Autor Tema: Puente Pumar-Braña Escajos-Piedra Jincá-Collado Sejos-Ortigal-Silviejo-Uznayo  (Leído 1886 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1822
Amenaza lluvia y las rodillas andan tocadas de días anteriores, así que se impone algo sencillote, y tras echar un ojo al mapa acaba tocando visitar la divisoria de Saja-Nansa, para partiendo de Polaciones ascender a Sejos y volver a bajar. En vez de hacer la ruta clásica desde Puente Pumar al Collado del Hitón, iremos por la Braña Escajos, y la vuelta desde el Collado de Sejos hacia Uznayo la haremos bordeando el cabañal de Silviejo. Al final salió una ruta de 21km y 966 metros de desnivel acumulado, que se resolvió en 5 horas y media, con mucha tranquilidad.


Salimos desde el C.P. Valle de Polaciones, en Puente Pumar...


...para ascender por la pista cementada a la Casa Rectoral.


Unos metros más adelante pasamos por el lado del cementerio...


...y tras un ascenso algo fuerte llegamos a una cancela cerrada que tiene al lado un cartel explicativo del camino Polaciones-Tudanca.


Pasamos la cancela y continuamos ascendiendo de frente, evitando las pistas laterales que surgen en este punto.


Un poco más adelante hay un poste señalador del camino comentado,...


...pero seguiremos por la pista.


Evitamos un desvío de la pista que lleva a un cabañal abajo a la derecha...


...y luego evitamos otro desvío que lleva hacia un collado y a las antenas del Cueto del Haya.


Mientras seguimos subiendo tenemos unas vistas bonitas de Polaciones, mientras se nos acercan unos perrillos de la estabulación cercana.


La pista sigue ascendiendo...


...mientras a la izquierda vemos la pista que lleva al collado y las antenas citadas.


Rebasamos un bebedero a mano derecha...


...y echamos un ultimo vistazo a la zona del Cueto del Haya.


Volvemos a concentrarnos en el ascenso por la pista...


...y evitamos otro ramal a la izquierda.


Al poco nos metemos en un pequeño tramo de bosque, sin abandonar la pista principal.


Nada más salir del mismo surge al fondo el Collado del Hitón, y la vía clásica desde Puente Pumar a Sejos, con el Cueto la Concilla a la izquierda, asediado por la niebla.


Continuamos nuestro camino, que va dulcificando la pendiente...


...para llegar a las turberas del Alto de las Torres (o Tierras Negras, para los cazadores).


Tenemos que continuar por la pista a la derecha para bordear la peña (Cueto Escajos) que tenemos enfrente nuestro...


...pero nos hacemos un poco a la izquierda para echar un ojo a las crestas cercanas al Prao Concejo de Tudanca y alrededores.


Rodeamos por el lado contrario la turbera...


...y volvemos de nuevo a la pista para seguir nuestro camino.


El Cueto la Concilla va acercándose...


...y llegamos a unos amplios pastizales que son la Braña Escajos. Aquí pastan vacas, yeguas y ovejas, cuidadas por una pareja de mastines que no se molestan al ver que vamos de ruta y ni siquiera ladran, cosa que sorprende tras los habituales encuentros con perros pastores.


La pista bordea la braña por la derecha...


...para dejarnos en un collado entre el Cueto de Escajos y el de La Concilla.


Hacia la izquierda vemos el Collado Fonfría, sin que haya ningun sendero que invite a llegar directos...


...como tampoco lo parece hacia La Concilla, pero la ladera es bien franca y subimos por ella.


Iremos subiendo por el borde de la loma...


...hasta llegar a una zona de ladera sin arbusto.


Es el momento de hacerse a la derecha, con el Collado del Hitón a la vista...


...y subir hasta encontrar un amago de cambera que nos conduce al mismo, evitando la docena de sedos que también nos acabarían llevando cerca de él.


Una vez alcanzada la cambera el camino es claro...


...y pasamos al lado de un amago de bebedero.


El Collado del Hitón ya está a tiro de piedra...


...y giramos a la derecha para seguir el estacado y llegar al centro del mismo.


Al llegar al hitón giramos a la izquierda, cruzando el cercado...


...para comenzar la bajada hacia Sejos.


A mitad del camino del collado encontramos los menhires, bastante abandonados...


...y seguimos camino en descenso hacia la pista, ganando el Collado de Sejos.


Antes de bajar de nuevo a Polaciones, cruzamos el paso canadiense y disfrutamos de la vista de los pastizales de Sejos y la zona de los Cantos de la Borrica.


Enfrente tenemos la Sierra del Cordel,...


...y tras continuar unos pocos metros nos hacemos a la derecha para encontrar el estacado de la divisoria Saja-Polaciones, donde sorprendemos a un zorro.


Invertimos la dirección para volver por el estacado al Collado de Sejos...




..que saltamos fácilmente para volver por el lado purriego.


Desde el collado tomamos la pista que baja dirección a Uznayo, desde la placa en memoria a un senderista fallecido.


Bajamos por la pista disfrutando de las vistas del cabañal de Ortigal, y al fondo el de Silviejo, que visitaremos.


La pista no tiene duda ninguna...


...y bajamos disfrutando de las cabañas cercanas mientras perdemos altura.


La pista pasa al lado justo de una cabaña...


...en cuya posadera hay unos vetustos clavos y un herrumbrado cepillo de carpintero.


Algo más abajo hay una cerrada curva a la derecha, que seguimos (aunque se podría seguir a la izquierda y bajar al arroyo Larraigado sin problemas).


Dejamos un acceso a otro invernal a mano derecha...


...y al poco vemos un desvío a la izquierda que tomaremos para llegar al arroyo Larraigado y al cabañal de Silviejo.


Bajamos por la pista y se ve otro pequeño invernal a la izquierda...


...para a los pocos metros cruzar un paso canadiense.


La pista nos va llevando hacia el arroyo...


...acercándonos al grupo bajo de cabañas de Ortigal.


Cruzamos un pequeño puente...


...y luego otro en el cauce principal.


Comenzamos la bajada hacia Uznayo en paralelo al arroyo...


...avanzando por la pista mientras vemos el cabañal de Silviejo a la izquierda, arriba.


Dejamos una cabaña a mano derecha...


...antes de cruzar un arroyo encauzado.


A los pocos metros hay una bifurcación que nos subiría al cabañal de Silviejo, pero continuamos por la derecha.


Después encontramos una bifurcación a la derecha que no tomamos y que nos bajaría de nuevo al Larraigado...


...y algo más adelante tenemos otra bifurcación con idéntico destino.


Seguimos nuestro camino por la pista principal mientras disfrutamos de las vistas de las cabañas y de Polaciones.




La pista pasa por un tramo de bosque abierto...


...y hacemos un fuerte giro a la derecha, evitando una bifurcación que nos llevaría a los cabañales de El Llano (y más adelante Las Camporras para dirigirnos a Tresabuela).


Cruzamos un paso canadiense...


...y nos toca un bonito tramo de hayedo.


Cuando salimos de éste vemos una amplia zona de pastizales por los que bajamos con amplios zigzags de la pista...


...y evitamos una bifurcación hacia la izquierda.


Así llegamos a un pintoresco invernal con la fecha grabada encima de la entrada, que es donde enlazarían las bifurcaciones anteriores que no habíamos tomado.


Un puente nos cruza el Larraigado, que tampoco es necesario usar ya que está encauzado en la pista.


Mientras bajamos por la pista encontramos más invernales a la orilla...


...y disfrutamos de las vistas de otros en las lomas.


Tras algún invernal más...


...la pista se vuelve cementada, y se le une otra por la derecha que es la que abandonamos inicialmente en Ortigal para acercarnos al arroyo Larraigado.


El descenso por el cemento es aburrido y algo pesado para las plantas de los pies...


...mientras vemos Uznayo abajo.


Antes de llegar cruzar el puente sobre el arroyo Collarín al pueblo...


...abandonamos la pista cementada para tomar una de tierra a la derecha y trasponer una cancela.


Tomamos el ramal de la izquierda para bordear un cerrado de ganado...


...y a los pocos metros, tomar en bajada a la izquierda para acercarnos de nuevo al arroyo.


Tras pasar una nueva cancela...


...evitamos el descenso final al arroyo para tomar la bifurcación a la derecha.


Mirando atrás vemos la pista que hemos tomado, con un molino al lado del arroyo, y el cruce del arroyo por un puente que nos lleva a Uznayo.


Nos toca trasponer otra cancela...


...y comenzar una embarrada pista que llevaría a enlazar finalmente la ruta Puente Pumar - Collado del Hitón, aunque la abandonaremos antes.


Ignoramos una bifurcación a la izquierda...


...y continuamos por la embarrada pista, detrás de un rebaño de vacas.


La idea es no llegar a enlazar sino salirnos antes y bajar más directos a cerrar la ruta en Puente Pumar. Vemos una camberuca en el bosque y la seguimos...


...para darnos cuenta que muere en el bosque, mientras vemos una finca con cabaña a la izquierda.


Nosotros seguimos a la derecha, dirección Puente Pumar...


...encontrando una salida a un arroyo, que se cruza sin problemas.


Al otro lado del mismo hay una pista que bajaba paralela al mismo. Evidentemente viene de la que hemos abandonado, y no hacía falta investigar el bosquecillo a ver cómo enlazábamos.


Así salimos a una finca, con Puente Pumar perfilándose delante nuestro...


...y nos dirigimos a su cabaña.


A su izquierda hay una bajada a la pista cercana...


...por donde bajamos a la izquierda.


Unos metros más abajo ya vemos la carretera que va de Uznayo a Puente Pumar....


...a la que bajamos.


Ya sólo nos quedan unos minutos por la carretera...


...para dejar a mano derecha la pista que sube de Puente Pumar al Collado del Hitón.


Continuamos nuestro camino por la carretera para llegar a Puente Pumar y cerrar el circuito.


Adjunto un archivo gpx grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!