Autor Tema: Lores-Cruz de Tañuga-Peña Carazo-Collado Matorra-Molino Gerino-Lores  (Leído 1087 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1710
La ruta parte desde el pueblo de Lores, para tomar por la ruta que remonta el cauce del Arroyo Gerino, hasta llegar al collado de la Cruz de Tañuga, donde tomamos dirección sur para ganar las cimas de El Castro (que se flanquea) y El Carazuelo u Horcá de Lores, desde donde bajamos a la Horcada de Lores y ganamos nuestro objetivo final, la Peña Carazo. Desde allí buscaremos la bajada hasta coger la divisoria de aguas de los arroyos de Gerino y Las Suertes, de manera que enlazamos la pista que nos lleva al Collado de La Matorra, desde donde tomamos la pista que nos baja a El Ullao, y que abandonamos para visitar un bonito molino y enganchar la pista inicial a Lores, por la que desandamos el camino inicial hasta el pueblo.


De esta manera recorremos 15'5 kilómetros, con 1000 metros de desnivel acumulado, salvables a buen ritmo en 4 horas y media.


Comenzamos la ruta en el pueblo de Lores, donde entramos hasta cruzar el arroyo Rilores, por cuya izquierda sale una pista que sube hasta la Ermita de San Roque...


...y al poco vemos a la mano izquierda otra pista cementada con mucha pendiente, por la que tomamos.


La pista pronto rebasa una señal que avisa que sólo se permite a usuarios autorizados, e ignorando cualquier camino lateral...


...pronto entramos en el valle del Arroyo Gerino, y vemos las cumbres que atacaremos en un rato.


Al llegar a la bifurcación donde vemos abajo el molino, nos mantenemos por la derecha en la pista principal...


...y tras cruzar un pequeño curso de agua que baja de Los Castros, llegamos a una nueva bifurcación donde ignoramos el ramal izquierdo, que baja a las fincas de Ullao.


Un poco más arriba ignoramos un nuevo ramal de manera idéntica, manteniéndonos a la derecha, en la principal...


...y llegamos a la Tenada de Lores, donde continuamos camino por la pista, que se hace a la izquierda.


Por aquí el terreno se angosta, y cruzamos el arroyo en dos ocasiones por la pista (ignorando un senderillo a la izquierda entre ambos cruces)...   


...y comenzamos un fuerte ascenso en el que superamos un paso canadiense con una cancela a su izquierda.


Tras el mismo, llegamos a la zona de Descansaburros y nos queda el fuerte ascenso final...


...y llegamos al collado de la Cruz de Tañuga, donde nos saluda al fondo el Pico Lezna, y abajo quedan las praderas de Tañuga y los Puertos de Cortés.


Es momento de girar a la izquierda y abandonar la pista, para encarar nuestro ascenso hacia las cumbres...


...cosa al principio sencilla por la ladera herbosa, pero cuyo avance se ve obstaculizado por los escajos, y tendremos que hacernos a la derecha por algún sedo...


...hasta enganchar una huella de camino que viene por esa mano desde La Cruz.


Así salimos a una ladera herbosa por donde nos hacemos a la izquierda para retomar la dirección de ascenso...


...y luego atacar ya la ladera por donde mejor nos venga en dirección a El Castro


A medida que subimos el terreno se vuelve un canchal, y no tratamos de alcanzar la cima...


...sino flanquear por la derecha hacia la silla que nos separa de El Carrazuelo, que atacamos directamente sin ningún problema, salvo la pendiente.


Ganada la cima donde nos espera el vértice geodésico y unas vistas brutales de la Montaña Palentina, Peña Sagra, Peña Labra, Picos de Europa y hasta la zona de Tudanca...


...emprendemos el descenso hacia la Horcada de Lores, que nos separa de Peña Carazo, al principio por un terreno de canchal no muy incómodo.


Desde la Horcada nos toca volver a ganar altura...


...encontrando un rellano herboso a mano izquierda de la cima misma.


Ganada ésta, se plantean numerosas opciones, ya que hay muchas canalillas de bajada en este lado, pero pasamos de hacer como los rebecos que escapan bajando...


...y volvemos al rellano herboso, por el que podemos bajar más cómodamente haciéndonos a la izquierda.


La bajada nos deja en una ladera encima de un canchal, frente a una mata de pinar a cuya izquierda está la Llana Sin Flores...


...y hacia los pinares nos dirigimos, bajando con cuidado la ladera, y flanqueando el canchal por su derecha.


Durante el siguiente tramo de camino, seguimos cómodamente el estacado que nos lleva en descenso...


...hasta la divisoria de aguas de los arroyos de Gerino y Las Suertes, que se aprecia claramente por la diferencia de especies en el bosque.


Tras un rato algo acosados por escobas y demás vegetación (aparte de ocasionales garrapatas), el camino se acambera...


...y enganchamos una pista, que tomamos de frente para seguir la divisoria y llegar al Collado La Matorra.


La pista se mete en el bosque, donde encontramos una cancela roja por la que enganchamos un ramal a la izquierda en descenso...


...y bajamos disfrutando de la sombra, rebasando algún curso de agua y luego el cauce de un arroyo.


Cuando la pista se bifurca, tomamos a la derecha, en descenso...


...para bajar a una zona donde el camino se difumina y nos deja en una zona algo marismeña.


Sin mayor problema avanzamos, cruzando un par de cauces, y que nos deja frente al bonito molino de río...


...a cuya izquierda un puente nos salva el vadeo del Gerino.


Ya sólo nos queda el remontar la pista que se une a la de la Cruz de Tañuga...


...y desandar los primeros pasos dados por la pista para volver a Lores, cerrando el circuito.


Adjunto un archivo gpx grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!
« Última modificación: 25 de Mayo de 2016, 18:21:48 pm por farodelcaballo »