17 de Marzo de 2014, 23:21:41 pm »
Bonito reportaje, pero se te ve el plumero,..!!!

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1750
Re:GRL Cantabria - Etapa 2A: Laredo-Santoña
« Respuesta #2 en: 18 de Marzo de 2014, 08:09:25 am »
Sí, esta zona de la desembocadura del Asón está llena de plumeros... ;)