Autor Tema: Digitalis purpurea L.  (Leído 1336 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Webmaster

  • Administrador
  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 3726
  • Sexo: Masculino
Digitalis purpurea L.
« en: 08 de Junio de 2014, 17:46:49 pm »






Digitalis purpurea, también conocida como dedalera, calzón de cuco, calzones de cuquillo, calzones de zorra, digital, cartucho, chupamieles, guante de Nuestra Señora, San Juan, bilicroques, guantelete o viluria, es una especie de planta herbácea bienal de la familia de las escrofulariáceas.
Esta planta se puede encontrar en claros de robledales, hayedos, abedulares, etc., roquedos, taludes, terraplenes, acantilados, márgenes de caminos, zonas de reciente tala y quemas, y en general, se encuentra en terrenos húmedos y silícicos (raramente en terrenos calcáreos).
Se trata de una planta bianual que alcanza hasta los 170 cm de altura. El primer año produce una roseta de hojas basales, ovales, dentadas y de largo peciolo, ydurante el segundo año se desarrolla un tallo largo y cubierto de hojas sésiles y rugosas; todas las hojas de esta planta son ligeramente pubescentes, dentadas, simples y alternas, con el envés finamente texturado; se hacen más pequeñas hacia la cima del tallo.
Florece de abril a agosto y sus flores son especialmente llamativas por su forma de racimos de campanas de color púrpura encontrándose en su interior manchas blancas rodeando a otras de color marrón oscuro.
Desde hace siglos se ha utilizado la Digital como un excelente cicatrizante de las heridas externas, pero su uso interno puede resultar mortal. Una dosis adecuada permite regular con eficacia el ritmo cardíaco, pero es tan crítica y ajustada, que un solo gramo de más puede traer serias consecuencias. La dosis administrada puede resultar una medicina o un veneno: diez gramos de una hoja de Digital puede causar la muerte a un adulto. A los pocos minutos de su ingestión se producen severas arritmias cardiacas, la actividad del sistema nervioso simpático queda inhibido y el corazón reduce drásticamente su latido y presión arterial, como consecuencia se alcanza la muerte súbita por parada cardiaca.