Autor Tema: GRL Cantabria - Etapa 4A: Somo-Santander  (Leído 2671 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1704
GRL Cantabria - Etapa 4A: Somo-Santander
« en: 28 de Abril de 2014, 14:49:31 pm »
Esta sección del GRL por la costa de Cantabria se puede "evitar" tomando un barco desde el muelle de Somo. Evitar...porque a pesar de que se llega bien hasta la zona de Parayas mediante senderos o paseos habilitados, y las vistas son interesantes, al final tiene mucho tramo urbano o poligonero, por no hablar del problemón de cruzar desde Raos hasta la entrada de Santander.

Si de todas maneras nos apetece hacerlo, nos llevarán menos de 6 horas, paradas incluídas a comer o tomar algo por el camino, el salvar los 27,5 kilómetros y unos 280 metros de desnivel.


En cuanto a las divergencias con el camino propuesto por el PESC, no tenemos que evitar la costa en la zona de Elechas cuando podemos seguir la pista de servicio de la canalización del gas, pero sí tendremos que subir a Pontejos por el barrio de Otero, ya qye no podemos continuar adelante más allá de la Isla de la Campanuca.


Por otra parte está el problema de no poder cruzar de Raos a la entrada de Santander, o las actuales obras en el paseo marítimo que obligan a desviarse hacia el Paseo Pereda.


En fin, quizás uno de los tramos menos interesantes de nuestra costa, pero en fin, todo tiene su aquel...

Comenzamos el día desde el parquecillo donde atracan las pedreñeras, al lado de la carretera general.


Cruzamos el puente en dirección a Pedreña y seguimos por la acera que bordea la desembocadura del Miera.


Por esta acera entramos en Pedreña y seguimos hasta el embarcadero de las pedreñeras y seguimos adelante.




Giramos a la izquierda para meternos entre un peñasco y una nave, volviendo a la ribera, desde donde sale una pasarela de madera.




La pasarela da paso a un paseo enlosado que termina al poco, para evitar varias casas.


Seguimos adelante y no giramos a la derecha para recuperar la ribera hasta ver una señal del sendero costero de Pontejos-Pedreña.




Por ese camino llegamos de nuevo a la ribera y encontramos de nuevo el paseo enlosado.


Por el paseo seguimos adelante hasta llegar al borde del campo de golf, y giramos a la derecha para seguir por el borde del agua.




A lo largo de toda esta zona hasta Pontejos hay abundantes (aunque poco interesantes) carteles explicativos, mientras seguimos recorriendo la costa.


Más adelante el camino gira y tenemos una pequeña subida.


Al dar la vuelta a la lomilla vemos ya las canalizaciones del gas, así como las islas de la Hierba y De los Ratones o De Marnay.


Seguimos de frente y accedemos a la pista de servicio de las tuberías, para girar a la izquierda y seguirlas hasta el cementerio de Elechas. Al fondo se puede ver Mordor, y más lejos el Macizo Oriental, con las reconocibles crestas de Rocías y Mortillano, Peña Lavalle, el Mosquiteru o el Porracolina.


Encontramos una verja que corta el acceso a vehículos y que pasamos cómodamente por la izquierda.


Al llegar a la altura del cementerio giramos a la derecha y seguimos el sendero por la derecha del mismo.


Recuperamos el enlosado y seguimos por la ribera de la Ensenada de San Bartolome.


Pasamos unas naves industriales y seguimos adelante a recuperar el paseo.




Comienzan a llegar aviones al aeropuerto de Parayas, que pasan por encima nuestro.


Y finalmente llegamos a la zona de La Campanuca.


Se puede continuar algo más adelante para tener unas buenas vistas de la Isla de La Campanuca, pero al poco el camino muere, debido a que no se llegó a acuerdos con los dueños de las siguientes fincas, y que hubieran posibilitado el llegar directos a la Isla de Pedrosa.




Nos queda, pues, el subir a mano izquierda y alcanzar el barrio de Otero.


Al llegar a la altura de una casona con una ermita cercana, giramos a la derecha.


Vemos sin problema el trazado de la carreteruca que nos va a dejar directamente en la carretera general.


Desde aquí seguimos en dirección al centro de Pontejos, bien por el carril peatonal, bien por aceras.




En cuanto vemos indicaciones a la Isla de Pedrosa, giramos a la derecha cruzando la general.


Podemos aquí echar un rato paseando por la isla, aunque la verdad es que es un poco decrépita y no se gana mucho en vistas...o girar a la izquierda a la altura de la señal indicadora.


Por esa calle llegamos a la zona de parque infantil y pistas deportivas.




Desde aquí surge otro cómodo paseo que nos llevará hasta el Espigón de Pontejos.




Ya sólo nos queda continuar por la acera hasta cruzar el Puente de Pontejos y llegar a la zona del Muelle de Orconera.




Seguimos adelante y tomamos una calle por la que seguimos adelante por delante de la empresa de Astilleros de Santander.




Algo más adelante tenemos la incorporación a la autovía, pero hay un paseo de tierra que la bordea y nos permitiría, desviándonos a la derecha, pasear por las Marismas Blancas.


Mantenemos la direccion y seguimos hacia el puente que nos dejará a la otra mano de las marismas, para tomar un cómodo carril peatonal.




Espiamos un poco a los pajaros y seguimos adelante por el carril.




El carril cambia de mano pero podemos seguir por la acera en esta mano, y continuar adelante, pasando la fábrica de Equipos Nucleares.


Al acabar ésta giramos a la izquierda para embocar una calle que nos dejará en la zona de la Escuela Municipal de Remo y la "playa" de Punta de Parayas.




Hay que tener unos huevos bien gordos para llamar a esto playa, señalizarlo como tal e incluirlo en los folletos de Cantabria, pero qué le vamos a hacer...


Desde aquí enlazamos el circuito que da la vuelta a todo el Aeropuerto de Parayas


Desde aquí tenemos unas impresionantes vistas de la Isla de Pedrosa y de Peña Cabarga.


Continuamos adelante y cruzamos el tunel que salva la zona de la pista de aterrizaje.


Continuamos otro tramo y giramos a la izquierda para continuar el borde del aeropuerto y la marina deportiva.




Cuando esta acaba llegamos a la altura de una gasolinera y giramos a la derecha para abandonar el circuito del aeropuerto y seguir la ribera del polígono industrial.




A la derecha vemos, a lo lejos, la Península de la Magdalena, o la zona de Pedreña y Elechas por donde hemos cminado antes.


Bordeamos el polígono y llegamos al punto negro de la ruta.




El acceso por los terrenos de Autoridad Portuaria está cerrado a peatones y ciclistas, y lo que antes serían 15-20 minutos hasta la zona de la Marga, ahora es misión imposible. Hoy está cerrado, pero si continuamos adelante en día laboral seríamos detenidos y multados. Existe un supuesto paso hacia la zona del Corte Ingles pero al parecer tiene un "dueño" dado a las represalias, y la opción de cruzar por la carretera de entrada a Santander es totalmente suicida.


No queda otra que bordear el polígono y llegar a la incorporación a la autovía en Raos.


Vemos dos personas mayores jugándosela por el puente...


...pero preferimos pasar la gasolinera y hacer dedo en la rotonda, con el plan B de llamar a un taxi (942 33 33 33).




Pasan pocos coches al ser domingo pero en menos de 15 minutos nos recogen y nos dejan en la zona de los concesionarios, adonde hubiéramos pasado de estar abierto el tramo del puerto.




Tomamos hacia la zona de la Marga, donde una acera nos permite salvar la zona hasta la entrada a Santander.






En cuanto es posible, pasamos a la zona del puerto pesquero.




Si apetece, se puede dar una vuelta por el Barrio Pesquero, aunque poco hay que ver...y sin más seguimos adelante para llegar a la Calle Antonio Lopez y entrar en pleno centro.


En condiciones normales seguiríamos el paseo marítimo y llegaríamos al final de etapa, pero el señor de Mordor ha decidido montarse un museo y tendremos que desviarnos ligeramente.


Llegamos al Paseo Pereda...


...y en cuanto nos es posible cruzamos al muelle donde atracan las pedreñeras, con la que volvemos a Somo disfrutando de las vistas de la bahía, por 2,65 euros.


Información sobre transporte en:
http://www.losreginas.com/
http://www.autobusespalomera.com/

Adjunto un archivo kml, editado del gpx grabado con un Garmin Oregon 550, que corrige ciertos tramos donde se apagó o funcionó mal. Un saludo!