Autor Tema: Puertos del Berrón y del Tronquillo  (Leído 283 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 2198
Puertos del Berrón y del Tronquillo
« en: 08 de Abril de 2023, 20:51:12 pm »
En la divisoria entre el territorio de Campoo de Suso con los Tojos, se situa una zona de puertos ganaderos, en las faldas al norte y este del Cueto Abedules, que son los Puertos del Berron y del Tronquillo, el primero de Los Tojos, y el segundo de Campoo. Zona fronteriza, salvaje oeste campurriano, alejado de todo, y dado a conflictos.


Ya hablamos en su momento de la Braña del Lodar, http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=7139.0 territorio campurriano pero con entrada por Barcena Mayor, Santiurde y Pujayo (y con la esquina de Enmedio cerca), lo que en la práctica lo hacía un punto proclive a todo tipo de usurpaciones de pastos y tretas con las entradas de ganado a la braña. Memorable es el caso del "requeté", personaje que metía las vacas, y ante la presencia de campurrianos que pudieran prendárselas, agitaba un capote rojo y las vacas salían pitando.


Hoy toca hablar de la zona lindera del Tronquillo y del Berrón. Debido a la lejanía tanto a Barcena Mayor como a los pueblos de Suso, es una zona donde la toponimia no está tan clara, y la búsqueda de informadores es casi imposible. En la zona de Barcena mayor se contó con la ayuda de Titi Calzado, Ivan (del restaurante Rio Argoza) y Paco el hijo de Lecio. En Campoo se ha tirado de los libros de Ramon Garcia y Chelo Hospital (auténtica delicia toponímica) y de las investigaciones de Rafa Suarez en el tema de chozos y derechos de pasto. Ninguna es fiable al 100%, ya que hay topónimos que se contradicen o son refutados por otros informadores, y resulta casi imposible determinar qué chozo pertenecía a qué pueblo. En el Tronquillo se ha añadido algún toponimo que hace referencia simplemente al lugar (Llanas de La Cueva, Llana El Tejo, Garmucas, bebederos diversos) porque sirvan de orientación a quien se adentre en la zona. Habrá docenas de nombres que faltan y que se han perdido con los pastores que guardaron la zona y ya no están entre nosotros. Todo lo que vemos tiene nombre, lo que no tiene nombre no existe. Da pena el no haber podido hablar con mucha gente en su momento, y que tantos lugares hayan dejado de existir. En cuanto a la zona, tendríamos que centrar el tiro en la pista de Bárcena Mayor a Fuentes (en morado claro) y pensar en todo lo que hay entre ésta y el Cueto de Abedules. La división Campoo-Tojos vendrá dada por la línea blanca que sigue el estacado del Pinar del Tronquillo. Así que vamos a ello.


Empezamos con la zona del Berrón, adonde se llega fácilmente desde la zona dela Campa el Castrillo, en Bárcena Mayor. En morado claro tenemos la pista de Bárcena a Fuentes, y en verde vemos el camino (y pista o trazas de ellas en azul) que va subiendo toda la ladera del Mahillo hasta Jilgueron, y de allí por Peña Alta pasamos por encima del Berrón hasta las brañas de Abedules. La manera más directa de subir al Puerto del Berón se hace desde el Puente de Matujén, que cruza el Argoza en la pista Bárcena-Fuentes. Antes del mismo, a mano derecha, hay un rotundo bebedero de donde sale una caminillo que nos deja en las cabañas de Acedío, y de allí continúa claramente hasta la Cotera del Infierno, llana herbosa en mitad de la subida. A partir de aquí hay poco camino pero tampoco hace falta, y atacando la ladera llegaremos a la braña del Berrón, donde encontramos ruinas de un chozo y ya damos vista al puerto, con las faldas de La Tablá a la izquierda, y de la Sierra, Llana del Abedul y Cuesta Buena a la derecha. En la imagen está marcado en morado. Desde la Cotera del Infierno también se ve un claro camino que se dirige a la canal homónima, cruzándola en el Vado las Cabras, y de ahí podemos hacer paseo de hayedo, con cuidado ya que la pendiente es alta, y bajar la ribera derecha de la canal hasta que damos al Argoza, vadeándolo y enlazando la pista de Fuentes (camino marcado en verde). Igualmente en verde podemos bajar de la Braña del Berrón a la cabecera de la canal, en el Vado del Mostajo, de donde podemos deambular por sus riberas, bajando, hasta que en cierto punto a la izquierda se ve huella de camino que nos deja enlazar con la Cotera del Infierno. Debajo del camino, en algún punto, se supone que hay una cueva (en esta zona serían simples abrigos) conocida como la de Los Atracadores. Terminamos variantes verdes desde Acedío, ya que desde las cabañas mismas sale a la derecha un caminillo, luego casi pista, que pasa a la zona de La Capellanía, donde se esconde otro chozo, y llegamos a ladera abierta donde tenemos que olvidar los caminos (hay dos ramales de pistilla que mueren en la siguiente canal, la de Sel Portillo) y tomar ladera arriba, llegando a un manantial entre los árboles (la Fuente Sel Portillo) y dejando a la izquierda toda la ladera de Selapiedra. Saldremos a ladera abierta, que no limpia ya, en los Prados de Don Francisco, donde hay varias ruinas de chozos, y de aquí podemos pasar a la izquierda por Las Salceras hacia la Braña del Berrón , o más cómodamente (en rojo) seguir subiendo hacia los bebederos de Fuente La Sierra y La Tablá. Desde La Fuente Sel Portillo hay paso, muy acosado por los escajos, hacia Sel Portillo, donde ya hay un bebedero en ladera abierta y cómoda, donde comunicaremos con la zona del Prado Castrillo (no la campa).  En este punto, donde hay bebedero y depósito cilíndrico de agua, encontramos un sendero que baja por la canal de Las Hoyas a la de Sel Portillo, bajando por la misma al puente homónimo (se ve en azul oscuro) adonde también llega (en rojo) un camino desde la Canal de Acedío, en un punto entre las cabañas homónimas y la Capellanía.  El puente Sel Portillo, para ubicarnos, es el que hay antes del puente moderno de madera de la Poza Negra, que cruza el Argoza para dar acceso al Sendero de Fuente Clara (que se ve en naranja). En naranja también, pero a la izquierda de la imagen, vemos otra manera de subir a la divisoria campurriana de la Braña El Hambre, complicada pero preciosa. Si llegamos a la zona de Culamiña, donde la pista de Fuentes empieza a ganar altura de manera fuerte tras cruzar el Argoza, en la primera curvona a izquierdas se puede acceder a la ladera y subir de frente y un poco a la derecha, hasta lograr pasar un cortado del terreno, con mucho cuidado. A partir de ahí solo tenemos que atacar la ladera por el impresionante hayedo, franco y cómodo de andar, hasta salir a la braña, y ver el claro estacado divisorio, con las praderías de La Tablá al fondo, y arriba Abedules.


Cambiamos a territorio campurriano, en la pista que viene desde el Puerto de Fuentes por la ladera de Abedules. Aqui encontramos una estabulación de las de semicilindro. Estamos en el Sel de Somahoz. Desde aquí sigue al frente (en morado) una huella de pistilla, que va hacia la ladera del Virutón, y que se pasa a cruzar la cabecera de la canal homónima y luego baja dando curvas (en una hay unas ruinas de un rotundo chozo) por la ladera entre la citada canal y la de Los Marineros, adonde se dirige un ramal (en rojo) que muere en una zona de chozos de serradores.  Del final de la ladera del Virutón, y del final del camino morado a la ladera entre Virutón y Marineros, podemos bajar monte través sin mucho problema al punto donde la Canal del Viruton atraviesa la pista de Bárcena a Fuentes.


Entramos ahora en la zona del Tronquillo. En rojo abajo vemos un senderillo que viene de la zona de Bardía, ya que nada más cruzar a terreno de Campoo subiendo por la pista de Bárcena a Fuentes, hay un ramal de pista que sube a las Llanas de Bardía, de donde se puede subir por sendas de ganado hasta el Tronquillo. En este puerto encontraremos dos claras ruinas de chozos, pertenecientes a Mazandrero, y debajo de la braña central está el Sel del Roblón, donde hay otras dos ruinas menos obvias, una de Cieza y otra de La Población. Aún queda otra abajo en el hayedo, adonde baja una huella de cambera, que muere en una llana encharcada al lado de la ruina, que pertenecería a Buelna. Tanto del Tronquillo como del Roblon pasan hacia la cabecera de Los Marineros, unos caminos en morado, que dan acceso a una serie de brañas con garmucas casi asimiladas por la vegetación, de donde en su parte alta puede cruzarse a la zona de Somahoz (naranja) o al camino que viene a Somahoz desde la Llana del Tejo (azul claro). Desde el Tronquillo se llega sin problema flanqueando el pinar hasta el estacado divisorio con los Tojos, que se ha denotado en blanco. El Pinar del Tronquillo puede cruzarse en bajada desde la Llana de Abedules, por sendas huellas de rodadas (en naranja y azul). La parte alta de la Canal de Marineros es una zona de llanas encharcadas en cuya parte alta hay unos abrigos, que serían la Cueva del Zorro. Existen infinidad de sedos bajo la estabulación de la Llana de Abedules, que conectan dichas llanas, del que hay puesto el más claro de seguir en azul oscuro. Éste sigue bajo el camino que se dirige abajo al pinar, debajo de unas peñucas donde veremos una placa en honor al fallecido Guillermo Salam Asua. Existen varios bebederos en la zona de la cueva y del pinar, que pueden apreciarse en la imagen. Del lado de los Tojos hay uno en la Tablá, del que puede pasarse sin mucho camino pero sin pérdida al del pinar, ambos secos, y luego entrar en la cuenca alta de los Marineros, donde encontramos en la zona de llanas encharcadas bajo la cueva, y allí hay otro que tiene más surtido. Del mismo se puede pasar a la ladera pasar a la ladera (rosa) que baja de la cima de Abedules a la pista de Somahoz, siguiendo senderos de animales sin mucho problema, aunque mojando pies (toda esta zona de bebederos aparece en verde en la imagen). Por último, en azul oscuro, vemos como podemos bajar del bebedero surtido, hasta que acaba ladera limpia, para tomar a cruzar un vado de la parte alta de Marineros, y salir debajo de una llana con un bonito tejo, para salir a flanquear a los restos de chozo y corrales de la Braña Somahoz, de donde salimos a la Sel de Somahoz, enganchando el final de pista, que acaba en la tipica estabulacion semicilíndrica. Más abajo de la misma, antes de la ladera del Viruton, están las brañas de Zurita y Tanos, llamadas en el libro de Chelo y Ramón como Avellaneo, topónimo que aparentemente no reconocen ni campurrianos ni los chamarugos.


Por último, aunque nos salimos de la zona levemente, hay que hablar de la zona de Pazambrero, en la parte más al noroeste del Puerto de Fuentes. Por allí pasa la pista que va hacia Somahoz, y justo en la curva antes de meterse en el hayedo encontramos un resto de chozo, no quedando claro si pertenece a Llano o a La Población, y se supone, aunque no hay manera de encontrarlo, que hay uno dentro del hayedo. En cuanto a caminos, por la panda de Pazambrero abajo hacia el Monte del Cura baja una huella de antigua pista, que vemos en naranja, y que se dirije a la Canal de Los Torneros, donde muere. En morado vemos otro ramal lateral que muere igualmente, aunque ambos se pueden conectar andando por la ladera sin problemas. Desde esa zona se puede seguir descenso (verde) por todo el borde de la canal, hasta llegar a un punto donde apreciaremos un cierre de muros alrededor de la cuenca, proxima a su final en el río Fuentes. En ese momento cambiamos de ladera y seguimos la ribera izquierda del Fuentes, llegando a unas bárcenas muy enzarzadas, donde encontraremos un chozo (del que al igual que los cierres, no hay información), y al frente nos queda la escollera de la pista de Bárcena a Fuentes, al lado del Pozo La Arbencia. Tras un pequeño vado, podemos enlazar la pista.


Todos los topónimos y tracks están colgados en los archivos del post de Caminos y Toponimia http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=5278.0 Hay que tener en cuenta que algunos caminos no son tales (sino simplemente pasos de una braña a otra o paseos a través de hayedo), otros han sido asimilados por la vegetación, otros son simples sedos... La intención del post es dejar constancia de lugares y como orientarse entre ellos. El que quiera acercarse a la zona, que lo haga con cuidado, paciencia, y unas buenas polainas. Merece la pena conocerla, pero hay sitios que han de ganarse.

Un saludo!