Autor Tema: Mier-Alisal-Valleja Palanca-Bondi-Cb.Trupiés-Cb.Vigueras-Mte.Govia-Arávanes-Mier  (Leído 672 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1704
La ruta sigue bastante (aunque en sentido contrario) los pasos de la de subida al Vigueras desde Mier( https://goo.gl/rg9Fqt ) que subieron Angel y Webmaster, para partiendo de Mier pillar la pista hacia el Collado La Serna, pero atajando por las fincas de Alisal (cosa de la que nos arrepentiremos) y una vez en la zona del collado, tirar por Los Tarrajones a coger el sendero de la Valleja La Palanca. Por éste llegaremos a las majadas de Bondi, y luego Ortigal, de donde atacamos ya las cimas de los cabezos Pelbardo, Trupiés, y finalmente Vigueras. El descenso se hace atravesando las brañas de Muríos, El Tornero y El Jorao, para un poco definido descenso por el Monte La Govia, hasta salir a los prados de La Rebollá y El Medio, y una vez allí llegar a las Cabañas de Arávanes, de donde descendemos por una asquerosa ladera hasta la cabaña de La Respeña, de donde nos queda un aún más asqueroso descenso a Mier por una zona de bosque mixto de castaño y avellano aderezado con mucha zarza y buena pendiente, que nos quitará el buen sabor de boca de las majadas altas y de las vistas en las cimas.


De esta manera se recorren 18'4 kilómetros, con 1460 metros de desnivel acumulado, que se solventan a ritmo ligero en 6 horas y media.


Salimos desde Mier, de amanecida, para tomar hacia la iglesia, y de allí cogemos la pista en ascenso hacia el Collado la Serna, acompañando al GR de Asturias Interior...


...que en la primera curva seguimos de frente por un sendero de atajo en ascenso.


Reenganchada de nuevo la pista ganamos altura por la misma...


...que al rato gira a la derecha, y equilibramos la pendiente.


Tras rebasar un bebedero, llegamos a una bifurcación, donde abandonamos la pista al collado para tomar por la derecha...


...por donde bajamos rebasando una cabaña, tras la que permanecemos en la pista, ignorando una cambera a mano derecha.


La pista gira a la izquierda y nos deja ver el Collado La Serna, para terminar como tal...


...y seguir avanzando por las fincas de Alisal, ahora como sendero acosado por las zarzas.


Finalmente, tras desaparecer hasta el sendero, aparecemos en un prado, donde nos tiramos a la derecha para cruzar la cabecera del Boluga...


...que remontamos, algo penosamente, y rebasando algun cierre.


Finalmente salimos a ladera despejada, que no cómoda...


...y enganchamos una pista hormigonada que acaba de salir del collado, por la que tomamos en ascenso.


Por la misma, ganamos altura rebasando un bebedero, hasta llegar a una bifurcación, donde tomamos a la derecha, rebasando una manga de ganado...


...que nos saca a las fincas de Los Tarrajones.


Nos vamos haciendo por la derecha de los muros de las fincas, sin mucho sendero...


...hasta que pillamos ya el sendero marcado por la derecha de la última finca.


Dejados los muros atrás, comienza el sendero de la Valleja La Palanca, que evoluciona por la ladera...


...y a ratos se muestra como calzadilla empedrada.


Al poco intuimos un sendero a la derecha que enlaza con Arávanes, y que ignoramos para seguir por el camino principal que sube lentamente a la izquierda...


El camino se difumina, y es momento de hacerse por la ladera a la izquierda...


...por donde el camino recupera su esencia...


...y nos saca a un prado inclinado donde encontraremos un bebedero.


Ganando otro poco de altura salimos a la Braña de Bondi, donde encontramos la charca que alimenta el bebedero, así como las ruinas de sus cabañas, y un pequeño embalse con solera. Al fondo nos saluda la cima entre la niebla del Pelbardo.


Sequimos ganando altura y nos hacemos por la herbosa ladera a la izquierda, dejando un abrevadero a la otra mano...


...para salir a la Braña de Ortigal, con cabañas en mejor estado.


Es momento de hacerse a mano derecha y atacar la ladera, sin sendero pero sin mayor problema...


...orientándonos entre la niebla hacia la cima del Pelbardo...


...en la que encontramos un monolito hecho con piedras, y toca seguir la crestería en dirección al Vigueras.


Moviéndonos por la derecha de la misma, encontramos una huella de sendero, y al poco rebasamos una charquilla...


...y al rato intuimos otra cima a nuestra derecha...


...donde encontramos otro monolito que nos indica que estamos en el Trupiés.


Seguimos de nuevo nuestro camino por las crestas, perdiendo un poco de altura...


...y tras ir haciéndonos un poco a la izquierda, encontramos otra charquilla, lo que nos indica que el Vigueras anda cerca y tenemos que hacernos a la izquierda.


Por esa mano vamos ganando altura por la ladera, sin sendero pero sin problemas...


...hasta llegar a la zona de la cima, que tiene un cortado serio a evitar por el lado izquierdo.


Ganada la cima y su vértice geodésico, tenemos una visión en el mar de nubes que es hoy la zona, de habitual un lugar impresionante desde el que observar Picos de Europa, Sierra del Cuera y la zona de Cabrales, pero no queda más que contentarse con la fugaz visión del Macizo Central y el Urriellu saludando.


Comenzamos el descenso, con otra fugaz visión de un Espectro de Brocken ( https://goo.gl/T9YMxh ), que no sabía hace dos días lo que era y se produjo antes de bajar del Castro Valnera en la quedada de Nochebuena ( https://goo.gl/4s8imq ) y desandamos el camino...


...rebasando la charquilla y comenzando a perder altura haciéndonos poco a poco a la izquierda.


Así vamos bordeando unas depresiones herbosas donde las hayas parecen centinelas entre la niebla...


...hasta que pasamos entre dos de ellas para salir de la zona...


...y salimos a una ladera herbosa por la que perdemos altura.


En el descenso vemos una braña a mano derecha con ruinas, que es la de El Tornero, encajonada en la caliza, y la pasamos de largo...


...para seguir por la siguiente braña, la del Jorao, evitando el hayedo a mano derecha donde tanteamos la bajada pero no vemos nada claro.


Llegados al final de la ladera, es momento de girar a la derecha...


...buscando el descenso por el borde del hayedo.


Llegados a un pequeño rellano herboso, nos hacemos a la derecha...


...y toca otra bajada por bosque, algo sucio, y donde permanecemos alerta a unas torcas que hay a mano izquierda.


Más abajo salimos a un claro entre las zarzas...


...y tras él el terreno se estabiliza, pareciendo que surge huella de camino.


Así salimos al amplio Prao La Rebollá, que atravesamos, y tras rebasar la charquilla en su extremo, seguimos adelante...


...siguiendo la huella de camino por entre la vaguadina.


Así llegamos al Prado del Medio, donde podemos bordear la finca por ambas manos pero lo hacemos por la derecha para pasar al lado de un bebedero.


Ignorando las ruinas de las cabañas a mano izquierda, continuamos avanzando...


...rebasando otra charquilla, en este caso cercada...


...y un poco después llegamos al bebedero que alimenta, y que es el punto donde veremos a la derecha el sendero que venía del camino de la Valleja La Palanca.


Siguiendo la dirección llegamos a las fincas de Arávanes, e ignorando las cabañas a la derecha, seguimos de frente por el enzarzado sendero...


...hasta salir a la última cabaña, ya en ruinas, por cuya derecha tendremos que pasar para salir del cabañal.


Por esa mano seguiremos un tenue camino, a ratos marcado con cinta de plástico, que desciende por la ladera llena de helechos (y garrapatas)...


...que va dejándonos perder altura por una zona mixta, donde se embrolla...


...hasta que salimos a enlazar un camino que baja por los muros de una finca con cabaña.


Por el mismo bajamos hasta otra casi comida por la vegetación, y es momento de salir al prado abajo a su derecha...


...y avanzar por el mismo hasta que veamos una salida entre los árboles...


...que nos saca a ladera despejada, donde veremos una huella de sendero, y dejamos una discreta cavidad a mano derecha.


El sendero se difumina y nos buscamos la vida para perder altura por la ladera...


...hasta que llegamos a la solitaria cabaña de La Respeña.


A su izquierda tendremos que seguir la tenue huella de un sendero que va perdiendo altura por la sucia ladera...


...y que nos acaba introduciendo en un aún más sucio tramo de bosque por donde perdemos altura más rápida e incómodamente.


El sendero pasa a una zona de castaños y avellanos con los que pujan en vigor las zarzas, y tratamos de no dar con los huesos en el suelo, a la vez que seguir el confuso sendero...


...que tras un rato muy poco divertido, parece desembocar en otro de mayor entidad, que seguimos hacia la derecha.


Por ese lado llegamos a unas cabañas, donde nos hacemos a la izquierda tras la primera...


...saliendo a una pista que abandonamos por la izquierda, cogiendo un sucio sendero lleno de zarzas y ortigas...


...que nos devuelve a Mier, de manera que conseguimos finalmente cerrar el circuito.


Adjunto el archivo gpx original, grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!