Autor Tema: 2 días por Cantabria-Palencia-León: Piedrasluengas-SanGlorio-Bustantivo-Espinama  (Leído 1368 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1710
Cada vez que hago una ruta por la zona de Liébana o de Montaña Palentina, siempre viene a la cabeza la idea de hacer una travesía entre los puertos de Piedrasluengas y San Glorio, con una pata en Cantabria, y otra en Palencia...y luego en León. Así que toca mirar mapas, recopilar tracks y acaba saliendo una ruta con muy buena pinta. Y ahí viene el recuerdo de la pista que sigue desde Bustantivo, y entonces sale la idea de continuar desde San Glorio hasta allí y ya bajar hasta algún punto donde haya posibilidad de recogida en coche para volver hasta Piedrasluengas. De esta manera acaba saliendo esta marcha de dos días, usando pistas y senderos de tres provincias, subiendo a picos de más de 2000 metros, encontrándonos con corzos, ciervos y rebecos (incluso algún lobo), visitando los grandes puertos ganaderos de Pineda, y gozando con unas vistas espectaculares de todos los sistemas montañosos de los alrededores, especialmente de los macizos central y oriental de Picos de Europa.

El primer día acabarán saliendo 41'38 kilómetros con 1732 metros de desnivel positivo acumulado y 1949 negativos, que se salvarán en 11 horas y media. A pesar de que pueda parecer una pechada (que lo es), también es una pasada, y el no encontrarse a nadie salvo cerca de Llánaves, las vistas, los caminos, los encuentros con animales,...hacen que se pase hasta rápido.


Así saldremos del Puerto de Piedrasluengas para tomar por la pista que nos lleva hasta la Peña Ciquera, para luego seguir la huella de camino hasta el Collado de Vistrió (Colladas del Aire), donde enganchamos un senderillo entre la vegetación que nos deja en el Collado de Albas, donde un sendero nos permite atajar al encuentro del ramal de pista que se dirige hacia los Puertos de Pineda...


...la cual nos lleva cómodamente hacia el Alto Velasco y la Majada de Peña Jorcá, ganando el Collado Secarro, donde abandonamos la pista para dirigirnos por el sendero que nos lleva al Collado Arauz por Las Cárdinas.


Una vez en el collado, toca ir buscando senderillos que nos dejen en la Horcada Pumar, punto desde el que atacaremos el pico homónimo, disfrutando de lo que seguramente sea la mejor panorámica del día, para pasar a un cresteo en descenso hasta el Collado del Mostajo, y tras flanquear la Peña Quebradora, enganchar la huella de pista que nos deja en la Vega La Canal, en los puertos ganaderos de Ríofrío.


Toca recuperar la altura perdida, y vigilados por Peña Prieta, ascender por la pista que nos sube al Puerto de Cubil de Can, desde donde subimos al Collado de Robadorio. Toca ahora un tramo más complicado, flanqueando La Tiona y posteriormente el Pico El Vigía, para un fuerte descenso que nos dejará en la Vega de Tarna, al lado del Puerto de San Glorio.


Lo fácil y rápido sería ganar el puerto y bajar directos a Llánaves, pero podemos redondear el día bajando al Portillo del Boquerón, y accediendo a la bonita Vega del Naranco, donde usamos la pista que cruza en varias ocasiones el arroyo homónimo, y dejándonos en la carretera a la entrada de Llánaves, donde damos por terminado el día.


El segundo día, acabará siendo más corto, con 26'06 kilómetros, 1219 metros de desnivel positivo acumulado y 1804 negativos, que se solucionan en 8 horas y cuarto, aunque de manera mucho más relajada. Así como el primer día se hicieron las paradas técnicas justas, y sólo se descansó para comer algo en Río Frío, o relajar los pies en un arroyo en la Vega del Naranco...el segundo hubo tiempo de charlar un buen rato con otros andarines, de parar a descalzar y relajar los pies, de tumbarse un poco, hasta de coger flores. Al haber madrugado, se acaba la etapa a la hora de comer, y las 8 horas saben hasta a poco.


Así saldremos de Llánaves para remontar la pista que nos saca al Puerto de San Glorio, y de allí tomando por la carreteruca al Collado de Llesba, desde donde comenzamos un cómodo ascenso hacia el Coriscado, flanqueando las peñas de Gustal y Cascajal, para un fuerte ataque final.


Ganada la cima, toca seguir la divisoria provincial, subiendo al Pico Mediodía, y luego moverse por encima de la Vega Arriba de los Puertos de Salvorón, hasta llegar a la quebrada zona del Mostajal, desde donde buscaremos nuestro camino hasta el Collado del Somo, ganando el sendero que nos permite enlazar con la pista que lleva a Bustantivo. Aquí ya la ruta se simplifica, e iremos entrando en la "civilización", ya que usamos el PR de la Cascada del Somo para llegar a los Invernales de Berrugas, y de allí bajamos hasta Pido, enganchando el GR de la Reconquista para llegar a Espinama, donde damos por terminada la travesía.


Para pasar la noche, hay dos opciones: usar alguno de los chozos o refugios de la zona (Quebrantadas sería el más idóneo), o tomar la opción más cómoda y ligera (no tendremos necesidad de cargar equipo para dormir ni comida extra) de pagar un alojamiento, en cuyo caso la elección es clara: Hotel San Glorio en Llánaves de La Reina. El hotel es sencillo pero más que suficiente para lo que queremos, que será ducharnos, dormir a gusto, y reponer fuerzas y provisiones. El precio incluye desayuno buffet, así que aparte de cargar energía por la mañana, podemos aprovisionar la mochila de cara a la segunda jornada.

Vamos pues con la travesía...

Comenzamos a andar el primer día desde el Puerto de Piedrasluengas, con una espesa niebla que desluce mucho el inicio...


...pero haciéndonos un poco por encima del aparcamiento a la izquierda, encontramos la pista que vamos a coger.


Tras una zona de bosque, salimos a una zona despejada, el Collado Tajes, mientras la niebla nos deja alguna visión fugaz de las montañas frente a nosotros, y tomamos por la pista que sale de frente, ignorando un ramal a la izquierda...


...para otro tramo de bosque que nos deja en el Collado La Basa, donde cruzamos un cierre, y flanqueamos una peña por la izquierda.


Por ese lado salimos a un nuevo collado, el de La Espina, desde donde ya vemos la Peña Ciquera, y haciéndonos a la derecha, encontramos los restos de un poste señalizador, y accedemos a una pista...


...que nos mete en un bonito hayedo donde apenas variamos de altura.


Tras dejar un bebedero a mano derecha, salimos a Los Cuéneres, donde encontramos un chozo y una pequeña estabulación a los pies de la Peña Ciquera...


...y a su izquierda la pista continúa ascendiendo tras rebasar un surtido bebedero.


La pista gira la loma, dejando unas buenas vistas de La Pernía, y nos deja en una loma crestera, por la que nos mantenemos, ignorando otro poste indicador que parece pedirnos perder un poco de altura...


...y seguimos por la loma crestera, ganando un poco de altura y luego haciéndonos a la izquierda un poco, siguiendo huellas de vehículos, hasta el Collado Vistrió (o Colladas del Aire), donde cruzamos un cierre y nos hacemos a la izquierda.


Por ese lado el camino continúa como claro sendero que pierde altura por el lado palentino...


...hasta que nos encontramos con una loma llena de escobas por donde sigue el sendero por la izquierda, ganando un poco de altura.


Saldremos entonces a una pradería donde cruzamos un cercado, y saldremos a la pista de Caloca a Casavegas, que tomamos unos metros a la derecha...


...para llegar en pocos metros al Collado de Sierra Albas, donde cruzamos un paso canadiense y giramos a la izquierda para seguir una estacada que nos meterá en el bosque.


Aquí el camino sigue como un bonito sendero entre los árboles...


...que nos saca a una estacada, que cruzamos a la izquierda y a los pocos metros enlazamos el ramal que viene de la pista Caloca-Casavegas y tomamos de frente, hacia los Puertos de Pineda.


La pista avanza ganando y perdiendo altura, sin ningún ramal lateral ni nada que nos despiste...


...hasta que ya se mantiene la altura y tenemos fugaces visiones de Caloca a mano derecha.


Sin mayor problema salimos al Alto Velasco, donde rebasamos un cuidado refugio, y continuamos por la pista, rebasando una bañera-bebedero a mano izquierda...


...y ganamos altura por el borde de la Peña Cabrera.


Así llegamos al Collado Cutilar o Villajilar, y vemos como la pista continúa adelante, flanqueando por la izquierda el Cotero Carbón...


...hasta casi salir al Collado Larzón, a los pies de la peña homónima, pero la pista se bifurca y tomamos a la izquierda, en ascenso.


Por ese ramal ganamos altura hasta llegar a la Majada Peña Jorcá, donde encontramos un chozo, y una estabulación a la izquierda un poco más abajo, la típica para animales en la parte baja y el ático agaterado de refugio, que ha conocido tiempos mucho mejores.


Ignorada la estabulación, nos hacemos a la izquierda, subiendo por la pista que da una curva a la derecha, hasta salir al Collado Secarro, donde la pista se bifurca, y tomamos a la izquierda...


...para salir a otra bifurcación, donde pasamos de bajar a las praderías de Secarro a la izquierda, y tomamos a la derecha.


El ramal de pista pasa por una cabaña y estabulación que avisan es privada y prohíben el paso, así que la bordeamos por la derecha...


...y continuamos por la huella de la pista hasta el Chozo Las Cárdinas.


La pista se difumina así que mantenemos la altura y usamos los sedos que hay entre los escobales...


...hasta que salimos al Collado Arauz.


Cruzado el cercado, salimos a la mano de Cucayo, y flanqueamos la ladera por la derecha...


...y vemos como el estacado continúa hacia el Pico de las Partidas, y volvemos a cruzarlo para hacernos a la izquierda y flanquearla por ese lado, en vez de atacarla directamente.


Flanqueamos la ladera usando los sedos y ganando altura...


...hasta que salimos a un rellano donde giramos a la derecha para ir hacia la cima del Pico.


Es momento de hacernos a la izquierda y atravesar un pequeño escobal, tras el que salimos ya a ver al fondo el Pico Pumar, nuestro destino, pero antes nos queda justo enfrente la cima partida del Pico del Tejo, que flanqueamos por la derecha...


...donde volvemos a cruzar el estacado y seguimos un claro sendero que nos lleva hacia la Horcada Pumar.


Ignoramos las pistas que llegan a la horcada por la derecha, y atacamos sin mayor historia la ladera hacia el Pico Pumar...


...y saldremos a una crestería donde vemos a la izquierda el Lezna, que ignoramos para hacernos a la derecha.


Sólo nos quedan unos pocos metros de ascenso...


...y salimos al Pico Pumar y sus impresionantes vistas. Al hacernos a la izquierda vemos al fondo el Peña Prieta, y toda la crestería que vamos a seguir, sobre el Valle del Rincón, que queda abajo a la izquierda.


El sendero baja claro, aunque con mucha roca suelta, lo que lo hace un poco incómodo...


...hasta que llegamos al Collado del Mostajo, donde ignoramos la pista que baja a la izquierda, para seguir de frente hacia la Peña Quebradora.


No hacemos cima sino que la flanqueamos por la izquierda, por otro tramo de sendero incómodo y rocoso...


...para salir ya a una zona de cresta con huella de pista, que pronto se define y comienza a perder altura, con los Puertos de Río Frío a la vista.


La pista baja en zigzagueo hacia la Choza de Vega La Canal, donde se nos junta discreta la pista que sube de Ranes...


...y nos hacemos a la derecha para cruzar el Río Frío, ya por el cauce o por el cercano puente, ignorando la pista que sube a la izquierda.


Es el momento de ignorar la pista que sigue clara a la derecha hacia Liébana, y tomar por la izquierda para remontar la cuenca del Río Frío...


...donde al poco rebasamos un cierre y rebasamos el Chozo de la Majada de Lancha.


Toca un rato de ascenso que se hace largo, bajo la atenta mirada de Peña Prieta...


...hasta que la pista se hace a la derecha y nos acaba dejando al lado del refugio de El Portillo...


...dándonos acceso al Puerto de Cubil de Can, donde nos dejamos caer hacia la derecha, para cruzar una zona algo encharcada y enlazar la huella de la terrosa y empinada pista que vemos a esa mano.


Así saldremos a la Vega Rubia, para tomar de frente por un sendero...


...que nos permite mantener más o menos la altura, flanqueando La Tiona, y con unas preciosas vistas de la Vega del Naranco.


Así saldremos al Sestil de Campollo, con el Pico del Vigía frente a nosotros...


...y que vamos a flanquear con cuidado por su izquierda.


En cierto momento encontramos el paso del Portillo de las Yeguas...


...y ya salimos a ver el Puerto de San Glorio, con las cimas de Los Campanarios a la izquierda, el Coriscao a la derecha al fondo, y abajo nuestro siguiente destino: la Vega de Tarna.


Ahora nos toca un sendero pedregoso algo incómodo de descenso, y luego buscar un descenso directo evitando cauces de arroyucos...


...hasta que ya salimos a unas brañas a cuya izquierda vemos una pistilla que nos deja llegar a la vega.


Entramos en la vega, que es un auténtico espectáculo...


...y cruzamos un cierre, tras el que podemos girar a la derecha y ganar el Puerto.


Pero todavía quedan energías y a nuestra izquierda veremos estaquillas señalizadoras del PR-LE-24, y tomamos por ese lado...


...para seguir unas huellas de sendero que nos deja en el Portillo del Boquerón.


Allí cruzamos un arroyo y rebasamos un cierre para acceder a la Vega del Naranco...


...enlazando la pista que forma parte del PR-LE-22, que tomamos un poco a la izquierda.


La idea es visitar el refugio de la vega, y ver al fondo el Refugio Mariñas...


...y volver para dirigirnos hacia Llánaves, pero en vez de usar la pista, nos hacemos a la izquierda por la pradería, viendo otra pistilla a la que accedemos cruzando un puente sobre un bonito arroyo.


Ignorando dos ramales a mano derecha, seguimos el cauce del arroyo...


..cuyo cauce cruzamos en dos ocasiones por sendos puentes.


Al rato pasa desapercibido un ramal de pista a la izquierda, y seguimos por la ribera del arroyo...


...para cruzar otro puente tras el que se nos junta la pista principal que ignoramos desde el refugio, al lado de una manga de ganado, y continuamos el acercamiento a Llánaves, ahora pisando cemento.


En un minuto llegamos a la carretera que da entrada a Llánaves, y nada más pisarla hacia el pueblo, nos hacemos a la izquierda para cruzar un puentecillo...


...y entrar en las primeras casas del pueblo, rebasando el antiguo molino, y tras el último puente, llegamos al núcleo del pueblo, y damos por concluído el día.


Tras descansar a gusto, desayunar fuerte y repostar para la jornada, tomamos por la carretera para salir del pueblo dirección San Glorio y tomar por la pista de la Vega del Naranco, pero apenas la pisamos un par de metros y tomamos por un ramal a mano derecha...


...y vamos ganando altura por los bordes de un pinar.


Al cabo de un rato saldremos al Puerto de San Glorio, donde apenas cruzamos la carretera para hacernos a la izquierda por la pista que sube hacia el Collado de Llesba...


...disfrutando de las vistas hacia Liébana, y dejando a mano derecha las estabulaciones, chozo y refugio de Las Quebrantadas, además de un surtido bebedero.


Llegaremos al collado, y es buen momento para acercarse al mirador con la estatua del oso, y visitar el chozo que se esconde a sus pies, del lado de Vega...


...pero la ruta continúa a nuestras espaldas, ignorando la pista que baja a Cosgaya y tomando por la crestería para flanquear las peñas de Gustal y Cascajal, de camino al Coriscao, que se ve al fondo.


Así que nos ponemos a ello subiendo por un claro sendero entre los arbustos...


...que nos deja en la cómoda crestería del Collado La Guarda, que nos lleva hacia el picacho cercano de Gustal.


Llegados al mismo, lo flanqueamos por la izquierda, siguiendo el claro sendero que va ganando altura por esa mano...


...saliendo a la Peña Cascajal, por la que también continúa el sendero el flanqueo por la izquierda.


Al poco saldremos a la bonita pradería del Alto de Valdeloso, donde empezamos a disfrutar de las vistas de los valles del lado de Camaleño, además de las de Picos de Europa...


...y no queda más que ponernos al ataque final del Pico Valdecoro, por un sendero claro y zigzagueante, pero pindio.


Es el momento de gozar de las panorámicas, porque se ve, aparte de la cercana montaña leonesa, la palentina, la Sierra de Peña Labra, la de Peña Sagra, Sierra del Cordel, el Cueto de la Concilla, y hasta todo el macizo del Asón. Se distingue hasta la Eva12 de Lunada. Y como no, los 3 macizos de Picos de Europa, que tras ser disfrutados miraremos a la izquierda para comenzar el descenso por el cordal, dejando a la derecha una amplia pradera donde pastan los rebecos...


...y una vez perdida la altura, seguimos por el sendero en el cordal, dejando a mano derecha abajo la bonita cuenca de Salvorón.




...y nos ponemos a atacar la ladera del Escaño, que haremos hacia la derecha, aunque parezca que ese lado es una pared insalvable.


Al ir por la derecha, veremos el punto por donde hay que ascender al Escaño, dejando las paredes, en las que los rebecos desafían a la gravedad...


...y salimos ya a la zona entre cimas, y giramos a la derecha para dirigirnos al Mediodía.


Una vez ganado el Pico Mediodía, giramos a la izquierda, en dirección al macizo occidental, siguiendo los postes de parque nacional y un estacado metálico...


...hasta salir a un peñasco calizo con una profunda y abrupta canal a la derecha, que cae hacia el ya visible valle de Vega Arriba.


En el siguiente tramo de la ruta, tenemos que seguir la crestería caliza, con cuidado porque a la derecha la caída es mortal hacia el valle...


...hasta que salimos a un punto más herboso, donde ya vemos enfrente la cumbre del Mostajal, adonde nos dirigimos siguiendo otro tramo de estacado metálico.


Desde la cumbre seguimos el estacado...


...y continuamos su trazado en el descenso, pero lo cruzamos para flanquear por la izquierda el pequeño penacho calizo frente a nosotros.


Desde aquí ya vemos abajo a la izquierda el Collado del Somo, y encima suyo, sobre el resalte calizo, el Alto de la Triguera. Nos dirigimos hacia el collado perdiendo altura hacia la izquierda, diciendo adiós al estacado metálico y a una portilla deja bajar a las laderas de Vega Arriba...


...encontrando el sendero adecuado y claro en el descenso, aunque avanzar por entre los arbustos tampoco es muy problemático.


Sin mayores problemas saldremos al collado, y cruzamos el estacado metálico por un punto con cadenas con muelles, para hacernos a la derecha...


...para tomar un claro sendero que al principio mantiene la altura pero luego gana un poco para acercarse a las paredes calizas del fondo.


Allí encontraremos una manga de ganado y nos hacemos a la izquierda para ganar unos metros de altura...


...encontrando ya la pista que baja a Bustantivo, y vemos al fondo el Collado Remoña.


Alcanzamos la majada y su refugio rápidamente...


... y nada más pasarla, abandonamos la pista principal, por la derecha, para coger un tenue ramal.


Por aquí empezamos a seguir los pasos del PR de la Cascada del Somo, zigzagueando en descenso hasta cruzar el insulso puente sobre el Río Cantiján, y siguiendo su curso...


...hasta que salimos del bosque a una zona de prados donde rebasaremos el refugio de Cantiján.


Poco después enganchamos ya la pista que baja a Fuente Dé, hacia donde tomamos a la derecha en descenso, y tras rebasar un paso canadiense y un bebedero...


...llegamos a los Invernales de Berrugas, y abandonamos la pista para dirigirnos a Pido, por el ramal de pista a la derecha.


Es el momento de seguir la pista en descenso, ignorando cualquier ramal lateral, y pronto salimos a terreno despejado, y tenemos oportunidad de saludar al Coriscao, donde estuvimos hace unas horas...


...y perdemos altura por la pista, desde donde podemos observar ya Pido y al lado Espinama.


Poco después enganchamos una pista, que tomamos a la derecha, en descenso, ahora pisando el trazado del PR-S7...


...hasta llegar a una bifurcación donde tomamos a la derecha para coger una cambera...


...que nos dejará poco después en la carreteruca a Pido, adonde nos dirigimos de frente.


Tras cruzar un puente sobre el Cantiján, ignoramos las pistas que suben a los Puertos de Salvorón...


...y continuamos pisando asfalto de camino a Pido, rebasando un par de estabulaciones e ignorando la pista que comienza a la derecha hacia Vaduga y El Pando.


Ya sólo nos queda cruzar el pueblo y buscar las indicaciones del PR-S7 y el GR de la reconquista...


...que nos bajan de Pido por una estrecha pista hormigonada hasta un puente sobre el Deva, que cruzamos para cambiar de ribera...


...y entrar en el pueblo de Espinama, donde cerramos día y ruta.


Adjunto los archivos gpx originales de ambos días, grabados con un Garmin Oregon 550. Un saludo!
« Última modificación: 19 de Julio de 2016, 11:13:17 am por farodelcaballo »