Autor Tema: Salas de los Infantes a las tenadas de Cuestalomo por Castrovido (Burgos)  (Leído 629 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Cachoperro

  • Usuario Junior
  • **
  • Mensajes: 79
Salas de los Infantes a las tenadas de Cuestalomo por Castrovido (Burgos)
« en: 30 de Septiembre de 2012, 18:06:00 pm »
Distancia aprox.: 13 km.
Duración aprox: 3h 40 minutos
Desnivel: 170 m
 

Se inicia la ruta en Salas de los Infantes, ciudad fundada en el año 974 por Gonzalo Gustios bajo mandato del conde Fernán González a fin de controlar el paso de las huestes de Almanzor por el corredor natural del Arlanza. En el origen histórico de esta fundación y estos personajes se enmarca la tradición y leyenda de los siete Infantes de Lara, hijos de Gustios y muertos por los moros mediante una traición protagonizada por Doña Lambra.

En Salas de los Infantes tendremos ocasión de descubrir sus viviendas más tradicionales, rematadas por las chimeneas encestadas, y podremos aprovisionarnos de sus afamados embutidos. A visitar las iglesias de Santa María y Santa Cecilia, así como el museo de Arqueología y Paleontología, de próxima inauguración.
 Partimos hacia Castrovido por la calle La Fuente, situada al norte del pueblo. Desde ésta se enlaza sin desvíos con el llamado camino de Castrovido, paralelo a un viejo cauce de irrigación y, un poco más adelante, al propio río Arlanza. Este es un atractivo paseo, muy frecuentado por los salenses. Después de caminar un kilómetro pasaremos por el vértice geodésico de "El Castro", topónimo empleado para señalar los emplazamientos defensivos de los primitivos pobladores del valle del Arlanza. Se piensa que éste fue utilizado en la segunda edad del Hierro y más tarde por los romanos, ya que a sus pies pasaba la vía Clunia-Tritium-Magallum.

 Ya en Castrovido observaremos su patrimonio arquitectónico tradicional, muy bien conservado, y su torre defensiva, hoy día en grave peligro de derrumbe. recientemente se ha creado en la zona una asociación de migos del castillo de Castrovido que lucha para consolidar los restos de este bastión, originalmente edificado en el siglo X. A la entrada del pueblo se encuentra un puente romano sobre el Arlanza de considerables dimensiones.

 Volviendo al recorrido, salimos por la calle de San Martín tomando el camino que pasa junto a la iglesia, que nos llevará monte arriba a las tenadas de Rosellana y Peñas Crespas. Nada más salir dejaremos a nuestra izquierda una nave ganadera y a pocos metros nos toparemos con una bifurcación donde continuaremos por el camino de la izquierda.

 Ya en el alto, delante de un pinar joven, están las tenadas. Responden al modelo tradicional, de piedra, madera y teja árabe. Actualmente se siguen utilizando por los ganaderos de la zona. Justo al pie de las tenadas aparece una pista que seguiremos hacia la derecha. Al llegar al fondo del valle varía el rumbo hacia el oeste (hacia Salas). Después de caminar unos metros, la abandonaremos por un camino que surge a la izquierda y que discurre por una zona de prados. Éste desemboca en otro por el que, hacia la izquierda, llegaremos a las tenadas de Costalomo, y por la derecha a Salas, conectando de nuevo con la pista anterior.