Autor Tema: Material básico y recursos para el corredor de montaña  (Leído 3083 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado ori

  • Usuario Junior
  • **
  • Mensajes: 98
Material básico y recursos para el corredor de montaña
« en: 12 de Agosto de 2010, 18:38:20 pm »
He encontrado este relato de Roman Morell y creo que aunque es algo extenso, sacaréis conclusiones positivas del mismo:

Muchas veces, a lo largo de la vida se dan situaciones, en las que nos vendría maravillosamente determinado elemento, herramienta, o lo que sea para cubrir una necesidad precisa, un pequeño destornillador para la patilla suelta de las gafas, una linterna para ese sótano que no tiene luz, …etc., y siempre suscita admiración el clásico McGyver que con suma tranquilidad saca la multiuso del bolsillo en el momento preciso.


Si a esto le añadimos la componente riesgo, las cosas cambian de manera radical y en montaña el riesgo no solo existe sino que esta siempre presente, de manera que disponer de ese pequeño e insignificante (en apariencia) accesorio, nos puede ayudar enormemente.

Teniendo en cuenta el origen de los corredores de montaña (muchos de ellos ya están familiarizados en dicho medio por provenir de otras actividades como el trekking, alpinismo o el esquí) debería ser casi obligatorio, aprender determinadas reglas básicas de supervivencia.


El entorno de una carrera de montaña es duro, y además, sabemos que la meteorología en la montaña, sobre todo en altitud, suele cambiar rápidamente, sol, lluvia, niebla, más sol, y algo de nieve, tormentas etc.. En definitiva, podríamos decir, que para la mayoría de los mortales que apenas conocen el monte, este posee un ambiente hostil, aunque para nosotros, sea sumamente divertido y emocionante.

Entonces, ¿Por qué no asegurarnos, que la diversión se mantenga, y que toda nuestra actividad se desarrolle dentro de unas medidas de seguridad mínimas que nos permitan disfrutarla? ¿Tanto pesa 1 kilo de equipo? ….





Pasemos a analizar lo que podríamos considerar, “el mínimo”:

Para comenzar, todo corredor de montaña, debería tener en cuenta estos factores a prevenir:

- la deshidratación,
- un accidente,
- el frío (hipotermia), y
- la orientación



Deshidratación

En cualquier entrenamiento, podemos extraviarnos, o simplemente, que nuestro avance se realice más lento de lo previsto (ya sabemos que los tiempos en montaña se alargan de manera exponencial). Llevar una botella con una reserva de agua o una mochila con depósito pueden salvarnos de una situación complicada, en un día de calor, y si contiene algunas sales, mucho mejor.


En determinados entornos no es fácil encontrar agua, y si no estamos en carrera, debemos ser capaces de gestionarnos de manera autónoma. Más vale que el líquido elemento sobre, que no que falte…(sobre todo si no estamos seguros de la cobertura de agua del recorrido).


Accidente

Bien, este el un factor altamente impredecible, y ya puestos, indeseable. Por lo pronto, el éxito está en volver a casa, sanos y salvos, y para ello la mejor recomendación podría ser correr con compañía (siempre que podamos).


Algunos habréis experimentado situaciones críticas, como estar tocado a 2.000 metros de altitud, en medio de un pedregal y cuando ya empieza a oscurecer..

Por tanto, algunas medidas coherentes:

1/ Correr acompañados, es más divertido, aunque a veces está claro que buscamos la soledad del corredor. Sea como fuere, incluso con amigos, cada uno puede ir por su cuenta, al tiempo que acompañado…


2/ Que alguien sepa el itinerario a realizar, pues en caso de accidente es fundamental que se sepa la ubicación.

3/ En los tiempos que corren, llevar un teléfono móvil es fundamental. Todos sabemos que podemos llamar al 112 –emergencias- siempre y cuando haya cobertura de algún operador (aunque no sea el tuyo).

Otro detalle, sería un pequeño botiquín para atender al herido mientras alguien llama o va a por ayuda.


Hipotermia

Quitando el curling (conocido “deporte de riesgo”) en casi todos los deportes tenemos la posibilidad de hacernos daño, o si los practicamos al aire libre estar expuestos a la hipotermia, es decir, la perdida del calor corporal por dos factores muy sencillos, excesivo frío y poca ropa.


Dado que el tiempo en montaña suele cambiar rápidamente, y sería normal que en medio del monte, nos pillará un aguacero, niebla, o simplemente, caiga la tarde y empiece a hacer frío (y todo esto con los pantaloncillos y la camiseta técnica), no está de más que evitemos el sufrimiento que podría generar una hipotermia, llevando alguna prenda “mágica” (estas que no pesan nada y abrigan mucho..).


Orientación

Esta claro que este tema, bien merece un artículo a parte, pero de manera breve podemos definirlo como la “importancia de saber donde estamos”.

Si ya en carrera, nos solemos despistar y a veces perder, otorgando la verdad absoluta al que llevamos delante, la premisa es algo así como: “si va delante es que sabe donde va”, cuando no hay nada mas lejos de la verdad..


Cada corredor debe fijarse en las marcas que la organización, con mucho cariño y esfuerzo ha colocado a lo largo del recorrido para guiarnos. El problema, es que lo normal es que vayamos con la cabeza gacha, pensando en nuestras cosas, y mirando de reojo al de delante, quien los más normal, es que haga exactamente lo mismo con el que tiene delante, por tanto, ¿quién demonios mira las señales?..

Y si esto pasa en carrera, donde el monte está lleno de corredores/as, imaginemos en un entrenamiento con 2-3 compañeros, y sin la ruta clara..


Por tanto, que mejor a invertir solo un poco de tiempo en planificar la ruta, estudiar los mapas, de llevarnos un GPS (y saberlo usar), y para los más fanáticos, una brújula. Ahh, mirar las previsiones meteorológicas ya sería la bomba…
 

Equipación

Después de establecer algunos de los “peligros” de esta disciplina, cada uno ya organiza su propia bolsa de material para llevarlo consigo, y en función de las distancias de entrenamiento o carreras:


Carreras/Entrenamientos Cortos (hasta las 6/7 horas)

Básicamente carreras en las que es imposible que se nos haga de noche, y el recorrido sea conocido:



Mochila pequeña o Riñonera, 300 gr.

Botella con Sales (aunque haya avituallamientos) min. 600cc, 630 gr.

2 Geles o barritas, 80 gr.

Botiquín: 90 gr.

Venda elástica adhesiva

Betadine (desinfectante)

Anti-inflamatorio

Compeed



Vaselina

Pastillas de Sal (deshidratación)

Pastillas de potasio (agujetas)

Brújula, 6 gr.

Silbato, 8 gr.

Linterna ligera, 25 gr.

Manta térmica, 50 gr.

Camiseta de recambio (en verano), 120 gr.

Camiseta térmica de recambio (en invierno), 160 gr.

Chubasquero (siempre), 200 gr.

Guantes, 60 gr.

Calcetines de recambio, 40 gr.

Teléfono móvil, 150 gr.

Peso estimado: 1.900 gr.



Carreras o entrenamientos de Ultrafondo (entrenamientos largos)

Serían distancias tales, como que pronosticamos que vamos a estar un montón de horas danzando (pueden ser hasta 40/48 horas).

Dado que en estas carreras es normal tener avituallamientos repartidos en el recorrido, en la mochila se pueden añadir algunas raciones de emergencia para algunas “crisis”.

Si hablamos de un entrenamiento o reto de este tipo, habría que estructurarlo y planificarlo muy bien, así como tener ayuda de alguien, o pasar por pueblos o aldeas, en caso contrario, cerciorarse de que te puedes proveer de agua, además de llevar más comida.



Mochila pequeña/mediana, 400 gr.

2 Botellas con sales y agua (min. 600cc), 1.260 gr.

6 Geles o barritas, 240 gr.

Colines o pan, 50 gr.

Botiquín,100 gr.

Venda elástica adhesiva

Betadine (desinfectante)

Anti-inflamatorio

Compeed

Vaselina

Pastillas de Sal (deshidratación)

Pastillas de potasio (agujetas)

Pastillas anti-diarrea



Algún producto específico para la deshidratación

Brújula, 6 gr.

Silbato, 8 gr.

Linterna y pilas de recambio, 90 gr.

Luz trasera intermitente, 15 gr.



Manta térmica, 50 gr.

Camiseta de recambio (en verano), 120 gr.

Camiseta térmica de recambio (en invierno), 160 gr.

Chubasquero (siempre), 200 gr.

Guantes, 60 gr.

Calcetines de recambio, 40 gr.

Teléfono móvil, 150 gr.

Mapa o rutómetro, 50 gr.

GPS (sobre todo si es por algún sitio desconocido), 180 gr.

Peso estimado: 3.180 gr.


Y para finalizar, la “caja de herramientas” (esto se añadiría para aventuras de varios días, aunque no estaría de más añadir el poco peso que representa (ahora lo veremos) para el tipo de retos de los que acabamos de hablar:

Navaja

Aguja e hilo

10/12 imperdibles de diferentes medidas

Pequeño rollo de cinta americana

2/3 metros de Cordino

Dinero, 20 € aprox.

Mechero

2 Tancas (pieza de plástico que se usa de tope en las mochilas)

Peso estimado: 100 gr.



Quizás desde el punto de vista del corredor de montaña “puro y duro”, esta exposición pueda ser un poco exagerada, pero que cada uno que valore el riesgo que quiere correr cuando sale a correr por el monte y sus capacidades y recursos a la hora de volver sano y salvo a casa.

Sin duda que lo más importante de todo, sería poder disfrutar perpetuamente de este tipo de activad, al menos hasta que el cuerpo aguante..