Autor Tema: Vidrieros-Pineda-Pz.Curavacas-Curruquilla-P.H.Continua-Cd.Valdenievas-Piedrahita  (Leído 1493 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1785
La ruta parte desde Vidrieros para remontar las riberas del Río Carrión y el Valle de Pineda, hasta después enganchar la pista que nos lleva a los Puertos del Vés, y al Pozo Curavacas. De allí tendremos que remontar el pedregoso terreno hasta el Collado Curruquilla, desde donde comenzamos la travesía del cordal al Curruquilla y al Pico de Hoya Continua. Desde aquí tenemos un cómodo cresteo hacia el Pico Ramacedo y al del Vallejo, alcanzando el Collado Valdenievas, desde donde bajamos por El Hoyal al Prao Hormigal, enganchando la pista que nos deja en la Majada Piedrahita, de donde otra pista nos deja en la pista principal del Valle de Valdenievas, cuyo cauce acompañamos hasta entrar en Vidrieros, cerrando el precioso pero algo exigente circuito.


Así se recorren 33'74 kilómetros, con 1421 metros de desnivel acumulado, que se superan en 9 horas y 45 minutos, incluyendo paradas.


Salimos desde Vidrieros y tomamos por la pista que sale del pueblo...


...y nos lleva por la ribera del Río Carrión.


A medida que avanzamos, vamos pasando por las casas del Barriuco...


...y al rato llegamos a la altura del Refugio de Pescadores de La Torca.


El terreno se estrecha un poco, y dejamos a mano derecha un puente de madera sobre el río, que ignoramos...


...y las riberas vuelven a abrirse, dando lugar a unas amplias praderías, donde vemos a mano izquierda las casas de la Majada Campulengo. Aunque parece que la pista se bifurca, todos los ramales llevan a seguir avanzando remontando el río.


Al cabo de un rato rebasamos un paso canadiense con cancela, y llegamos a la altura del Prao Concejo, donde dejamos otra cabaña a mano derecha, con manga de ganado...


...y giramos con el río, acercándonos al cauce del mismo, y vamos viendo a la derecha otra cabaña, que es la de La Doncella.


Rebasada la cabaña, cruzamos el río por el Pontón Seco, y seguimos por la pista...


...cruzando un pequeño arroyo lateral y ganando un poco de altura.


Así llegamos a una bifurcación, donde seguimos por la izquierda en descenso de nuevo hacia el cauce (a la derecha acabaríamos llegando a Resoba)...


...y salimos a una zona donde vemos al otro lado del río las Tenadas de Santibáñez.


Rebasada una fuente, entramos en las praderías de La Rabina, y al poco cruzamos por encima del Arroyo del Calero...


...llegando al Asperón, donde al poco vemos el chozo homónimo, al que nos podemos desviar y luego reenlazar la pista en pocos metros.


Siguiendo por la pista vemos como nos acercamos a la Peña de Santa Marina...


...y ante posibles bifurcaciones de pista, seguimos por la izquierda, rebasando un cierre.


Poco después vuelven las múltiples bifurcaciones, pero nos mantenemos por la izquierda, para cruzar un pequeño arroyo con un pequeño paso con tubería de cemento...


...y luego cruzar ya el cauce del Arauz, ayudados por un puente, y dejando el refugio de pescadores a la derecha.


La pista se hace a la izquierda, bordeando un cierre de una zona de escobas...


...y pronto cruzamos un paso canadiense al lado del cual se explica el replanteo de la pista para no cruzar zonas del cauce del río.


Seguimos avanzando, ahora por la Vega Verde, donde rebasamos una cabaña cerrada...


...y llegamos a la zona de la Majada Honda, donde ya vemos la gran cabaña, cerrada también, con su manga para ganado.


Continuamos avanzando por la pista principal, e ignoramos los desvíos a mano derecha que suben hacia Picorvillo...


...y rebasamos un paso canadiense, tras el que entramos en los terrenos de la Compañía Ganadera de los Puertos de Pineda, distinguiendo al fondo ya la tenada y la cabaña de la Vega Correcaballos, a la cual nos acercamos para charlar con Vicente y Pedro, y ver cómo van las cosas con el ganado.


Recuperamos el camino por la pista, y seguimos remontando el río, pasando por la zona de El Estrecho...


...y salimos ya a la zona de la Vega Los Cantos, donde cruzamos el Arroyo de Reñuelo, ya por las piedras de su cauce, ya por el puente un poco más arriba a su derecha, y nos encontramos con Miguel, que cuenta las últimas pérdidas de ovejas por lobos (y que confirma que también los hay haciendo de las suyas por la zona de Las Cárdinas), y ya que vamos para el Pozo Curavacas, nos da señas de unas cabras perdidas, para que echemos un ojo.


Vamos saliendo de la Vega Los Cantos, y antes de que la pista se haga a mano derecha, para subir hacia Matapiojos...


...la abandonamos para seguir de frente, y cruzar el Carrión (apenas un salto), y seguir por la ladera frente a nosotros.


El camino no tiene más problema que el salvar la cuesta...


...y enganchamos la pista que sube hacia el Chozo del Vés, adonde tomamos en ascenso a la izquierda.


Al cabo de unos minutos, llegamos a un puente sobre cuyo cemento está escrito "Pruden" (el hermano de Miguel, que hizo de pastor por esta zona)...


...y continuamos mientras al fondo nos saludan el Curavacas (a la izquierda), el Pastel (de frente), y el Curruquilla (a la derecha), a cuyo collado vamos a subir dentro de un rato.


La pista gira a la derecha pasando al lado de un discreto chozo entre los cantos...


...y justo cuando salimos a ver los Puertos del Vés y sus amables praderías, giramos a mano izquierda para seguir la pista hacia el guarro chozo homónimo.


Rebasado el chozo, ganamos un poco de altura y bordeamos unos enormes cantos para hacernos a la izquierda...


...y llegarnos hasta el impresionante Pozo Curavacas, que vamos a bordear por la derecha.


En cuanto dejamos a la derecha el final de un profundo cauce de arroyo, dejamos el lago y nos hacemos a la derecha...


...para empezar a ganar altura por la ladera herbosa, sin sendero definido aunque sin mucho problema porque la vegetación es baja.


A medida que subimos vamos haciéndonos a la derecha, siguiendo el cercano y cada vez menos profundo cauce...


...mientras la vegetación va dando paso a la piedra, pero seguimos sin salirnos del "carril"...


...hasta que podemos cruzar el cauce a mano derecha por un paso herboso (aunque no hubiera habido problema en saltarlo, de lo que se ha ido reduciendo).


Toca ahora seguir ganando altura por una zona mixta, bastante sencilla, y donde vamos derivando a la derecha para cruzar otro pequeño cauce...


...para luego recuperar la dirección de ascenso hacia la ya cercana pedrera.


Aquí tendremos que lidiar con las piedras, con un ascenso algo incómodo, y tras ello, buscar el paso por unos pequeños rellanos herboso que nos dejan superar algo precariamente el cortado en la pared...


...tras lo cual ya ganamos la zona del Collado Curruquilla y nos hacemos a la derecha, a la búsqueda del ya obvio paso por la crestería.


Ganado el paso, cresteamos la zona, algo incómoda...


...y superado un último punto de incomodidad, salimos ya a ganar la cima del Curruquilla.


De la cima seguimos adelante, perdiendo altura por la divisoria, disfrutando de la impresionante vista de los Pozos del Vés (donde están pastando las cabras de Miguel)...


...y tras rebasar el primer tramo de descenso por un canchal bastante razonable, hasta encontramos la huella de sendero que atraviesa una zona muy cómoda.


Toca un pequeño tramo de bajada a un colladete...


...desde el que comenzamos un ataque a la siguiente zona de cresta.


Al poco los hitos nos piden que dejemos el ascenso y flanqueemos por la izquierda...


...hasta que de frente el avance es una asquerosa pared que evitamos...


...y un discreto hito nos pide remontar una canaluca herbosa a la derecha.


Cuando parece que la cosa va a ir de ponerse a escalar, recuperamos la dirección por la cresta, y bajamos unos metros a otra horcadura, desde la que una ventanuca nos deja ver los pozos más abajo a la derecha...


...y hacemos un pequeño flanqueo a la izquierda para ganar una ladera herbosa desde la que atacamos más cómodamente el ascenso final al Pico de Hoya Continua.


Ganada la cima, continuamos la más razonable cresta...


...y al poco ya salimos a una zona mucho más cómoda, donde nos hacemos a la izquierda para seguir la crestería de camino al Pico Ramacedo y al de Vallejo.


Perdiendo altura sin problema, seguimos avanzando, y pasando de la cercana e hitada cima del Ramacedo, la flanqueamos a la derecha...


...y sí que hacemos cima en el de Vallejo.


Al fondo ya tenemos las canchas de Ojeda a la vista, y en vez de seguir por la divisoria, bajamos al Collado de Valdenievas...


...y giramos a la izquierda para ver la bajada a las herbosas laderas de El Hoyal, con la Majada Piedrahita frente a nosotros abajo.


Tras un primer tramo de bajada negociando un poco con los escalones pizarrosos, pasamos a un descenso por la lengua herbosa...


...y tras llegar a un poste multicolor, mantenemos la dirección para otra pequeña lengua herbosa donde veremos ya la huella de un camino por entre los arbustos, que seguimos en descenso.


El camino se vuelve polvoriento y empinado, y nos deja en el Prao Hormigal, al lado del arroyo homónimo...


...que cruzamos sin problema para enganchar una pistilla que nos lleva ya a la Majada Piedrahita.


En la majada nos encontramos un chozo y una estabulación donde encontraremos a Francisco, otro hermano de Miguel, acompañando a otro pastor que cuidan las ovejas de la estabulación...


...y desde aquí comienza una pista que zigzaguea en bajada hacia el valle de Valdenievas.


Tras un rato de descenso, enganchamos la pista que corre en paralelo al cauce del citado río, que enganchamos a la izquierda para cruzar el cauce del Arroyo de Robles a los pocos metros...


...y continuamos por la pista en descenso, ignorando cualquier puente sobre el Valdenievas, manteniéndonos en la pista.


Al poco ya vemos el chozo del Postil de Soña, cuyo arroyo homónimo cruzamos...


...y tras cruzar una cancela, seguimos por la pista, ignorando un puente sobre el río, y un ramal lateral a mano izquierda al cabo de un rato.


Sólo queda seguir comiendo distancia por la pista, donde al cabo de un rato rebasamos un paso canadiense, con Vidrieros ya a la vista...


...y poco después cruzamos un puente sobre el Arroyo Cabriles, tras el que sólo queda ignorar un ramal a mano derecha para entrar de frente en el pueblo, cerrando el circuito.


Adjunto el archivo gpx grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!

Desconectado sanmendizalea

  • Novato II
  • *
  • Mensajes: 1
  • Sexo: Masculino
Re:Vidrieros-Pineda-Pz.Curavacas-Curruquilla-P.H.Continua-Cd.Valdenievas-Piedrahita
« Respuesta #1 en: 07 de Septiembre de 2016, 23:58:31 pm »
Hola Faro como siempre tus reportajes son magnificos pero no crees que debieras limpiar el cristal de la camara de fotos voy notando que salen siempre unas manchas en las fotos que subes
Espero no te moleste la observacion gracias por el trabajo que realizas y saludos

Desconectado angel.grnd

  • Usuario Senior
  • ****
  • Mensajes: 994
Re:Vidrieros-Pineda-Pz.Curavacas-Curruquilla-P.H.Continua-Cd.Valdenievas-Piedrahita
« Respuesta #2 en: 08 de Septiembre de 2016, 08:25:38 am »
Guapa marcha y buenas fotos, bastante larga ya que solo llegar al Pozo Curavacas desde Vidrieros son 19 km., la haré algún día para subir al curavacas por la Senda del Notario..igual para el otoño antes de que nieve

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1785
Re:Vidrieros-Pineda-Pz.Curavacas-Curruquilla-P.H.Continua-Cd.Valdenievas-Piedrahita
« Respuesta #3 en: 09 de Septiembre de 2016, 10:03:48 am »
Sanmendizalea, no molesta...pero no puedo. Son pequeñas brozas que tiene por dentro del cristal, no por fuera. La compré muy barata, debían ser restos de stock, y al final le van saliendo motas por todos lados. Ya lo siento.  :-[

Angel, sí que es larga, y sobre todo se hace largo el Valle de Pineda. Luego la zona del pozo, la subida, y los cresteos, como hay que estar atento, se te hacen cortos, aunque intensos. En cuanto a la Senda del Notario, la he echado un ojo en Mendiak y pone un poco los cojones de corbata. Aunque es una de las posibilidades que se plantean. Después de estar por la zona y mirar las trazas de sendero, se me antojan 3 o 4 prometedoras. Por un lado, el subir directamente del Vés al Curruquilla (rojo), que parece una cresta asumible. Por otro, había rastro de sendero del Pozo hacia la izquierda, así que parece que se podría ganar el lomo hacia el Curavacas (azul), atajando la Senda del Notario (negro), aunque si está la senda, es por algo, y quizás haya cortados o zonas peores incluso. Y lo que ví antes de salir al Collado Curruquilla, es mucha huella entre el canchal que parece llevar al callejón del Pastel (amarillo), así que lo mismo hay acceso hasta allí, y ya se tira al Curavacas después. En fin, son ideas sin más. La zona es preciosa, pero de pico, sin sedos pastoriles ni caminos mineros, lo que acaba siendo un escalón más allá del senderismo...


Ya comentarás si tanteas la zona. Un saludo!