Autor Tema: Mildón-Redondina-ri.Lavandera-Toral Vacas-Casares-Entrejano-Tordín-Vierru-Pernal  (Leído 1550 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1710
La ruta es una versión acortada de la realizada por Webmaster en Mildón-La Redondina-Cabañas de Tajadura-Obeson-Majada Tordin-Majada del Vierru ( http://goo.gl/1F8gO4 ), sin pasar por Tajadura y el Macizo de Obesón. La bajada desde el Toral de Las Vacas a la Canal de Tajadura y posterior subida a la majada homónima no convencía mucho, así que se atajó (no muy bien) hacia la majada de Entrejano.

Así la ruta parte desde Mildón para tomar la carretera hacia Oceño, abandonándola por las cabañas de Obrazaos para enganchar un sendero que nos deja avanzar por toda la foz del río, hasta que lo cruzamos y abandonamos para acceder a la cabaña de La Redondina, desde donde enganchamos la canal de la Riega Lavandera, hasta cerca del Collado de las Cuerres. Desde allí iremos superando riegas y tramos de bosque hasta cruzar la riega de Entrejano, por la Pasá del Marqués, y de allí llegar al Toral de las Vacas, desde donde atacamos la asquerosa subida a Los Casares, y el posterior paseíllo hasta la majada de Entrejano, donde se enlaza con la Senda del Caoru hasta la majada de Tordín, y desde allí se baja a la del Vierru. Para acabar, se baja la canal del Río Miñanes, cogiendo hasta el cabañal de La Pernal por cuya pista de acceso llegamos a la carretera general y por ella volvemos hacia Mildón. De esta manera la ruta queda en 20'25 kilómetros, con 1300 metros de desnivel acumulado, que se resuelven en 7 horas y media a ritmo tranquilo, sin hacer paradas (que se hicieron, y acabaron dando en 8 horas).


A posteriori, queda claro que el tramo entre el Toral de las Vacas y Los Casares se ha atacado mal, haciendo trepes y con cierto peligro, y que resultaría mucho mejor el ataque más frontal (rosa en la imagen), o mejor ni siquiera llegar a la riega Entrejano y atravesar La Pasá del Marqués, sino una vez pasada la Riega Veneros, subirnos al Prao Bos y subir hacia la Majada de Entrejano por esa mano (en verde), por mucho mejor terreno. En azul vemos la ruta seguida, y en grisáceo la original por Tajadura (extendida hacia la derecha, ya que en la parte alta de la riega Lavandera, engancha el sendero que viene de El Vierru).



La bajada desde el cabañal de La Pernal y vuelta al punto de origen (apartadero de vehículos frente a la entrada del Saltu del Caleyu), recorre unos 3 kilómetros, y tarda en hacerse unos 35 minutos. Una alternativa es tomar desde La Pernal hasta las cabañas de Cueto Cogoma, y bajar desde allí a la pista que entra por la Casa de la Mina desde la carretera general, dejando la distancia en 900 metros y acortando a 20 minutos el tiempo invertido. Se ataja y acorta, aunque el sendero lleva tiempo sin usarse y la primera parte tiene mucho agujero cubierto de hierba donde meter el pie, luego hay algo de zarza, y la bajada de Cogoma se hace por un prado con una pendiente "sanrocana". Pero ahí está la posibilidad. En la imagen vemos la ruta principal en azul, la variante por Cogoma en verde claro (además de en verde oscuro la pista que sube a La Jabariega y después a Miñances, y en naranja la ruta que lleva a la cascada del Saltu El Caleyu).


Dejamos el coche en un apartadero que hay un poco antes de Mildón viniendo de Cabrales, donde en el guardarraíl tiene unas pintadas que indican el Saltu el Caleyu.


Pisamos asfalto hasta el pueblo de Mildón, y abandonamos la carretera general para tomar la carretera de subida a Oceño...


...por donde vamos ganando altura por sus zigzags. Tras una entrada a mano derecha que lleva a una cabaña y estabulación, colgada sobre el desfiladero, viene una curva de izquierdas, donde a los pocos metros, vemos una pistilla a mano derecha.


Por ella llegamos a la cabaña de Obrazaos, donde nos hacemos a la izquierda...


...para encontrarnos con un tenue (pero única opción, lo que lo hace claro) senderillo que pierde altura para bordear el murallón calizo, y que seguimos para meternos en la foz del río.


Una vez superado el murallón, se nos presenta delante el siguiente tramo, de claro y continuado descenso por la ladera...


...hasta que nos acercamos ya a poca altura al cauce...


...para que unos toscos pero efectivos escalones de piedras, nos dejen justo en el mismísimo cauce, por donde seguimos avanzando.


Vamos a llegar a una bifurcación en el cauce, y tendremos que tomar por el barranco de la izquierda, cosa que no va a ser fácil, porque el sendero se esconde, y hay parte ocupada por el curso del río.


Este tramo se complica y tendremos que avanzar medio agarrados a los bordes (intentando no resbalar ni meter el pie en el agua)...


...o por la ladera, que está de helechos hasta arriba.


Tras otro poco de rocas por la ribera, parece que no hay más opción que ganar altura a derecho, y seguir un tenue sedo por la ladera


...que acaba llevándonos a un signo inequívoco de que vamos por el camino correcto: una escalera de madera.


Desde aquí el sendero, aunque acosado por la vegetación, es claro...


...y nos lleva a un puente calzado con piedras, con base de guardarraíl cubierto de piedrilla y reforzado con troncos.


Ya en el otro lado no hay mucho sendero que rascar, y subimos un poco hacia la izquierda, para a los pocos metros recuperar la dirección...


...y salir a un rellano, donde hay helechos y zarzas del tamaño de un rinoceronte adulto.


Apartando la vegetación a velortazos, se acaba llegando a la cabaña de La Redondina, desde donde seguimos adelante...


...con la presencia notable de una canal a nuestra mano izquierda, así que seguimos de frente intentándonos hacer a la derecha.


De esa manera entramos en una canal con arbolado, medianamente cómoda de subir, aunque con una pendiente seria...


...hasta que encontramos el cauce de la riega Lavandera, por donde vamos subiendo, siguiendo indicaciones de hitos, y algún punto de spray amarillo esporádico.


Mientras subimos por la izquierda de la riega, encontramos unas bifurcaciones de cauces, en las que seguiremos por la parte que haya entre ambos, de manera que vamos moviéndonos hacia la derecha en cada bifurcación.


Superando cursos de agua, llegamos a una zona donde la ladera vuelve a ser de hierba entre el arbolado...


...y llegamos a un punto donde encontramos dos hitos, al lado de los que hay 2 marcas alargadas de desvaído azul. Estamos en el sendero que viene por la derecha desde la majada del Vierru, pasando por el cercano Collado de las Cuerres.


Nosotros vamos en dirección contraria así que tomamos a la izquierda, por un tenue sendero...


...que nos deja en un cruce de cuenca, el de la Riega Veneros, donde hay un montaje de cuerdas y maderos para evitar el paso del ganado.


A los pocos metros el senderillo continúa, para cruzar otro pequeñísimo regato...


...y continuamos avanzando, manteniendo o incluso perdiendo altura...


...hasta superar una cueva al borde del camino.


Así nos quedamos al lado de un pequeño coterín encima de la cueva, a partir de donde si había algo a lo que llamar sendero, ha dejado de haberlo.


Toca recuperar altura. La pendiente y el terreno no son malos, y ganamos altura a cañón, buscando al rato el hacernos poco a poco a la izquierda...


...hasta que a esa mano (izquierda) dejamos de ver un fuerte talud, y nos encontramos con un amago de sendero de nuevo. Con cuidado, porque hay mini argayos y resbala mucho, usamos el sendero...


...que nos baja a la Pasá del Marqués, un cómodo acceso al cauce de la Riega Entrejano.


Toca ahora ir subiendo por la otra ladera, a cañón de nuevo, y haciendo alguna tentativa a la izquierda, que resulta infructuosa, ya que damos a unas laderas impracticables...


...hasta que salimos a un pequeño cordal despejado de árboles, y que es el Toral de las Vacas.


Este es el momento de duda. Ahora parece que lo que pide la situación es bajar a derecho por la ladera, y enganchar la canal que tenemos enfrente y que nos va a subir a las cabañas de Tajadura. A mí ahora mismo lo que me pide la situación es papel...y un retrete. No me gusta la pinta de la ladera, no me apetece bajar y resbalar, y la canal que va a tocar después tiene mala pinta. De hecho, veo que la parte de la riega propiamente dicha parece tener un asquerosísimo nevero. No lo veo, pero vuelvo a evaluar, a mirar el Gps, el mapa...y sigo sin verlo. Mierda, revisemos opciones: seguir el plan fijado (que no apetece), darse la vuelta (ni de palo) o bien buscar la manera de salir de frente al macizo de Obesón o flanquear a la derecha para llegar a la majada de Entrejano.


Eligiendo un mixto de las últimas dos, se sube a la parte más alta del Toral, para que acabe la ladera amable y herbosa...


...y comience una zona mixta de ladera pindia con afloramientos calizos, que no presagian nada bueno si la opción es seguir subiendo a cañón. No hay ganas de enriscarse, así que seguimos subiendo en diagonal a la derecha, pero las laderas nos acaban obligando a subir a derecho, el terreno va cada vez a peor, la vuelta atrás parece ya caída segura, no vienen a la cabeza más que titulares del periódico sobre "senderista rescatado cerca de Sotres", y estoy a punto de enriscarme y cortocircuitar.


En el peor momento de tensión, se sale a unas laderas herbosas, las de Los Casares, donde hay huellas de ganado, y eso significa que ha pasado el peligro.


Vamos siguiendo sedos en dirección al nacimiento de la riega...


...y entramos en la preciosa majada de Entrejano, dominada por una enorme cabaña, hacia donde avanzamos en busca de la salida de la pradería...


...y así nos encontramos en la Cruz de Entrejano, en el trazado de la Senda del Caoru, con una acojonante vista del Macizo Central, especialmente del Urriellu.


Nos hacemos a la derecha, para que al poco surja debajo nuestro la majada de Valfrío...


...y ahora toca ganar altura por la ladera a nuestra derecha.


Mientras subimos encontrando a numerosos senderistas (hoy La Vuelta acaba en Sotres y muchos suben al rebufo de la prueba, la mayoría esperando que luego acabe pronto y alguien les baje), podemos apreciar los restos de calzada en ciertos tramos...


...y llegamos a un colladete, donde nos encontramos con El Mojón.


Al poco de rebasarlo, aparece a nuestra derecha la majada de Tordín, a la que bajamos, abandonando el trazado del Caoro...


...para hacernos a su derecha, buscando la cabaña más septentrional del grupo, que tienen una pequeña charca y una cuevilla al fondo.


Seguimos de frente, para superar el fin de la majada, subiendo unos metros por las rocas, para salir a una ladera herbosa, por donde bajamos en dirección al bosque cercano, empezando a encontrar hitos que nos marcan el buen camino.


Tras un tramo de bosque, por donde el camino baja zigzagueando, llegamos a una especia de rellano, donde giramos a la derecha para localizar la continuación del sendero...


...que baja bordeando una pequeña riega que tenemos a nuestra derecha, encontrando eventuales circulillos de pintura verde.


Un claro entre los árboles nos permite ver abajo a la derecha un trozo de la majada a la que nos dirigimos, y de frente a la izquierda, la canal por la que vamos a bajar en dirección a la carretera general para cerrar nuestra ruta.


En cierto momento cruzamos la riega y seguimos descendiendo dejándola a nuestra derecha...


...hasta que poco después volvemos a su cauce, que cruzamos de nuevo, mientras se oculta bajo tierra, y pronto salimos del bosque para continuar un rato por la ladera abierta...


...hasta entrar en la majada de El Vierru, a cuya cabaña más alta llegamos para encontrar olor a leña (con algo cociéndose), una botella de vino en la fuente, y una animada reunión familiar, con charla en torno a las formas de afilar el dalle. La verdad es que los campos están que dan gloria verlos, pero continuando camino por un senderuco que baja hacia la derecha desde la cabaña...


...entramos en el núcleo del cabañal, donde encontramos una máquina segadora, que es la responsable del perfecto corte de los campos (cómo la han subido ha tenido que ser un trabajo de despiece y porte fino, visto el camino que sigue).


Bajando al grupo de cabañas abajo a la izquierda, cruzamos la rieguina, y accedemos a un sendero estrecho pero clarísimo entre el bosque, que nos va bajando en abundantes zigzags, y donde empezamos a encontrar marcas rojas redondas, que seguiremos hasta La Pernal.


El sendero nos baja hasta el mismo cauce de la canal, donde un gigantesco, descomunal argayo cae desde el lado de la izquierda...


...y en cierto momento no queda otra que transitar por él, como indican los hitos...


...hasta que lo abandonamos cuando vemos un senderuco que comienza por la otra mano.


Tras cruzar una breve lengua de argayo un poco después, el sendero casi se acambera...


...y tras un pasadizo entre la ladera y una enorme roca...


...gira y desciende unos metros a la izquierda, para encontrarse una riega que cruzamos por un puente de cemento, al lado de otra descomunal piedra, donde hay una pintada de un círculo verde, en cuyo interior hay otro de azul desvaído (supongo que el camino punteado de verde a Tordín, y el que llevaba al Collado de las Cuerres, donde encontramos dos trazos de azul desvaído).


El camino vuelve a ser sendero, algo más ancho, que va ganando altura, y encontramos alguna marca de azul desvaído, o una roja con números, justo antes de que se nos junte un sendero por la izquierda...


...y el sendero deje de ganar altura, para llegar a cruzar una bonita riega, desde donde el camino es una pista que da acceso a los cabañales de El Pernal.


Ahora toca descender cómodamente por la pista, para llegarnos a los citados cabañales, donde podemos hacernos a la derecha para encontrar un mirador que nos deja una bonita vista de todo el descenso que hemos hecho desde Tordín...


...para seguir adelante, perdiendo altura tras rebasar un bebedero, y pasar al lado de las fincas de Ribas.


Ya sólo nos queda continuar perdiendo altura por la pista, rebasando alguna solitaria cabaña más, y un pintoresco bebedero...


...hasta que enlazamos con la carretera general (al lado de la señal que nos indica que nos queda un kilómetro para la gasolinera de Cabrales), donde giraremos a la derecha, en dirección a Mildón.


Ya sólo nos queda comer un rato de pateada por la muy transitada carretera, e ignorar una pista hormigonada que sube a Ribas por la derecha...


...hasta llegar al apartadero donde dejamos el coche y comenzamos la ruta.


Como habíamos comentado, la bajada desde el cabañal de La Pernal y vuelta al apartadero, se puede hacer por las cabañas de Cueto Cogoma (variante verde claro).


Así, desde la cabaña más alta del Pernal, nos hacemos por su derecha...


...para descender por un sucio sendero con algo de caliza escondida entre la hierba...


...a un pequeño rellano con helechos, para bajar al cual tendremos que ir con cuidado o hacer destrepe, ya que tiene mucha hierba en lo que era el camino.


Del rellano pasamos a una peñuca caliza que bordeamos por la izquierda...


...para entrar en una zona de bosque donde mantenemos la dirección hasta los restos de una cabaña, donde atravesamos el muro y seguimos de frente...


...para seguir descendiendo por un prado con helechos, manteniendo la línea del antiguo muro y árboles, a nuestra izquierda.


Así llegamos a una cabaña en muy buen estado, escondida tras un enorme tejo, y nos hacemos por el senderuco, algo acosado por zarzas, que sale a su derecha...


...que nos lleva a una cabaña de la que sólo queda el muro, y después a otra con algún trozo de tejado sin arruinar.


A los pocos metros el camino ya es un callejo, donde se nos une otro por la izquierda pero seguimos adelante para llegar a las cabañas de Cueto Gogoma, adonde no hay que llegar...


...sino bajarnos por el empinado prado que hay a la izquierda.


Abajo del prado a la derecha, comienza un corto sendero empinado y que puede resbalar bastante con lluvia...


...que nos enlaza con la pista que viene de la general y cruza la riega para subir a La Jabariega.


Tomando de frente, pasamos a los pocos metros la Casa La Mina, y llegamos a la carretera general.


Adjunto dos archivos kmz (editados a partir del gpx grabado con un Garming Oregon 550), conteniendo uno la ruta descrita, y el otro el tramo de variante entre El Pernal y la carretera general, pasando por las cabañas de Cogoma. Un saludo!
« Última modificación: 10 de Septiembre de 2015, 12:49:52 pm por farodelcaballo »