Autor Tema: GR 11 - Etapa 16 San Nicolás de Bujaruelo - Góriz  (Leído 1919 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 2202
GR 11 - Etapa 16 San Nicolás de Bujaruelo - Góriz
« en: 06 de Octubre de 2021, 17:39:36 pm »
La ruta parte del refugio de montaña de San Nicolás de Bujaruelo, para cruzar el puente románico y bajar la ribera izquierda del Ara por la Garganta de los Navarros, negociando con los a veces incómodos tramos de bosques de ribera, hasta rebasar el Puente de Los Abetos, que ignoramos (cruza el río a un cercano camping), y seguir hasta llegar al Puente de Santa Elena, donde nos cambiamos de ribera, y de escenario, ya que ahora el sendero gana altura por la otra mano, a veces agarrado a la roca tallada, hasta que enlazamos el camino que sube al Cebollar, por donde bajamos hasta dar vista a Torla, y bajando a enlazar la carretera al Puente de Los Navarros, adonde llegamos subiendo unos cientos de metros por la misma. Al llegar al puente, ignoramos las carreteras (una a Bujaruelo y otra a Ordesa), para pasar bajo el puente nuevo y bajar al cauce del Arazas, que cruzamos por el Puente de la Canaleta. Desde allí remontamos hasta enlazar los caminos que suben de Torla para seguir remontando la cuenca del Arazas, dejando a la izquierda la Cascada de Molinieto y entrando en el Turieto Bajo, donde rebasamos un caseto para emergencias, y dejamos otras dos cascadas a la izquierda, la Tamborrotera y la de Abetos. Ya sólo nos queda ignorar un puente a la izquierda, el de las Fuentes, y llegar a otro, que sí usaremos, el de los Cazadores, de manera que llegamos a la pradera de Ordesa. Desde aquí, toca pista por bosques, ganando altura lenta pero constantemente, dejando a la izquierda el Circo de Cotatuero, y más adelante pasamos al lado de la Cascada de Arripas y su puente homónimo, y dejamos a la derecha los accesos a la Cascada de la Cueva y la del Estrecho, pasando a un tramo de curvas que ganan altura por un hayedo donde encontramos otro caseto para emergencias, y salimos ya a un tramo abierto donde se va adivinando el impresionante Circo de Soaso, llegando a una fuente anterior a las gradas homónimas, y tras otro tramo, ya de sendero en subida, salimos al archiconocido circo, de donde seguimos adelante por un vial empedrado, que va superando por puentecillos varios arroyos laterales, hasta rebasar una pasarela metálica, que nos deja al lado del Refugio de Soaso. De aquí seguiremos el borde de la amplia cuenca de arroyo, que tras dejar a la izquierda una manga de ganado (Abrigo de Pastores), nos deja en la cascada de la Cola de Caballo. Una pasarela metálica nos deja cruzar el curso de agua y accedemos a la ladera a la derecha, donde tenemos la posibilidad de atajar escalando por la Clavijas de Soaso (no es parte del GR) o seguir por el zigzagueante y más seguro ascenso (antes del mismo nos enlaza la Senda de Los Cazadores y el acceso a la Faja Pelay). Una vez superado el tramo de ascenso, seguimos adelante y nos enlaza por la izquierda la subida de las clavijas, rebasando el rellano de la Majada Garcés, y tras un par de curvas donde ganamos altura, comienza el último tramo de subida, ya viendo alguna estructura anexa al refugio de Góriz, adonde llegamos para finalizar la etapa, siguiendo los rastros de sendero, por tramos alternos de roca y barro entre las manchas verdes.


De esta manera se recorren 24'89 kilómetros, con 1553 metros de desnivel acumulados positivos y 695 negativos, que se salvan en 7 horas a ritmo fuerte (número en dirección a Góriz).


Comenzamos a andar en el refugio de Bujaruelo, para cruzar el puente románico sobre el Ara, e inmediatamente cogemos a la derecha un sendero que sigue la ribera izquierda del río. Primero el firme es de roca pero nos introducimos en un bosque de pinos, donde encontramos una bifurcación, y tomamos a la derecha, en descenso, atravesando un cauce, tras lo que atravesamos una zona de pradera en compañía del tendido eléctrico. Cuando ésta acaba, cruzamos otro cauce con ayuda de una pasarela metálica (Barranco Gabieto), entrando en otro tramo de umbrío monte, y otra nueva pradería. Tras esta, entramos en un hayedo donde nos vamos acercando al cauce del Ara, por donde el camino se estrecha, y a veces complica, como en un punto donde tendremos ayuda de pasamanos de cuerda metálica, y luego en otro punto donde baja una lámina de agua sobre roca pelada, y debemos avanzar con cuidado de resbalar.


El sendero se estrecha pero sale ya de la cercanía del río, y atraviesa una larga faja de hayedo, donde se nos cruza algún barranquillo cuyo cauce se cruza sin problema alguno, hasta que se nos junta por la derecha un camino de un cercano puente que da acceso a un camping, siguiendo nosotros al frente. Poco después se allana y amplia el camino, entrando en zona mixta de haya y coníferas, tras lo que salimos a una pradería donde volvemos a acompañar al tendido eléctrico, tras lo que volvemos a zona mixta, donde seguimos el camino principal, ignorando senderillos a la izquierda. Al salir del bosque, alcanzamos de nuevo la ribera del río, pero evitamos un caudal lateral bordeándolo un poco por la izquierda y volviendo a seguir la ribera al momento, hasta enlazar la pista que sube a Bujaruelo, a la altura del Puente de Santa Elena.


No seguiremos la misma al frente sino que tomamos a la derecha, cruzando el puente, e inmediatamente tomando un sendero a la izquierda, por la ribera derecha del Ara. Tras superar un cauce que viene de una cascada a mano derecha, el sendero transita sin problema, hasta un punto donde se estrecha y agarra a la pared rocosa, donde tenemos un pasamanos de cuerda metálica. Después el camino mejora, y hasta parece calzada enchachada, pero todavía queda un punto que tiene que resolverse con pasarela metálica y pasamanos de cuerda. A partir de aquí se acaban las aventuras y el camino se vuelve más convencional, superando un cauce de barranco, y circulando hasta una bifurcación, donde tomamos a la izquierda (a la derecha sube al Collado del Cebollar). Ya vamos viendo la gigantesca cuenca del Arazas al fondo, e ignoramos un ramal a la izquierda, hacia un pradete, y poco más adelante, del mismo, se nos incorpora un ramal por la izquierda que ignoramos, siguiendo al frente. En cuanto damos vista a la zona de Torla, ignoramos nuevamente dos ramales de sendero que se juntan con el camino principal, y seguimos al frente, para comenzar el descenso, llegando a una bifurcación donde nos dejamos caer a la izquierda (al frente se baja a Torla por San Antón).


Tras perder altura rápidamente por una zona de pinos, salimos a un prado donde pasa la línea de alta tensión, y giramos a la derecha, encontrando un rocoso sendero en descenso, que nos deja en la A-135, que cogemos en ascenso. Al poco llegamos al Puente de Los Navarros (que no usamos, por peligro de derrumbe), y al llegar al inmediato cruce por el puente nuevo (a la derecha a Ordesa, a la izquierda a Bujaruelo), giramos a la izquierda y pasamos por debajo de la carretera, bajando por un claro camino que no abandonamos por ningún sendero lateral, ganando un poco de altura y bajando sin duda hasta el Puente de La Canaleta, sobre el río que vamos a remontar, el Arazas. Al otro lado, salimos a una bifurcación donde tomamos a la izquierda (a la derecha se baja hacia Torla), y subimos por una zona de coníferas, por sendero, ignorando lo que parece un ramal forestal a la izquierda. Seguiremos ganando altura por un tramo sin sombra entre los pinos, hasta una bifurcación donde tomamos a la izquierda (a la derecha, de nuevo, se baja a Torla). Al poco hay una nueva bifurcación, donde podemos elegir ir por Turieto Alto a la derecha, o como tenemos que elegir, a Turieto Bajo por la izquierda. El camino se arma, por encima de la Cascada Molinieto, y seguimos, ganando altura muy suavemente, ignorando un sendero que marcha a la izquierda, y rebasando un caseto abierto, hecho con troncos, que sirve como refugio de emergencia. Mientras avanzamos, ignoramos a la izquierda los dos accesos a la Cascada Tamborrotera. Poco después haremos lo mismo con el que baja a la Cascada de Abetos. Seguiremos fieles al camino, ignorando unos senderos a la izquierda, siendo los últimos un acceso a un puente (al lado del monumento a Briet) que nos deja en la carretera de Ordesa, al lado de la Casa de Oliván. Seguimos adelante y el camino sale del hayedo y avanza por un tramo de ribera, donde encontramos otro puente, el de Las Fuentes, a la izquierda, que ignoramos.


Así, al poco, salimos a una zona de pradillo por cuya derecha nos enlaza, discreto, el ramal de camino que venía por Turieto Alto, al que hacemos caso omiso para seguir al frente. El camino se ensancha, atravesando las praderas de Laña Caballo y a ratos nos deja ver al fondo el cañón que va hacia Soaso, y a la izquierda intuimos el Circo de Cotatuero, hasta llegar a un cruce de caminos donde, ignorando un circuito de cascadas al frente, y la Senda de Los Cazadores a la derecha, tomamos a la izquierda para cruzar el Puente de Los Cazadores, y seguir el camino adaptado hasta el parking de Ordesa, donde en cuanto veamos coches, giramos por una pista a mano derecha. La pista no tiene duda, llegando a un punto (Virgen del Pilar) donde a la izquierda marcha el camino a Cotatuero, que ignoramos para seguir el ramal principal al frente, atravesando zonas de bosquecillo mixto y varios cauces de arroyos encauzados bajo el camino, hasta rebasar una zona de pradería de la Laña Sarratieto. Llegaremos a un cruce donde a la derecha queda el Puente de Cotatuero, que ignoramos para seguir al frente y cruzar el cauce del Barranco de Las Ollas, sobre una placa de cemento. La pista da un par de curvas, quedando a la derecha la Cascada de Arripas (y el Mirador del Bucardo se ve al otro lado del río), y a la izquierda una fuente con muy poco caudal aprovechable. Mientras subimos, ignoramos un ramal a la derecha que se dirige a las Cascadas de la Cueva y del Estrecho, y seguimos en ascenso a la izquierda, ignorando atajos en las curvas de la pista principal.


Seguimos ganando altura, ignorando varios ramales de caminos a la derecha que van a miradores de cascadas, y la pista da curvas y contracurvas por el hayedo, dejando a la derecha un caseto de troncos para emergencias, similar al de Turieto Bajo, tras lo que ignoramos un sendero a la izquierda que se dirige a Cotatuero. La pista equilibra pendiente y atraviesa un tramo de media galería excavada en la roca, y salimos a cruzar el Barranco Tobacor, que tiene una pasarela para cuando hay mucho caudal. A partir de aquí salimos a zona despejada, lo que va anunciando el final de la pista, el paso por una fuente bien surtida, y el comienzo de un camino que irá ganando altura y luego dando curvas al lado de los saltos de agua de Las Gradas de Soaso, donde pasamos por el Meridiano Cero de Greenwich. Al acabar la subida, salimos al impresionante Circo de Soaso, por donde vamos a avanzar al principio por un camino empedrado moderno, para proteger el pastizal de la erosión. Por él atravesamos un par de puentes sobre arroyos, y finalmente una pasarela metálica, tras la que acaba el camino artificial, y a la izquierda vemos el refugio para emergencias del Abrigo de Soaso.


El camino continúa claro al frente, bordeando el caudal seco que baja de la archifamosa Cola de Caballo, y que no cruzamos en ningún momento, pasando al lado de una manga de ganado que queda a la izquierda (Abrigo de Pastores), y llegando hasta la base de la cascada, por donde una pasarela metálica nos deja cruzar el arroyo. Al otro lado se nos presenta la bifurcación donde a la izquierda se sube a las Clavijas de Soaso, atajo no oficial ni marcado donde podemos ahorrar tiempo en la subida pero tendremos que hacer escalada, así que seguimos un poco la ribera a la derecha, llegando a otra bifurcación donde a la derecha podemos ir a la Senda de Los Cazadores y la Faja Pelay, o subir a la izquierda, que es nuestra opción hacia el cada vez más cercano refugio de Góriz. El terreno está erosionado, pero no tenemos más que seguir subiendo en curvas (ignorando en las primeras un enlace a la derecha hacia Pelay y Cazadores), hasta que un tramo con escalones nos deja salir al rellano herboso de la Majada Garcés, por onde avanzamos sin duda al frente, y por donde se nos junta al poco el sendero que sube de las Clavijas por la izquierda, y que ignoramos.


Ahora ya queda el tramo último, donde subimos el claro sendero a la derecha de la majada, dando una curva y luego otra para recuperar la dirección de ascenso, que vamos a mantener ya todo el rato hacia Góriz. Ya no queda más que ir rebasando los tramos de barro entre el herbazal y zonas rocosas con clara huella, donde sin ninguna dudad avanzamos siempre al frente en ascenso, hasta llegar al refugio, bajo la mole de Marboré y el Monte Perdido, y con el impresionante circo glaciar de Góriz a la izquierda.


Ahí van unas fotos de la jornada:






















































Adjunto un archivo kmz, editado a partir del gpx original, grabado con un Garmin Oregon 550. Un saludo!