Autor Tema: Obios por las guineas de La Valleja  (Leído 37 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 1657
Obios por las guineas de La Valleja
« en: 03 de Junio de 2019, 09:22:31 am »
La ruta parte de Pujayo para coger la pista que va en paralelo a la autovía hasta que al meterse en el bosque de Lichona, la abandona para bajar a buscar las pistas forestales del Arroyo La Valleja, y por ellas engancha la que va de Montabliz a Los Pozones. Sin llegar a estos, tomamos las camberas que suben por el hayedo hasta la Braña Puñagro, desde donde atacamos la ladera hasta la divisoria de aguas Saja-Besaya, que seguimos hacia el norte, pasando por debajo de Los Agudos, hasta ganar el Portillo de Obios y luego el pico homónimo. La vuelta a Pujayo se hace bajando por La Collada, en dirección a Braña Cerrada, donde se podría reenganchar la pista que baja hacia la cuenca del Vaocerezo, pero en vez de ello usamos camberas de hayedo hasta la pradera del Cobo, y luego ya toca negociar con el hayedo, ya sin caminos, y finalmente con una zona de vegetación variada hasta conseguir alcanzar no tan gratamente la pista, de donde bajamos a cruzar el Vaocerezo, y enganchando la pista que es parte del GR 71, a la altura de Los Pandíos, bajamos sin duda hasta el pueblo, cerrando el circuito.


De esta manera se recorren 17'03 kilómetros, con 1069 metros de desnivel acumulado, que se salvan en unas 5 horas a ritmo fuerte.


Comenzamos a andar en Pujayo, dejando a la espalda un parque con barbacoa, pista de futbol y demás, tomando al frente por una pista...


...de asfalto, por la que al rato rebasamos la estabulación de La Quintana, y tras superar un argayo donde la pista da un requiebro, al rato salimos a zona abierta, donde ignoramos un ramal que baja a la izquierda, y seguimos al frente, rebasando otra estabulación, la de La Cotera.


Mientras seguimos avanzando, disfrutamos de la vista sobre el viaducto de la autovía, y del brutal hayedo de Montabliz...


...hasta que la pista deja de tener asfalto (a la derecha queda una finca con un pequeño chozo).


En cuanto rebasamos un paso canadiense y un bebedero con agua fresca, es el momento de dejar la pista y dejarse caer a la izquierda...


...siguiendo el borde de los pinos, y con la vista fija en alcanzar la pista que vemos abajo, y por donde subiremos a Puñagro.


Cuando la pendiente no nos deje bajar cómodamente entre los pinos, es momento de girar a la derecha y flanquear la ladera...


...hasta cruzar una zona abierta pero con helechos, que ya nos deja ver la cuenca de La Valleja, adonde llegaremos.


En cuanto encontremos una canaluca con bosque autóctono, es hora de seguirla...


...hasta que nos encontremos con otra, mayor, que bajamos un poco a la izquierda, hasta que veamos un punto de cruce cómodo y con ladera factible...


...por donde flanquearemos, perdiendo altura si podemos, hasta ver debajo nuestro ya el fin de una fea pista forestal, adonde llegamos, y tomamos a la derecha.


Tras girar, la pista nos va haciendo converger con el Arroyo La Valleja...


...al que finalmente tenemos dos puntos al que bajar, separados unos pocos metros (el primero muy pindio), donde decimos adiós a la pista que sigue hacia Montabliz, y tomamos a la derecha, cruzando el arroyo.


La pista nos deja enganchar otra de mejor firme que sube desde Montabliz, y decimos adiós a la cuenca para ganar altura a mano derecha (en la foto la vemos a la izquierda)...


...e ignorando un ramal a la derecha en descenso, justo al entrar en el bosque encontramos una bifurcación donde tomamos a la derecha, en fuerte ascenso.


En la subida, ignoramos una cambera a mano derecha, y continuamos subiendo...


...y en cierto momento el camino parece que se divide en tres ramas, tomando la del medio, que mantiene un poco de altura.


Atravesamos así una bonita mata de hayedo, hasta que se bifurca, y tomamos a la izquierda, en fuerte ascenso...


...hasta que el camino termina al borde del hayedo, y giramos a la derecha...


...de manera que salimos a la Braña Puñagro, desde donde ya vemos la divisoria de aguas a la que vamos a subir, aunque hablando de agua primero podemos refrescarnos en su surtido y freso bebedero.


Atravesado unos metros de bosque, vemos el primer tramo de ladera que atacamos como mejor nos convenga...


...para luego seguir negociando la subida, acompañados por la derecha por el límite superior del hayedo.


El tramo final es más escabroso pero no tiene problema...


...y saldremos a una preciosa estampa sobre las cuencas del Hormigas y el Fuentes, con Los Tojos visibles a la derecha, y al fondo ya sistemas como Peña Sagra o Picos.


Giramos a la derecha y seguimos el cordal...


...y tras pasar una zona rocosa con resto de un murete, nos engancha por la izquierda un camino que viene del cordal sobre la Braña Lodar, y seguimos al frente.


Sin embargo vamos a tirar hacia Obios de manera más vaga, asi que cuando vemos un camino a la derecha, lo cogemos...


...y siguiendo la tónica de vagancia, en vez de seguirlo hasta su subida final al Portillo de Obios, lo seguimos unos metros por encima, por un sendero menos claro pero que confluye al portillo de manera más gradual.


Ganado el mismo, giramos a la derecha siguiendo el borde del pinar...


...y ya vemos al fondo la loma que vamos a ganar de camino al Pico de Obios.


En cuanto enganchamos una pista, giramos a la derecha, de camino al visible refugio del pico (en la foto al frente), en vez de seguir al frente a enganchar la pista hacia La Guarda y El Moral...


...hasta llegar el refugio de control de incendios, punto en el que giramos a la derecha.


Por esa mano baja un ramal de pista que gira luego a la izquierda a enganchar la pista del Moral citada, que baja hacia Pujayo, pero nosotros haremos un descenso más directo, y bajamos de frente viendo el viaducto de Montabliz en esa dirección...


...que no tiene mucho camino pero ningún problema, bajando hacia La Collada, donde ya nos acompaña por la izquierda el borde superior de un hayedo.


Avanzando por el cordal, encontraremos los restos de un chozo, y seguimos adelante...


...sin forzarnos a seguir la cresta, y usando sedos por la derecha del mismo cuando nos convenga.


Finalmente llegaremos a un punto donde ya el hayedo se interpone en nuestro camino, y podríamos bordearlo por la derecha hasta enlazar la pista pasando por Braña Cerrada...


...pero un sendero invita a mantener la dirección hasta meterse en mitad del bosque.


A mano izquierda veremos la huella de una cambera, que seguimos, con cuidado de no perder la bota...


...y antes de que termine de nuevo, vemos a la derecha terreno despejado, y giramos a ese lado...


...para alcanzar la mesetilla del Cobo, impresionante mirador sobre todo el valle.


Desde aquí toca buscarse la vida, primero girando a la izquierda, buscando la bajada por zona despejada, siguiendo el borde del hayedo (mejor dentro del mismo, ya que no encontraremos camino pero tampoco arbustos)...


...y cuando este termina bajando por un tramo de helechal donde seguimos la dirección.


En cierto momento parecen juntarse varios senderos o cuencas fósiles, ocupadas de maleza, y bajamos por ellas en una zona de avellanal, hasta que no sale a cuenta y giramos a la derecha...


...manteniendo altura para cruzar una zona de cajigos y arbustos, hasta que al poco enganchamos la ansiada pista, y buscamos un punto donde acceder a ella sin el problema del talud, y bajamos por ella a la izquierda.


Más abajo cruzaremos sobre el Vaocerezo, tras lo que rebasamos una manga de ganado...


...y llegamos a una bifurcación donde tomamos a la derecha, siguiendo en descenso el GR 71 hacia Pujayo.


Tras ignorar un ramal que se junta por la izquierda, cruzamos un paso canadiense tras lo que dejamos a la izquierda un caseto, y la pista se hormigona...


...de manera que entramos en Pujayo, y en la primera calle que veamos a la derecha, la tomamos...


...de manera que vemos una bajada a la derecha, por donde cruzamos sobre el arroyo y en unos metros tenemos ya el parque a la vista, cerrando el circuito.


Adjunto un archivo kmz, editado a partir del gpx original grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!