Autor Tema: Brañosera-Prao Toro-Mesucas-Cerezo-Peñalba-Valdecebollas-Mostajuelo-Canal  (Leído 22 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1741
La ruta parte de Brañosera para bajar a La Aceña y subir al refugio de Prao Toro, de donde se busca el sendero que nos sube al ruinoso chozo de Mesucas, de donde se coge el camino por las praderías de Castillo hasta la zona del refugio de Cerezo, de donde remontamos la cuenca del Rubagón hasta Peñalba, de donde se busca el paso a La Hoya por la caseta de Valdecebollas. De allí pasamos por Cuadrales y Las Cuartas hasta Mostajuelo, enganchando la pista que cruza la Canaleja, y que abandonamos para pasarnos a la cuenca de La Canal, que bajamos hasta coger la pista que nos lleva hasta Brañosera, cerrando el agradecido circuito, que pasa por la mayoría de los chozos y refugios de Brañosera.


De esa manera se recorren 15'9 kilómetros, con 793 metros de desnivel acumulado, que se resuelven a ritmo rápido en unas 4 horas y media.


Comenzamos a andar en la entrada de Brañosera, desde la carretera que viene de Cantabria, viendo un cartel de un restaurante y unas señales al Pozo Merino y La Aceña, y tomamos por la calle a la derecha de las mismas...


...bajando por una pista hormigonada, que se bifurca y tomamos a la derecha.


La pista nos lleva hasta el cauce del Arroyo La Canal, que cruzamos, ignorando pistas a ambas manos…


...para luego cruzar otro segundo cauce (el del Rubagón) tras el que vemos a la izquierda un parking herboso y al frente un refugio cerrado, por encima del cual sigue la pista, ignorando un ramal secundario en la curva antes de subir.


Mientras subimos por la pista veremos un ramal secundario a la izquierda, y seguimos a la derecha, fieles a la pista de Pamporquero...


...que nos lleva a un vado, salvable además con un puente lateral.


En la siguiente curva tomamos a la izquierda, ignorando una pista lateral a la derecha...


...situación que se repite en la siguiente curva a izquierdas.


Al poco, vemos un ramal lateral a la derecha, por el que tomamos...


...saliendo a la zona del Prao Toro, con su refugio, que rebasamos y seguimos adelante...


...siguiendo la huella de un camino algo sucio que se mete en el bosque.


Al final nos metemos en un rocoso robledal, donde atravesamos un cierre, y giramos a la izquierda...


...buscando el paso entre las grandes rocas, mientras ganamos altura...


...hasta salir a terreno más despejado, por donde seguimos ganando altura, con cuidado a las últimas rocas y los espacios entre ellas.


Después no queda más que seguir la huella del sedo que pasa por entre las escobas, y zonas más amables...


...hasta pasar al lado del chozo de Mesucas, tras el que seguimos adelante, buscando el enlace a la derecha por un sendero...


...que nos enlaza con la pista que viene de Pamporquero, y que tomamos a la derecha.


Por esa mano atravesamos una mata de hayedo, tras la que salimos a unas praderías...


...de la que el camino nos baja hacia Cerezos.


Antes de llegar allí, cruzamos la cuenca del Rubagón...


...y salimos ya a ver la cabaña de Cerezos, a la que podemos acceder, pero de cualquier manera nos hacemos a la izquierda, en ascenso.


Por esa mano se acaba la huella de pista, y comenzamos un tránsito por prados...


...donde si seguimos la huella de sendero nos meteremos en una zona de escobales algo incómoda.


El sendero confluye hacia la cuenca, pero si vemos posibilidad de llegar al Rubagón, la ignoramos...


...y acabamos saliendo a las praderas de Peñalba, donde vemos los restos de un argayo.


Seguimos adelante, ganando altura y dejando a la derecha los restos de un antiguo chozo de pastores...


...y llegando a la parte alta de la cuenca, donde comenzamos a girar a la derecha y ganar altura de manera más fuerte.


La idea es ir buscando el paso de la pared rocosa encima nuestro...


...donde casi hemos llegado a tocarla y vemos un sendero a mano derecha.


Al poco el sendero gana altura y nos saca de la zona de arbustos...


...y es el momento de ir flanqueando a la derecha, perdiendo un poco de altura.


Así acabamos pasando por la caseta de Valdecebollas...


...de la que bajamos a la cuenca de La Hoya, donde vemos unas pequeñas lagunas, tras la que enlazamos una huella de pistilla.


Mientras bajamos por ella, nos enlaza una por la izquierda, que ignoramos, y seguimos a la derecha...


...por donde salen dos senderos, tomando el de la derecha, en descenso, que se bifurca al momento y cogemos el ramal izquierdo.


El sendero parece morir en una vaguada, de la que podemos seguir adelante, pero decidimos perder altura a la derecha...


...bajando a un cruce de la cuenca cómodo...


...de donde seguimos por el flanqueo de la ladera, bajo las moles rocosas de Las Cuartas, sobre las que circula el clásico camino de descenso del Valdecebollas.


Iremos bajando, pegados a las rocas...


...hasta rebasar la cabaña de Mostajuelo, donde giramos a la izquierda...


...enganchando la pista que le da acceso y siguiéndola al frente.


Al poco se nos junta el ramal clásico que viene por la izquierda, y seguimos al frente cruzando La Canaleja...


...hasta que en la otra ladera la pista sigue por la derecha hacia La Cantera, y nosotros tomamos a la izquierda.


En cuanto salgamos a la guinea que divide aguas con La Canal, giramos a la izquierda...


...y al poco veremos una clara pista que baja a la derecha al hayedo.


Al salir del mismo, a la zona del Puerto del Golobar, tomamos a la derecha...


...bajando por un ramal en peor estado que atraviesa otra mata de hayedo.


Tras cruzar por un cómodo vado...


...y vamos bajando por una zona de pistilla herbosa, en la que rebasamos una estabulación, a cuya derecha queda una presilla y una cancela, que ignoramos.


Tras un último vado, cruzamos un tramo de hayedo que al acabar...


...nos saca a la pista de La Cantera, por la que bajamos a mano izquierda.


Siguiendo el descenso, llegamos a un puente que cruza el arroyo y nos cambia de mano, recuperando algo de altura e ignorando un camino que se junta por la izquierda con la traída de aguas...


...y tras cruzar un paso canadiense, llegamos a las primeras estabulaciones de Brañosera, donde seguimos al frente, rebasando el depósito de aguas...


...y saliendo a la entrada del pueblo, donde atravesamos la carretera para bajar por una calle al frente, dejando el cementerio a la izquierda, y reenlazando la carretera, ya dentro del pueblo, y tomando a la izquierda para bajar al punto de inicio de la ruta, cerrando así el circuito.


Adjunto un archivo kmz, editado a partir del gpx original, grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!