Autor Tema: Ruta de Fresneda de la Sierra al Tejo (Burgos)  (Leído 855 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Cachoperro

  • Usuario Junior
  • **
  • Mensajes: 79
Ruta de Fresneda de la Sierra al Tejo (Burgos)
« en: 30 de Septiembre de 2012, 18:22:00 pm »


Distancia: 21.5 Km
Tiempo: 7h45
 

En prácticamente todas las sierras de la Península aparecen de forma aislada tejos (Taxus bacatta). En algunos lugares como en Tosande (Palencia) forman bosques de tejos denominadas tejedas. En Fresneda, igual que en resto de la Demanda existe presencia en los valles más inaccesibles.
El Tejo existente en el barranco de los Chapatales es un caso excepcional por sus dimensiones:
Diámetro: 2,26 metros.
Perímetro: 7,10 metros, medido a la altura del pecho. 8,36 metros en la base.
Altura :12 metros.
Copa: 223 metros cuadrados de sombra proyectada.
 

Para poder ver este magnífico árbol hay que acercarse a la cascada de los Chapatales. Desde ahí tenemos 2 kilómetros de paseo remontando el riachuelo que cae en la cascada de los Chapatales. El comienzo es junto con el final lo más complicado. Para empezar podemos subir por la ladera de gran pendiente al sur de la cascada para rápidamente ponernos en la cota desde la que cae el agua en cascada. De menor pendiente es la otra alternativa de comenzar por el río que baja de Rehoyo. El inconveniente es que no hay senda y debemos saltar de piedra en piedra si no queremos mojarnos. Por ahí se debe subir unos 100 metros para luego girar a la izquierda y llegar a la parte superior de la cascada de los Chapatales. Una vez ahí ascenderemos por la margen derecha del río, por una senda estrecha y trabada con abundantes escobas. De vez en cuando se pueden ver tejos en el fondo del barranco y en la otra ladera mientras caminamos entre fresnos, pinos y sauces. Debemos caminar 1 kilometro hasta que la senda nos obliga a cruzar el río para continuar por la otra ladera. En esta ocasión en una senda más ancha y cómoda, antigua vía por la que se sacaba antiguamente la madera. Por esta ladera de solana caminaremos entre hayas otro kilometro hasta que tengamos que cruzar nuevamente el río. Una vez cruzado el río llegamos a una pequeña pradera donde vuelve a empezar lo realmente duro: la ascensión por la ladera según la línea de máxima pendiente. Por esta zona con abundantes piedras sueltas tenemos que “escalar” unos 100 metros hasta llegar a nuestro objetivo situado en pleno hayedo a casi 1.500 metros de altitud.