Favoritos 1 Favoritos

Autor Tema: PR-S.62 Miradores de Valnera  (Leído 1685 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1785
PR-S.62 Miradores de Valnera
« en: 20 de Abril de 2016, 19:32:35 pm »
La ruta parte desde el final de la carretera del barrio de Pandillo, para seguir los pasos del PR-S76 hasta antes de llegar a las praderas de Ruyemas, donde tomamos el camino que sube al cabañal de Helguerón, y posteriormente atacando la ladera para subir al de Colina. Desde aquí, a los pies del Castro Valnera, comenzamos a seguir el sendero que flanquea éste hacia la Canal de Peña Negra, y sigue luego por las laderas de La Capía en dirección a El Rostro, adonde no llegaremos, sino que buscaremos el acceso a la canal que nos baje hacia La Coteruela. Desde esta finca bajamos sin problemas hacia Ruyemas, y enganchando de nuevo el PR-S76, volvemos hacia Pandillo.


En total se recorren 9'07 kilómetros, con 717 metros de desnivel acumulado, que se resuelven ligeros en 3 horas (5 y media según la información oficial).


Comenzamos a andar desde el final de la carretera de Pandillo, donde veremos un cartelón señalizador, y cruzamos el puente para girar a mano derecha según nos pide un poste señalizador...


...ganando altura por un empinado sendero donde superaremos un cierre.


Tras un corto tramo donde iremos por la vertiente del Aguasal...


...el sendero pronto equilibra la pendiente y se hace a la derecha para meterse en la cuenca del Ruyemas.


Tras cruzar una pequeña zona de garma, y antes de llegar a la cuenca de un arroyo, llegamos a un poste señalizador donde abandonamos el trazado común con el PR-S76, y nos haremos a la izquierda...


...para ganar altura por un bonito sendero borriquil que primero remonta por el lado del arroyo sin llegar a tocarlo...


...y luego ya gira a la izquierda para seguir ascendiendo mientras gira la loma.


Justo cuando salimos a un punto de la ladera desde donde dominamos todo el valle de Pandillo, el camino gira a la derecha, para dar un par de curvas, y comenzar un ataque más directo a la divisoria de aguas.


EL sendero continúa su ascenso mientras asoma la cabeza el Castro Valnera...


...pasando a ratos de una cuenca a otra mientras sigue avanzando por la crestería.


De esta manera saldremos al cabañal de Helguerón, donde ignoramos las cabañas, algo a nuestra izquierda, para continuar la dirección de ascenso...


...y atacar la pendiente por una simple huella, algo difusa pero marcada a cada tanto.


Tras cruzar los restos de un cierre, encontraremos un poste señalizador que nos pide dejar la huella de senderillo, que se hace a la derecha por la ladera, para continuar ganando altura de frente, salvando los últimos metros de ascenso...


...y saliendo al rellano en la cresta donde pronto veremos las cabañas de Colina, con la cima de La Capía al fondo, y a su derecha  ya visibles las cabañas de El Rostro. Este punto es un impresionante balcón donde parar a disfrutar de la vista de la mole del Castro Valnera y sus picos adyacentes, así como de la panorámica a nuestras espaldas de los valles pasiegos.


Siguiendo el muro del cabañal por su derecha, sin dejarlo aunque nos motiven varios senderos a esa mano...


...llegamos al final del mismo, donde un poste señalizador nos pide hacernos a la derecha.


Por esta mano el sendero nos saca a otra pequeña llana, donde estamos atentos a la estaca señalizadora...


...y pronto vemos cómo el sendero desciende hacia la canal que baja de Peña Negra, adonde nos dirigimos para buscar el punto de cruce.


No encontraremos mucha complicación, aunque merece la pena prestar atención a dónde y cómo ponemos los pies para no resbalar...


...y seguimos por la ladera, donde el sendero continúa, ahora recuperando algo de altura.


Mientras avanzamos, la huella del sendero se difumina, y acabamos saliendo a otro rellano, más grande que el anterior, que es la Llana del Majuelo. Ya queda cerca a la derecha el cabañal de El Rostro, al que no vamos a llegar a acceder.


Toca ahora recuperar la clara huella del sendero, que nos lleva a cruzar otras pequeñas canales en las laderas de La Capía, y en alguna podemos llegar a encontrarnos algún obstáculo en forma de nieve, que precisan de muchísimo cuidado y atención, por lo que pueden resbalar en la superficie, y engañar en la consistencia y profundidad. Conviene usar el palo, sondear, y avanzar pensando cómo se pone el peso.


Superadas estas canalucas, salimos ya a la ladera debajo de El Rostro, y el camino se difumina, aunque se ve la posibilidad de subir al cabañal...


...y tras la última canal una estaca señalizadora nos indica que comenzamos el camino de descenso a mano derecha, para buscar el camino hacia Ruyemas.


Los primeros momentos de este descenso no son claros ni exentos de cierto peligro. El camino no es tal, sino un avance cauteloso, cruzando otro par de cauces sin mucha complicación (salvo nieve, como anteriormente), y donde hay abundantes hoyos en cauces ocultos...


...pero orientándonos hacia la base de una pequeña cascada que viene de el Rostro, iremos encaminados a encontrar las marcas o algún que otro hito que nos ayudan.


Así llegamos a ganar el cauce que baja de la cascada, que cruzamos sin problema pero con cuidado...


...y comenzamos el descenso por la huella de otro sendero borriquil, algo más difuminado que el anterior, pero que nos baja sin dudas por la ladera algo boscosa, mientras disfrutamos de las cascadas a nuestra derecha, tanto del cauce recién cruzado como el del problemático con nieve, que queda algo más a la derecha y presenta un salto espectacular.


En el final de la ladera herbosa, un poste señalizador nos pide introducirnos en el bosque a la izquierda...


...bajando por un tramo de profundo sendero, que pronto topa con un cauce lateral, y se hace a la derecha.


Así salimos al cauce principal, que cruzamos, cambiando de mano...


...y saliendo ya al borde de la finca de La Coteruela, cuya cabaña vemos al fondo, y vamos a ir siguiendo su borde, con cierta altura sobre el cauce recién cruzado (y atentos a no enredar los pies en el cierre caído de la finca, cuyo alambre estorba en varios puntos).


Pronto salimos a ladera despejada, donde podemos disfrutar de la vista de las praderas de Ruyemas...


...hasta llegar a la altura de una cabaña derruida, por cuyo lateral baja otro sendero de profunda huella, que nos deja (al lado de unas preciosas cabañas) en el cauce del otro cauce principal que baja de la canal de Peña Negra, considerado nacimiento del Pas, y que conviene mirar atrás de vez en cuando para ver la más espectacular cascada de todas.


Tras descender un poco por la mano izquierda, cruzamos sin mucha historia el cauce...


...y comenzamos a descender hacia las cabañas de Ruyemas por un sendero estrecho, casi callejo (y depende de lo que llueva, cauce secundario).


Las primeras cabañas resultan de factura algo simple, y tras rebasar un cierre...


...nos meteremos en un bosquecillo de ribera...


...donde encontramos la huella del PR-S76 de nuevo, que seguiremos por la derecha, para atravesar el resto del cabañal y volver a Pandillo.


El sendero pierde altura y nos deja seguir disfrutando de más cabañas...


...con una factura más elaborada, y con elementos de fachada  más complejos.


Ignorando un puentecillo de cemento a la izquierda, continuamos bajando por el lateral del arroyo (o río, poniéndonos técnicos)...


...y tras circular por un tramo entre dos cauces, cruzamos a la derecha para salir a la ladera de esa mano.


Ya sólo nos queda continuar avanzando hasta superar el cauce del arroyo que baja por la canal que apenas lamimos en nuestro camino de ascenso a Helguerón...


...y llegamos al cruce de caminos donde al principio de la ruta comenzamos a ascender de camino al citado cabañal.


Únicamente queda volver hacia Pandillo, adonde bajamos para llegar al punto de origen, cerrando el duro pero bonito circuito.


Adjunto el archivo gpx grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!