Autor Tema: El despropósito del GR 123, especialmente en la frontera cántabra y burgalesa  (Leído 509 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado farodelcaballo

  • Usuario H
  • *****
  • Mensajes: 2200
Hay una foto en casa de mis padres. Debe ser de finales de los 80, principios de los 90. Estoy con cara de circunstancias, debajo de la cima de la Peña Las Minas o Peña El Moro. Hay otra del mismo día en la cima, sentado y con la misma cara, cansado y algo borracho de la niebla, pero la que me interesa es la fotografía anterior. Porque se ve un poste, con pintura roja y blanca, que indica que estoy en el trazado del GR 123. No sé la ruta que hicimos pero supongo que subiría con mi padre desde Ramales. Lo que si sé es que es la primera vez que pasaba por un sendero GR y veía esas marcas.


Tuvieron que pasar unos 25 años hasta que volví a pisar ese GR, cuando exploraba la divisoria de Rasines con Carranza, y volví a recordar las marcas y el número, el 123. Y empezó la investigación y la búsqueda de información. Encontré el blog de Bicipoli (con muchos puntos en los que no seguía el trazado oficial) y sobre todo lo que publicó en su momento el Club de Montaña Ganguren http://www.gangurenmt.net/index.php?option=com_content&view=article&id=83&Itemid=37&lang=es-ES 

En la actualidad el marcado es totalmente fósil y en algunos puntos no se puede ni saber por dónde iba, hasta el punto de que la Federación Vizcaína de Montaña no tiene documentación ni tracks del trazado original. Y digo original, porque en 2012 la Diputación Foral de Vizcaya asume el actualizar el sendero, con modificaciones de trazado, y ahora mismo, en la divisoria con Cantabria y la parte burgalesa por Ordunte no hay apenas nada marcado, algo que no se entiende desde un enfoque de sendero GR, que tiene que estar homologado por una federación de montaña, pero la DFV ya tiene anunciados todos los tramos y colgados los tracks, de manera que el senderista que se enfrenta al camino se va a encontrar con muchas trampas: zonas sin marcar, zonas marcadas con el nuevo trazado, marcas antiguas en diverso estado de deterioro. Los post sobre las etapas de frontera cántabra (y burgalesa), de Musques a Trucíos, de Trucíos a Carranza, de Carranza al Puerto de Ubal, de Ubal a Montija, y de Montija a Valmaseda han sido un intento de que el antiguo camino perdure en la memoria, de cara a cuando se realice el nuevo.

Aquí dejo los enlaces de las etapas antiguas que recorren la frontera con Cantabria, realizadas a finales de 2018:
GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E1 - Montija -Balmaseda
http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=6445.0   
No encontraremos nada de señalización hasta el Zalama -luego poco y confuso- , y la divisoria tenía marcas antiguas y también señalización del PR-BI 122, deshomologado y que no sigue al GR, lo que puede dar lugar a confusión, además de que en la zona de Pandozales existe otro GR, el 281).  En zona Armañon y zona Ordunte, hay paneles de respectivos parques (pero no exclusivos del GR), con vistoso formato y muy interesante toponimia, pero que indican las etapas nuevas, que no existen salvo sobre el papel, y que indican rutas sin marcar, además de los PR de la zona, que en el caso del 122 está deshomologado. Hasta los colores de los GR y PR están cruzados.

GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E17 – Musques - Trucíos   
http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=6458.0
En el caso de la zona de Las Muñecas hay marcado nuevo –con varios cruces sin marcar-  aunque coexisten marcas viejas y hasta un poste antiguo en las laderas del Mello. Además hay muchas marcas en corteza de eucalipto, en el suelo (no se debe marcar en este tipo de especies), y alguna estaquillas en La Rabuda con dos marcas diferentes, alguna en tamaño no homologado. Además hay un poste antiguo que indica subida a Mello, algo que supuestamente no contempla el trazado nuevo. A partir de Las Muñecas, la nada. Solo queda señalización antigua, casi fosilizada, y desde Artatxo hasta Campolaherrera no hay nada, y allí lo que hay es indicación vieja a Gordon, hasta donde llegaremos con suerte ya que no hay nada de señales


GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E18 - Trucíos – Molinar (Carranza)
http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=6459.0   
De Trucios se sube bien a Cueto (aunque queda alguna marca de la vieja en la carretera) y hacia Armañon está marcado pero hay dos cruces sin nada que puedes acabar en La Lama, y además hay dos postes que señalan el itinerario europeo E9, que no pasa por aquí. La divisoria está bien y se llega a Pozalagua, donde hay unos cruces sin marcar y postes con indicaciones extrañas en dirección y kilometraje, además de cruces a La Zoja sin marcar, y una derivación a Ranero indicada pero no marcada. Para rematar no se han retirado las señales viejas por la otra mano de la cantera, y se ha tratado de borrar las que hay en la carretera a Ranero, con desigual resultado. Al enlazar la general te dice que a Lanestosa 13 km y se acabó. Ni señal a derecha ni izquierda ni se ve nada en el balneario.
   
GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E19 - Molinar (Carranza) - Puerto de Ubal
http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=6462.0   
En el caso particular de esta etapa, no hay marcado nuevo ninguno, y la subida a la zona de Matienzo apenas tiene marcado viejo visible, y sí unas zarzas que necesitan espada laser y garrapatas de tamaño cerdo vietnamita adulto; de ahí la subida hacia el Mazo apenas tiene nada y se confunde uno en los cruces, o en los senderos se enzarza, y al llegar a la cima del Mazo –antes hay una marca de PR, hay que joderse- comienza un descenso vertiginoso y con cierto peligro, pero muy bien marcado si es que encontramos su inicio, y al llegar a la entrada hacia el Valle del Silencio debemos estar al loro para retomar la dirección hacia El Moro, adonde llegamos sin problemas de marcados, incluso con un poste viejo que indica el ascenso….pero mucho ojo, que las marcas parecen indicar que bajemos directamente de la cima hacia La Pared, cosa peligrosa a tope; si volvemos al poste y seguimos la calzadilla, tendremos que estar atentos a dejarla antes de bajar hacia La Pared o Lanestosa, ya que hay puntos rojos que pueden engañar, y realmente hay que pasar a la estabulación de Conino Lagua, y coger una pista, que sin marca alguna, nos dejará en la carretera del Puerto de Ubal, donde aparece de la nada un poste viejo que nos dice que tiremos a Ubal; resumiendo, un despropósito de marcado, con mil sitios para perderse aunque curiosamente marcado en donde peor y más peligroso está, especialmente para tobillos, tibias y peronés).

GR 123 – Vuelta a Vizcaya (vieja) E20 – Puerto de Ubal - San Pelayo
http://www.rutasytracks.com/foros/index.php?topic=6447.0
En el caso de esta etapa no encontraremos apenas marcas de las antiguas -sólo algo en el hayedo de Celaria, innecesarias al seguir la pista- o algún poste, sumado a información de las etapas nuevas en la cartelería de la ZEC Ordunte, donde se informa del trazado nuevo, inexistente en toda la cuenca y cabecera del Calera. Ninguna señalización del GR en Las Arroturas o Arreturas. Un panel del ZEC Ordunte donde se señala el trazado nuevo del GR 123 que como hemos comentado es una fantasía a día de hoy, con los colores cambiados, así como indicaciones del PR-BI 122 (que no está homologado, pero sí marcado aunque sin panel propio, pasa varias canales resbaladizas y peligrosas si hay lluvia -yo pasé una vez calado hasta el pecho por una de ellas-, hay varias zonas donde no se ve el sendero de la hojarasca, sitios donde meter la bota hasta la pantorrilla y perderla si es zapatilla, con zonas confusas sin marcado ninguno, o indicaciones para cogerlas con pinzas, como que en todo momento se nombre Lanzas Agudas, que no forma parte del trazado según el panel -que ya indica mal la subida a Celaria como a derecho por Porciles hasta el comedero de buitres-, o la subida a Los Guardas y luego se dice que al Espino, sin indicación y con una marca de SL que no sabes de donde ha salido...y con un marcado que desaparece totalmente en Los Frailes, dejándote vendido en una zona de hayedo bien pindio). Subiendo hacia la Celaria, en el hayedo hay marcado viejo, aunque innecesario porque no hay nada que hacer salvo seguir la pista. Desde Salduero el marcado desaparece totalmente. En el Espino, una marca aislada en una losa, que no se sabe si dice de ir por pista, o seguir el sendero de divisoria. En el Portillo del Medio, lamas en poste del PR-BI 122 donde se indica GR 123 hacia Zalama y Los Tornos (algo que es como hablar de unicornios...no existen), e indicación a Balguerri y Colisa. Sin marca alguna llegamos al Portillo La Brena, donde no hay nada, ni en los cruces de pistas del lado burgalés, ni en la subida al Balguerri. Sólo postes más abajo del PR-BI 122 donde se indica que arriba hay "acceso" al GR 123...lo que hace suponer que no transita desde Lanzas Agudas sino que se accede arriba al GR.


Toca hablar del tema del territorio, y es que el tema del 123 se las trae, pues aparte de la señalización antigua, desperdigada por toda la frontera vasco-cántabra, puede seguir observándose en la zona oriental de Cantabria, penetrando en territorio vasco aquí y allá, como en la zona del Picón del Carlista, de la Peña el Moro, y demás sitios, aunque en general tratando de seguir la frontera, y penetrando lo justo. Pero como ya hemos indicado en 2012, la Diputación Foral de Vizcaya, con poco conocimiento de cómo se hace un sendero homologado (y si no la colaboración, al menos la connivencia de la Federacion Vizcaina de Montaña), se lanza a un proyecto https://www.bizkaia.eus/home2/Temas/DetalleTema.asp?Tem_Codigo=10774&Idioma=CA de cambio y mejora del sendero. Ahora hay que parar y mirar el año, 2012. Después de una larga historia judicial con problemas de límites entre Guriezo y Trucíos, ya se fijó expediente de deslinde en 2003, y el IGN ya tenía en 2011 preparado el amojonado, que finalmente se hizo en 2013. Por entre medias, y posteriormente, sentencias de la Audiencia Nacional y del Supremo, en 2005, 2013 y 2018, todas avalando este amojonado y deslinde, que podemos ver en la imagen. Como vemos en él, Agüera y las aguas vertientes pertenecen a Guriezo, por lo que desde el Vetayo es territorio cántabro.


¿En qué afecta esto al GR 123? Pues en que el trazado nuevo, que se dirige casi al Ventoso para bajar a Agüera de Guriezo, cruzar el río y dirigirse a Basinagre, atraviesa territorio cántabro, sin necesidad alguna de ello, ya que el trazado antiguo (del que queda marcado) iba algo más allá del Vetayo y bajaba a Gordón. Sabiendo como se sabía que esto iba a acabar dando la razón a Guriezo, el marcado de la nueva variante parece bastante poco lógico, por decirlo suavemente.


Y ahí no acaba la cosa. Parte de este proyecto de la diputación es hacer otra variante en la zona de Lanestosa, y en vez de seguir por el Puerto de Ubal hacia Las Arreturas y subir a Salduero, pretende bajar a Lanestosa y seguir el Calera hasta pasar a la localidad sobana de El Prado, subiendo al puerto cántabro de Los Tornos, y hacer cima en el Zalama, que se comparte entre Vizcaya, Burgos y Cantabria. De momento los esfuerzos se han centrado en todo el trazado de costa cantábrica, y la frontera cántabra ha quedado muy abandonada, pero ahí sigue un proyecto extraño, que no respeta la normativa FEDME de senderos homologados, y que no ha contado con la FCDME para un trazado que se mete en otra comunidad autónoma.


Este trazado nuevo perdería la esencia de Vuelta a Vizcaya, ya que atravesaría directamente territorio de Cantabria. Lo lógico sería, si bajara a Lanestosa y Calera del Prado, que vuelva a enganchar la divisoria por el Arroyo los Guindos hacia Las Arreturas, o por el Sedo y La Mesada a la cabecera del Pozo Negro y subiendo a Rebedules, o simplemente por la pista de Arreturas a Salduero, como lo hacía en el pasado (pasado en el que hacia una ilógica bajada a Montija desde el Zalama, perdiendo la frontera vizcaína) y que en la zona de Salduero dejara indicada una derivación hacia el Refugio de Gumadernia (que está bien reformado, tiene una fuente bien surtida cerca, y se podría dotar con algo de mobiliario) y la cumbre del Zalama, donde confluyen Burgos, Vizcaya y Cantabria. Igualmente lo lógico sería no ir hacia Ventoso desde Vetayo y luego bajar a Agüera de Guriezo, sino bajar por Gordón a Trucíos como se hacia en el pasado.

Se da la circunstancia de que recientemente se ha aprobado el Decreto de Senderos de Cantabria, con lo que ahora cualquier recorrido de senderismo a marcar en esa comunidad debe ser autorizado por diversas consejerías, lideradas por la de Deporte, y cualquier actuación al margen de las mismas y de la FCDME conllevarán sanciones por motivos de seguridad en base al régimen sancionador de la Ley 2/2000, de 3 de julio, del Deporte de Cantabria.

Más info en https://boc.cantabria.es/boces/verAnuncioAction.do?idAnuBlob=360333

Puede extrañar que se hable de "motivos de seguridad" en el entorno natural. Quizás un montañero piense que el medio natural es peligroso, y que cada cual asume sus capacidades y asume riesgos. Pero eso no es un sendero homologado, que es apto para cualquier persona. Y es que, a efectos legales, en toda España, el sendero homologado tiene entidad de "instalación deportiva". Si pensamos en un pabellón cubierto, quizás veamos más claro el asunto. Lo mismo que no sería normal tener un pabellón con la cubierta a punto de caerse, con agujeros en las paredes o problemas en la instalación eléctrica...no es de recibo tener un sendero homologado sin mantenimiento, con señalización desaparecida o en mal estado, o con deficiencias en pasarelas. Cuando se cae un polideportivo se lleva la gente las manos a la cabeza y pide responsabilidades al ayuntamiento de turno. En montaña, alguien tiene un accidente en un sendero homologado y debería ser similar....pero parece ya normal pensar que es que era la naturaleza, que es culpa del accidentado, y a otra cosa.

Y finalmente toca hablar de cómo se hace un GR, que es un sendero homologado de gran recorrido. Cuando se hace un sendero homologado, la cosa no va de que se usan las marcas, se pinta un sendero, y luego viene la Federación de Montaña y te lo homologa. No, la cosa es que, en líneas generales, y en casi todas las comunidades autónomas, el promotor presenta el proyecto a la federación, y esta le indica las deficiencias a subsanar. Una vez lo tiene en orden, se le autoriza a ejecutarlo en un plazo determinado, y cuando lo termina la federación lo revisa y da el visto bueno a su homologación, o en caso contrario, se le da un plazo para subsanar deficiencias. Si no cumple plazos o no soluciona deficiencias, el promotor debe retirar la señalización. Además está obligado a realizar un mantenimiento periódico del sendero, que deberá ser revisado de nuevo por la federación al cabo de unos años. Esto es sumamente importante, ya que inaugurar es fácil, pero conservar y mantener no parece serlo, y un sendero en mal estado es muy peligroso.

La teoría, como vemos, es clara. La práctica, ya no tanto. En el caso que hablamos, del 123, tenemos el DECRETO 79/1996, de 16 de abril, sobre ordenación y normalización del senderismo en la Comunidad Autónoma del País Vasco, donde los órganos forales tienen la competencia de autorización de recorridos de senderismo y supervisión de los proyectos de senderismo. Y las respectivas federaciones se encargan de la homologación de recorridos de senderismo. ¿Y qué pasa? Que la administración suele ser muy estricta a la hora de pedir a los ciudadanos el cumplimiento de las normas, pero cuando toca aplicárselo a sí misma, ya es otro cantar. Así llevamos desde 2012 con este proyecto, marcado a trozos, y sólo está medianamente bien llevado en la costa desde Guipúzcoa hasta Bakio. Lo demás…igual para 2035, que entonces lo que ahora está bien, a saber cómo andará. Esto es como si das un permiso para una obra, inauguran el edificio, pero sólo han hecho dos plantas, y el ascensor para en todas, y viene indicado qué hay en cada planta, pero si sales te caes.  Imagina que vas a Fuenterrabia y coges una carretera en obras, con tramos nuevos y otros sin asfalto, sin que ponga nada en los cruces de acceso, que tenga señalización vieja, luego nueva, luego nada. Pero que la obra haya sido inaugurada, que ponga Fuenterrabia 30 kilómetros, pero que luego no hay manera de llegar salvo que conozcas donde girar. Pues eso es el GR 123. Se debería haber proyectado, autorizado, y ejecutado…y ahora mismo está como está. Eso sí, entras en https://web.bizkaia.eus/es/gr123 y una bonita web a todo color te da tracks de las etapas, aunque no estén marcadas ni nada. Un puto despropósito, repito, ejecutado por una administración pública, saltándose sus normas.

 Y podríamos pensar, bueno, cualquiera se puede descargar el track y seguirlo ¿no? Pues no. Rotundamente no.  Un GR no va de gente habituada con un GPS con el track adecuado. Es un sendero autoguiado, finalizable con seguridad por gente sin experiencia, formación ni equipo especial. Cuando te pones a andar por un GR bien hecho, sólo necesitas tiempo y ganas de disfrutar. Si tienes que tener un GPS o un móvil, mal vamos. Porque, y ese es otra variable a tener en cuenta, las pilas se agotan, la cobertura falla, y al final un buen proyecto bien marcado es lo único que dista entre una bonita jornada, y una llamada al 112.

En cuanto al GPS el uso está extendido pero no todos los senderistas lo llevan. He hecho varios cientos de estos senderos y he visto de todo: GPS pepino con alguien preparado e informado, track en el móvil, GPS viejo o que no sabían manejarlo, mapa y lápiz, impresión de un blog, nada de nada... y he visto problemas de todo tipo: track equivocado bajado de Wikiloc, pilas gastadas o pantalla que no responde, marcado que desorienta y llaman al 112... Cada cual lo encara de manera diferente. De hecho, el caso de etapa por etapa, no es para lo que está pensado un GR, que se entiende como algo continuo en lo que andar varias jornadas, y debe estar diseñado con cuidado para los inicios y finales de etapa. Hay cosas como el GR 11 o e GRl 99 que cuesta sacar tiempo para hacerlo del tirón, pero en cosas de hasta 200 kilómetros yo encuentro gente que lo acomete completo, y alrededor de la mitad con topoguia o mapa IGN...o el teléfono de los albergues y punto.

Estamos en la época de la tecnología y todo dios tiene GPS o smartphone...o no. Mucha gente llega a un sendero homologado sin ninguno de los dos, porque se entiende que ya hay marcado e información que te aseguran el terminarlo sin problemas ni necesidad de nada (así tiene que ser según la normativa de senderos homologados). Si a mitad de jornada el marcado te deja vendido...pues la hemos cagado bien cagada. Luego empiezan los problemas, las llamadas al 112 o los accidentes. Cuando se va al monte hay que ir preparado, pero cuando se va a un PR o un GR el que ha tenido que prepararse es el promotor (bien supervisado y autorizado por una federación).

Quiero dejar claro que no culpo a la Federación de Montaña de Vizcaya, que dan toda la información que pueden (de la antigua no, que no tenían nada, es de la época analógica). Sé lo que es el trabajo federativo y es brutal. No sé cómo va en esa  federación pero en la mayoría no se cobra un duro y se curra lo que no está escrito. Cuando vas al monte ni tan mal, pero luego en casa acabas de mapas, de normativa y de los promotores hasta la coronilla.  Ahora, tengo claro que yo hubiera levantado la voz, y señalado al culpable si de mí dependiera, porque el tema es grave, y no es normal la manera de comportarse de la administración.

Otro actor implicado es la FEDME. Las marcas rojas y blancas (GR), amarillas y blancas (PR) y verdes y blancas (SL, no se homologan ya en algunas comunidades) son propiedad de la FEDME, registradas como tal en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Si decides llamar a tu hostal Meliá Tours Hostel Bilbao, tendrás una carta de un abogado un día de estos. Si decides montar una guardería y la pintas con personajes de Disney, tendrás una carta de un abogado un día de estos. Si decides usar las marcas de la FEDME….no pasa nada. Hay decenas de ejemplos de promotores que usurpan marcado federativo, en algunos casos como éste con Diputación Foral de Vizcaya, o por poner otro ejemplo con Parque Nacional de Picos de Europa (que han marcado senderos de manera ilegal, y en alguno ya han sucedido dos muertes), no pasa nada. A los Técnicos de Senderos se les recalca la normativa en los cursos, pero a la hora de llamar a la FEDME para informar de que hay usurpaciones y que lo denuncien, no hacen nada. Hacer valer sus derechos y llamar a un abogado está fuera totalmente de su cabeza. Con lo que los promotores pasan de todo, y hacen los proyectos al margen de la ley, porque, total, no va a pasar nada.

En USA se denuncia todo, aquí nada, y así nos va. España, el país del millón de leyes, que nadie cumple, y donde se persigue al robagallinas, pero se pasa de todo. Si aquí se perdiera alguien en un PR y se denunciará a promotor por negligencia y a FEDME por dejación, otro gallo nos cantaría. Bueno, si se denunciará varias veces. Recuerdo que se denunció al PNPE por el sendero de lagos y tuvieron que pagar indemnización, pero ahí siguen 35 PR como el culo, pasándose normativa nacional y autonómica por el forro, y con muertes, varias, y no pasa nada.

Y no es que encima el promotor se  esconda, es que lo publicita. Un GR que está marcado a parchazos, a tramos sí, a tramos no, a tramos de todo Eso es poner trampas al senderista. Que sea un proyecto no significa que se puedan tardar años en terminarlo, ni que se puedan terminar trozos de tramos, ni que cuando se hagan esos trozos no se haga como se debe. El ejemplo claro es el tramo de Trucíos a Carranza: sin paneles informativos, con cruces sin señalizar, coincidencias con PR sin señalizar adecuadamente...todo eso ya lo hace no homologable (y ya he explicado que primero se homologa y luego se marca). Entiendo que se da cierta maniobra a la DFV, pero es que eso, con el 2023 a la vuelta de la esquina, es de traca. Si no hay pasta, que no se haga. Si se hace, que se haga bien. Han pasado 10 años y nadie que no sea conocedor de la zona puede hacer la divisoria cántabra sin perderse. No es criticar, es observar un hecho.  Cuando se hacen las cosas sentado en un despacho, cuando no hay un Técnico de Senderos al mando...salen CHAPUZAS. Y el pato (además de los postes, que ya estarán cobrados) lo paga el senderista.

Un saludo!
« Última modificación: 14 de Septiembre de 2022, 17:01:13 pm por farodelcaballo »