Autor Tema: GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E17 – Musques - Trucíos  (Leído 99 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1694
GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E17 – Musques - Trucíos
« en: 26 de Diciembre de 2018, 11:38:35 am »
Nota inicial: esta etapa forma parte del antiguo GR 123, un proyecto del que apenas queda señalización o información, aparte de lo que publicó en su momento el Club de Montaña Ganguren y que siguió el blog de Bicipoli (con muchos puntos en los que no seguía el trazado oficial). Mi primer contacto con el camino fue una subida a la Peña El Moro siendo niño, con mi padre, allá por el año 90, y ya recuerdo que no estaba muy bien marcado y algo nos perdimos en la niebla. En la actualidad el marcado es totalmente fósil y en algunos puntos no se puede ni saber por dónde iba, hasta el punto de que la Federación Vizcaína de Montaña no tiene documentación ni tracks del trazado original. Y digo original, porque en 2012 la Diputación Foral de Vizcaya asume el actualizar el sendero, con modificaciones de trazado, y ahora mismo, a diciembre de 2018, en la divisoria con Cantabria y la parte burgalesa por Ordunte no hay apenas nada marcado, algo que no se entiende desde un enfoque de sendero GR, homologado por una federación de montaña, pero la DFV ya tiene anunciados todos los tramos y colgados los tracks, de manera que el senderista que se enfrenta al camino se va a encontrar con muchas trampas: zonas sin marcar, zonas marcadas con el nuevo trazado, marcas antiguas en diverso estado de deterioro (en el caso particular de esta etapa, hay marcado nuevo –con varios cruces sin marcar- hasta Las Muñecas, aunque coexisten marcas viejas y hasta un poste antiguo en las laderas del Mello; a partir de Las Muñecas, marcas fósiles apenas visibles, o nada de nada, hasta Campolaherrera, donde un poste antiguo nos manda a Gordón, hasta donde no hay una sola marca, y ni pista alguna del trazado nuevo por Ventoso hacia Agüera). Los post sobre las etapas de frontera cántabra, de Musques a Trucíos, de Trucíos a Carranza, de Carranza al Puerto de Ubal, de Ubal a Montija, y de Montija a Valmaseda son un intento de que el antiguo camino perdure en la memoria, de cara a cuando se realice el nuevo. Nuevo que esperemos no se meta en territorio cántabro, perdiendo la esencia de Vuelta a Vizcaya, y si decide bajar a Lanestosa y Calera del Prado, vuelva a enganchar la divisoria por el Arroyo los Guindos hacia Las Arreturas, o por el Sedo y La Mesada a la cabecera del Pozo Negro y subiendo a Rebedules, o simplemente por la pista de Arreturas a Salduero, como lo hacía en el pasado (pasado en el que hacia una ilógica bajada a Montija desde el Zalama, perdiendo la frontera vizcaína).


La etapa parte desde Musques para subir al Collado Posadero y de allí atacar las laderas del Mello, adonde hay una derivación interesante por sus vistas, y luego sigue hasta el Puerto de Las Muñecas, de donde coge pistas forestales para seguir la divisoria con Cantabria hasta la zona del Vetayo, antes del cual tenemos otra interesante derivación a la cima del Castro Alén, y después, en la zona de Campolaherrera, otra algo larga al Ventoso. Desde  Campolaherrera se baja por pista, sin mayor historia, a Gordón, y de allí a La Iglesia, en Trucíos, donde finaliza la etapa. De esta manera se recorren 28’2 kilómetros, con 1317 metros de desnivel acumulado positivo y 1183 negativos, que pueden salvarse a  ritmo fuerte en unas 7 horas y media.


Comenzamos a andar en la iglesia de San Juan de Musques, para tomar por la calle en paralelo al Barbadún, que remontamos hasta rebasar el colegio infantil, hasta enganchar la calle Las Acacias, donde giramos a la derecha, siguiendo el carril peatonal y ciclista. Por él giramos en amplia curva hasta rebasar cuatro bloques de adosados, y ver a la izquierda una calle por la que nos metemos. Al momento encontramos una bifurcación en la que tomamos a la derecha, en ascenso, llegando a dos más, inmediatas, y en la primera tomamos a la izquierda y en la siguiente a la derecha, ganando altura. Así llegamos a un cruce donde tomamos a la izquierda, atravesando el barrio La Rabuda, hasta que la carretera termina en un paso canadiense, donde se vuelve pista, y nosotros tomamos por un sendero a la derecha de una casa, para rebasar un cierre y comenzar a ganar altura de manera fuerte. En la subida ignoramos un par de ramales secundarios a la izquierda, hasta enganchar una pista con un paso canadiense a la derecha, en la que tomamos al frente, llegando al poco a un cruce donde tomamos a la derecha, en leve ascenso. Al poco llegamos a un cruce y tomamos al frente, en ascenso, y nos mantenemos firmes a la pista y a la subida, ignorando ramales secundarios a ambas manos. Tras un rato de subida, la pista equilibra pendiente y engancha otra, donde tomamos a la izquierda, saliendo a enganchar otra de mayor entidad donde tomamos al frente, llegando al Collado Posadero, donde vemos un refugio de montaña y donde ignoramos un ramal a la derecha para seguir de frente, encontrando una bifurcación en la que tomamos a la derecha, en leve descenso. Tras ignorar un ramal a la derecha, pasamos bajo la línea de alta tensión y nos mantenemos en la pista, al frente, ignorando varios ramales a la derecha y una a la izquierda, y llegando a un claro cruce donde tomamos por el ramal al frente, en ascenso, de manera que comenzamos una sucesión de zigzags donde nos entrecruzamos varias veces con el tendido eléctrico. En la segunda curva a derechas y la siguiente, a izquierdas, ignoramos ramales por la mano contraria, y la pista se aleja del tendido eléctrico a su izquierda. Toca mantenerse en la pista, ignorando dos ramales secundarios a la derecha, llegando a un cruce donde seguimos de frente, en ascenso, y al momento ignorando un ramal secundario a la izquierda.


Al rato salimos a un colladete donde el camino sigue al frente manteniendo altura, pero tenemos la posibilidad  de tomar a la derecha, en ascenso hasta el Mello (el momento del ascenso se bifurca, tomando a la derecha, y llegando a un cruce donde tomamos por la izquierda, en ascenso, alcanzando sin problemas la bonita cima panorámica, con buzón de montaña). La pista comienza un suave descenso donde ignoramos un par de ramales a la derecha que dan servicio a las torres de alta tensión, tras lo que vemos un ramal a la izquierda y luego otro a la derecha, que ignoramos, manteniéndonos en la principal, al frente, en descenso más fuerte, que nos deja en un cruce de pistas donde tomamos a la izquierda, en descenso hormigonado, que nos deja ya sin duda en el Puerto de Las Muñecas. Al frente vemos un cruce de pista, y atravesamos el asfalto para llegar al mismo y tomar por la pista a la derecha, que mantiene la altura, llegando a una fuerte curva con una torreta al frente, hacia donde hay buenas vistas de la zona de Otañes. 


Al poco llegamos a un cruce donde tomamos a la derecha, siguiendo la pista principal e ignorando los ramales forestales, y a los pocos metros hacemos lo mismo, ignorando pistas secundarias al frente y a la izquierda, para seguir la cómoda pista que flanquea a la derecha. En la siguiente curva nos mantenemos en la principal, ignorando un ramal a la izquierda que engancha la divisoria, y al poco ignoramos las bocas de entrada y salida de un túnel que ataja la loma a la izquierda apenas un centenar de metros. Continuamos el flanqueo del lado de costa y tras ignorar un ramal forestal a la derecha, encontramos el cruce de múltiples pistas del Collado de Artacho, donde ignoramos todas y tomamos por el cortafuegos al frente, por el que ganamos altura rápidamente. Mientras lo hacemos, ignoramos ramales forestales a ambas manos, y seguimos la divisoria de aguas, que gira a la izquierda, ganando la cima del Trespiquillos, tras la que llegamos a un cruce, donde tomamos al frente a la derecha, en lento ascenso, hasta llegar a una colladía donde al frente ya vemos el Valle de Villaverde, y a la derecha el Vetayo, adonde continúa el GR, aunque podemos derivarnos a la loma a la izquierda para llegar a la cima panorámica del Castro Alén (sólo hay que atacar la loma a esa mano frontalmente y seguir la guinea, que nos deja en un colladete previo donde ignoramos una pista a la izquierda y al seguir llegamos al vértice geodésico que marca esta elevación). Si seguimos hacia el Vetayo, tomamos la pista que seguía a la derecha, por la divisoria, hasta rebasar lo que parece un paso excavado a la derecha, que ignoramos (restos de transportes mineros), e ignorando la pista que baja a la izquierda, tomamos por la de la derecha, que cambia de cuenca y flanquea el Vetayo por un tramo de bosque, dejándonos en el cruce de Campolaherrera.


Aquí es momento de decidir si bajamos a Gordón o si tomamos al frente hacia el Ventoso (para ello seguimos la pista hasta dejar a la izquierda un refugio, tras el que abandonamos la misma y seguimos al frente, rebasando el túmulo de Campolaherrera, e ignorando un camino que flanquea a la izquierda, tomamos al frente, por la guinea, hasta rebasar el Menhir de Peruchote, tras el que seguimos algo de ascenso, por un sendero que apenas engancha la pista que nos seguía a mano izquierda, y tomamos al frente por un sendero en ascenso, enganchando una cambera que tomamos al frente, y sin enlazar un ramal forestal a la derecha, llegamos al túmulo de Campo Ventoso, tras el que enganchamos la pista en un cruce enfrente de una torre eléctrica, donde tomamos al frente para encontrar una bifurcación por la que tomamos a la derecha, terminando el ascenso en la cima del Ventoso, donde encontramos un refugio privado).


Si bajamos hacia Gordón, nos mantenemos fieles a la pista, y en una curva ignoramos un ramal a la izquierda, llegando a un cruce de pistas donde ignoramos una bajada a una fuente a la izquierda, y un ramal a cabaña a la derecha, para seguir por la principal, en descenso. Al rato llegamos a un cruce de múltiples pistas forestales, donde ignoramos todas y seguimos al frente, en descenso, por la principal, que se hormigona, y que no abandonamos hasta entrar en el barrio, donde en el primer cruce tomamos al frente, saliendo a una bifurcación donde tomamos a la izquierda, bajando por su carretera de acceso hacia La Iglesia de Trucíos. Seguiremos el asfalto, siempre en bajada, ignorando todo ramal secundario, hasta rebasar un depósito de aguas, tras el que entramos en zona urbana, ignorando un ramal asfaltado a la izquierda y luego otro a la derecha hasta que bajamos ya de frente, ignorando calles, hasta la CA-151, donde tomamos a la izquierda, rebasando la plaza de toros y llegando al ayuntamiento de Trucíos, donde damos por finalizada la etapa.



Adjunto un archivo kmz, dibujado sobre ortofoto IGN a partir de los gpx grabados en la zona con un Garmin Oregon 550, y corregido en alturas según modelos de elevación MDT05. Un saludo!
« Última modificación: 09 de Enero de 2019, 10:13:29 am por farodelcaballo »